Alicia Sanz: “Hay que tenerlos bien puestos para estar aquí”

by Rocio Ayuso March 29, 2017
Actress Alicia Sanz

getty images

La revista Variety ha descrito a Alicia Sanz como lo mejor que España ha exportado nunca, entre las diez latinas a las que hay que echar el ojo.  En Hollywood la cofunden con una joven Penélope Cruz. Y la nacida en Ceuta en 1988 lo recibe todo como un halago, todavía sin creerse lo que ella misma se ha labrado. En España no le faltó nunca trabajo con series como La pecera de Eva, Gavilanes y Bandolera. Pero Hollywood era su meta, un sueño para el que no la detuvo ni su desconocimiento del idioma. Y Hollywood la ha recibido con los brazos abiertos, primero trabajando a las órdenes de Robert Rodríguez en From Dusk Till Dawn: The Series, y ahora parte de Shots Fired, la nueva apuesta televisiva de la cadena Fox centrada en la historia de un tiroteo en el que un policía negro dispara sobre un joven blanco en una pequeña localidad de Carolina del Norte. Una serie cargada de tensión racial donde Sanz interpreta a Paula Games, la rival de uno de los protagonistas con un arco que se extiende a lo largo de esta serie coral.

¿Cómo se siente rodando en Estados Unidos?

-Fue muy fuerte porque imagínate, con Jonathan Demme como director y ahí, junto a Helen Hunt y Stephen Moyer no me lo podía creer. ¿Cómo he llegado hasta aquí? Y por otro lado Shots Fired es el tipo de proyecto en el que quiero estar involucrada. Desde que lo leí hace un año y medio sentí esa cosa en el estómago que me decía que lo tenía que hacer. Está muy bien escrito y cuenta lo que está pasando en América ahora mismo, el racismo que estamos viendo con el presidente que tenemos ahora. Es un honor estar involucrado en un proyecto que la gente tiene que ver.

¿Es una experiencia muy diferente a la de rodar en España?

_ Al actor se le cuida mucho más en Estados Unidos. Estamos muy protegidos en todos los sentidos. Hay un equipo mucho más grande, un manager, un agente, un publicista. Mucha más gente trabajando a tu alrededor. Hay más dinero.

¿Algún parecido con La La Land?

_Hay mucho de verdad aunque lo pintan más romántico de lo que es. Aquí tengo tres o cuatro audiciones a la semana y el nivel es muy bestia. En España te tratan con más delicadeza. Aquí es muy frio. Lees una vez y punto. Llega a ser muy mecánico y a mi, a día de hoy, me cuesta. Te deja una sensación de vacío cuando sales que te tienes que volver a llenar de ti.

¿Cómo? ¿De qué forma recarga las pilas?

_ Mi rutina es hacer montaña, yoga y meditación. Es mi “happy place”. Lo necesito porque en esta ciudad te puedes perder un poco si no te centras. Y a España voy dos veces al año seguro.

¿Alguna vez se arrepiente de haberse lanzado a esta aventura?

_ Vine a ver a un amigo, como regalo de cumpleaños y sin ninguna expectativa. Los Angeles y Hollywood eran algo muy lejano. Pero conseguí agente y todo fue muy fluido y vi que era algo que podía ser posible. Hacer mi realidad el sueño de trabajar aquí. Además el visado me llegó el día de mi cumpleaños. Eso debe de significar algo. Ahora mi base está aquí y si paso mucho tiempo fuera lo echo de menos.

Existe una nueva ola de actores españoles aterrizando en Hollywood. ¿A qué se cree que es debido?

_ Ahora la gente lo ve como algo que puede pasar. Yo soy la primera. Requiere mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho enfoque y talento, claro, pero pasa.  La gente se piensa que todo es mucho más rápido. Y yo llevo enviando cintas en Estados Unidos desde hace cuatro años. Entonces ni hablaba inglés. Pero cada vez somos más. Me llaman mucho, ‘¿Ali, cuál es el camino?’ Y yo necesito ese tipo de manada a mi alrededor. Hay que tenerlos bien puestos para estar aquí. Puedes tener un golpe de suerte y que te salga una peli súper puntera pero lo difícil luego es mantenerte.

¿Ayuda lo de ser la latina del año?

_  Acabo de firmar con CAA, la agencia número uno a nivel mundial. Pero simplemente es un empujoncito para trabajar incluso más porque también es más presión. Como lo hagas mal, estás jodido. Es un empujoncito para dar lo mejor de mi.