Anele Onyekwere pone la nota española a la música de "La La Land"

by Rocio Ayuso May 26, 2017
Sound editor Anele Onyekwere Gómez

hfpa/rocio ayuso

Tras batir el récord del mayor número de Globos de Oro conseguidos por una sola película, La La Land devuelve ahora su energía a la ciudad de sus sueños: Los Angeles. Para ello Lionsgate han organizado un concierto en directo de su película en el corazón de la ciudad de las estrellas, el afamado Hollywood Bowl. Su compositor, Justin Hurwitz, se encargará de dirigir la orquesta en este híbrido de música e imágenes en vivo donde solo faltarán Emma Stone, Ryan Gosling y John Legend, cuyas voces se escucharán en la grabación hecha para la película. Sin embargo Anele Onyekwere Gómez disfrutará de la experiencia en persona. El único español de este filme entró de refuerzo para hacer posible el montaje musical de esta cinta. Nacido en Baza (Granada, España) hace 39 años, de padre nigeriano y madre andaluza, desde los siete sabía lo que quería. “Por Reyes me regalaron unos patines y una guitarra. Los patines duraron un rato. La guitarra, hasta hoy”, asegura ahora que ha hecho de Hollywood su residencia permanente.

¿Cómo llegó a formar parte de La La Land?

_ Entré de refuerzo en un momento de gran intensidad, adaptando la música a las secuencias, clavando las tomas vocales. Y cuando vi el primer corte de la cinta se me cayeron unos lagrimones que no veas porque era un poco mi propia historia. Lo único que la mía, con final feliz. La historia de todos los que venimos a Los Angeles buscando un sueño que en mi caso se cumplió más o menos cuando estaba haciendo La La Land.

Empecemos por el comienzo. ¿Realmente comenzó todo con una guitarra?

_ Como te digo. Siempre estuve metido en la movida cultural de mi pueblo hasta niveles absurdos. Coros, danzas, bailes regionales, flamenco, clases de guitarra, de bandurria, carnavales y así hasta el conservatorio aunque siempre escuchando el sanbenito de que la música no es una carrera. Además mis padres por aquella época tenían un vídeo club y me vi todo el cine de un tirón. Fue ahí cuando me enamoré del medio, la forma artística más potente de contar historias.

¿Cómo fue la peregrinación a Hollywood desde Baza?

_Tenía la formación y las ganas. Y tenía claro que si haces música y te dedicas al cine lo que quieres es llegar a Hollywood. En España trabajé con una gran compañía, rodeado de amigos y profesionales como Federico Jusid, Lucio Godoy, Ale Martí, Gustavo Gini o María Ulled. Pero en España hay un techo. Aquí, hoy haces un musical y mañana, una de superhéroes. Por eso estudié en la escuela de música Berklee, muy enfocada al mercado americano. Y la puerta llegó tras el trabajo en El secreto de tus ojos. Nos llamaron de 300: El origen de un imperio. Llegamos a comernos el mundo, trabajando con uno de los nombres más potentes del momento y en una peli de estudio. Eso sí, el sueño duró un instante.

Dijo que su historia era como La La Land pero con final feliz.

_Lo es. Yo vine con mi pareja, la diseñadora Ascen García, y fue una ayuda brutal porque estando solo, esta ciudad de estrellas es durilla. El sueño de nuestra llegada duró un instante porque el equipo musical de 300: El origen de un imperio fue reemplazado nada más llegar. Pero de ahí las cosas solo podían ir hacia arriba. Desde su llegada ha trabajado en No respires, Neruda,  Independence Day: Contraataque, La La Land y ahora es parte de Marvel trabajando en Dr. Extraño y Thor: Ragnarok.

De todos, ¿cuál es su mejor recuerdo?

_La llamada de mis padres en cuanto vieron La La Land en el pueblo. Fueron al primer pase con un lleno total y con la gente que se quedó hasta los créditos para ver mi nombre y aplaudir. Muy emocionante.

¿Y el próximo sueño? ¿La nueva meta?

_ Mi siguiente sueño es componer. Pero el trabajo de montaje musical me encanta porque ayudo a que las imágenes conecten. Como me dijo mi ídolo, Ennio Morricone, cuando le conocí, el secreto de este sueño es seguir siempre dedicado a la música. Y eso es lo que pienso hacer.