Fernando Trueba: "Quería llevar a la gente de la mano por el túnel del tiempo para que viesen cómo se rodaban antes las películas"

by Gabriel Lerman August 21, 2017
Sopanish director Fernando Trueba

getty images

En 1994 se llevó el Oscar a la Mejor película en idioma extranjero por Belle Epoque, una brillante comedia en la que una jovencísima Penélope Cruz tenía uno de los papeles principales. Algunos años después la volvió a dirigir en La niña de tus ojos, la historia de un equipo de filmación español que rueda una coproducción en la Alemania nazi, en donde ella encarnaba a una estrella de la época llamada Macarena Granada. Aunque La reina de España, su más reciente película, divide su tiempo entre muchos otros personajes encarnados por Segura, Antonio Resines, Ana Belén, Loles León, Jorge Sanz y Chino Darin, sin dudas su atractivo principal es el retorno de Cruz a aquel papel, ya convertida en una figura de Hollywood que vuelve a su país para rodar una de las grandes superproducciones que el cine norteamericano solía llevar a la península ibérica a mediados de la década del '50. Hablamos con Trueba poco antes de la llegada de La reina de España a los cines norteamericanos.

¿Cómo es la experiencia de recrear una filmación en una filmación?

Pues para mí ha sido muy bonito. Aunque varias veces había hecho esto, más de una, creo que nunca había ido tan lejos. En esta película quería llevar a la gente de la mano por el túnel del tiempo para que viesen cómo se rodaban antes las películas, porque el cine ha cambiado mucho. Quería enseñarles todos estos tipos de trucos que han desaparecido y lo que era el cine hace más de medio siglo. Ese trabajo de reconstrucción fue muy bonito de hacer.

Pero hay otra parte que sigue siendo la misma ¿o no?

Ah sí, claro, seguimos contando historias con actores y con un guión. Eso es lo más importante.

Algo que impresiona en la película son estas escenografías gigantescas que construían los norteamericanos en España. ¿Cómo ha sido reconstruir esas escenografías y en qué medida reflejan lo que de verdad se hacía en aquellos tiempos? 

Yo creo que lo refleja de una manera bastante próxima porque incluso alguna persona de las que trabajó en esa época estaba trabajando también en la película. Lo que para mí fue una dificultad es que de los estudios que había en España en los años '50 ninguno existe ya. Todos han sido destruidos, los Bronston, los Chamartín, Sevilla Films… Entonces tuvimos que hacer una búsqueda por distintos países, a ver dónde podíamos encontrar uno porque, claro, no es lo mismo buscar un estudio para tú rodar una película y hacer ahí tus decorados que buscar un estudio cuando en sí mismo es es otro decorado y uno muy importante de la película. Estuvimos buscando en Argentina y finalmente encontré uno en Budapest porque lo importante además era que tuviera el aire madrileño que tenían esos estudios.

 

A scene from the film The Queen of Spain, with Golden Globe nominee Penélope Cruz

Una escena de La Reina de España

Myriad Films

 

 

Lo que me parece que es diferente para ti ha sido regresar a tus viejos personajes, ¿es así?

Si. Nunca lo había hecho y ha sido muy divertido

¿Y cómo ha sido lo de volver a ellos?

En realidad cuando hice la primera película ni se me había pasado por la cabeza. nunca lo he hecho en mi vida. Pero iban pasando los meses y los años y se me iban ocurriendo cosas o me iba planteando “qué ha sido de este personaje, que ha sido de este otro, dónde estarían ahora”… Hubo un momento en que empecé a plantearme seriamente una segunda parte, porque se me ocurrían gags, situaciones, escenas, entonces les pregunté a los actores: “Oye, ¿A vosotros os gustaría hacer una nueva reunión de todos esos personajes en una nueva película?”, y todos me respondieron con un entusiasmo total. Fue entonces que decidí ponerme a escribir el guión.

Aunque a película no le ha ido bien en España, ¿te quedas con la necesidad de continuar la historia de Macarena en otra época del cine?

Bueno, ahora no lo pienso pero no descarto hacerlo. En España no ha ido bien pero ha sido por razones muy raras. Allí la película ha tenido un ataque de los nacionalistas. Fue una especie de boicot muy agresivo, una cosa muy loca. Ha sido un ataque que en realidad era más contra mi persona que contra la película. Lo hubieran hecho igual con otra película, siempre que fuera mía.

Debe de haber sido muy duro...

Para mí fue durísimo, me ha costado reponerme porque uno no está preparado para una cosa así.

¿A qué atribuyes que se la hayan tomado contigo?

Pues mira, todo ocurrió cuando me dieron el Premio Nacional de Cine. Di un discurso, muy humorístico, con el que además la gente se rió mucho pero luego tomaron frases fuera de contexto y las usaron como si fuera una declaración política de principios para atacarme. Es como si tú atacas a Woody Allen por un chiste. Fue una cosa totalmente loca, desmedida, desproporcionada y desconcertante. De hecho la gente me para por la calle cada día para preguntarme y decirme cosas. Pero tengo una reacción muy buena de todos los que la vieron porque claro, los que hicieron este boicot no la habían visto, el boicot existía antes de estrenarse.

¿Qué parte del cine de España te gustaría reflejar si hubiese una tercera parte?  

Pues probablemente los años '60, que son los peores del cine español, la época de los italianos en España y los western spaghetti.

¿Te arrepientes de no haberte quedado en Hollywood cuando tuviste la posibilidad?

Pues hombre, en la vida no hay que arrepentirse. Todo tiene sus pros y sus contras. No, no me arrepiento en la medida en que en España he podido trabajar, por lo menos hasta ahora, con bastante libertad y con un control sobre las películas muy grande. Pero también me gustaría trabajar en Estados Unidos. Aquí hay gente que está haciendo películas muy buenas.

¿Cómo sientes que ha cambiado Penélope en todos estos años?

Penélope ha sido una actriz muy trabajadora y muy seria en su trabajo desde que era una cría. Cuando hicimos Belle Epoque - que en realidad no era su primera película sino la segunda, lo que pasa que la otra todavía no se había estrenado - ya era ella muy seria como actriz. Entonces tanto en su trabajo como en su relación conmigo sigue siendo la misma de siempre, lo que ha cambiado quizás es el entorno en cuanto a que se ha vuelto una estrella… Y cuando eres una estrella, eres una estrella...