Karla Souza: "busco romper con los estereotipos"

by Gabriel Lerman February 18, 2017
Actress Karla Souza

getty images

Si ya había mostrado sus condiciones para la comedia en Nosotros los Nobles, la segunda película más taquillera en la historia del cine mexicano, y las ratificó en No se aceptan devoluciones, el film con el que Eugenio Derbez batió todos los récords de recaudación en ese país, la bella Karla Souza impacta por su rango en Everybody Loves Somebody, que a pesar de su título en inglés fue rodada mayoritariamente al sur de la frontera y está hablada en un 60 por ciento en español. En el film que llega esta semana a las carteleras estadounidense, Karla interpreta a una ginecóloga y obstetra que triunfa en lo profesional en Los Ángeles pero no ha logrado resolver su vida sentimental, y debe decidirse entre un viejo amor, encarnado por su compatriota José María Yazpik y un colega australiano, papel a cargo de Ben O'Toole. La actriz de 31 años, hija de un chileno y una mexicana, se ha ganado un lugar en la cultura popular estadounidense gracias a su papel en la serie How to Get Away with Murder.

Everybody Loves Somebody es una película que rompe con muchos estereotipos: tu personaje es una médica, es bicultural, cruza todo el tiempo la frontera... Es una mujer que no se ve habitualmente en el cine…

¡Menos una latina! Justamente es una mujer profesional, independiente, que no depende del hombre que la salve, que tiene una posición en la sociedad, es doctora, que entra y sale del español. Pues eso, que tiene su posición en la sociedad que normalmente no le dan a los latinos y justamente lo que yo busco es romper con esos estereotipos que uno ve muy seguido en el cine y en la televisión y creo que lastiman mucho a la comunidad. Incluso la madre es una mujer más liberal de las que normalmente enseñan en la cultura latina. Podría ser un hombre el que hiciera el protagónico de esta película y justo era lo que me gustó, que no había nada que me limitara como mujer en interpretar o en llevar la historia.

Otro de los elementos interesantes es que esta es una frontera donde es tan lindo de un lado como del otro. El cine en general siempre muestra que cuando te vas a México todo es sucio y es feo...

Si, exactamente eso es lo que fascina de esta película, es que demuestra un México real, no estamos mintiendo. Realmente filmamos en Ensenada. Yo me acuerdo del primer guión que me habían mandado yo llegando a Estados Unidos. Era justamente lo que dices: una mujer que por azares del destino la agarra la migra y la llevan a México y que horror con el mariachi y el tequila y la gente en la calle. Yo dije: “¡Pero ni de loca voy a hacer esta película!”, y todos los guiones que me llegaban mostraban justamente que en el momento que cruzas la frontera todo se vuelve horrible y no es la realidad que yo quiero representar y que yo viví. Tenemos mucho de qué estar orgullosos los mexicanos Hay familias que viven en México, trabajan en San Diego, van y vienen, y es una realidad que no vemos reflejada casi nunca.

También se distingue el film por su biculturalidad, donde el idioma es una herramienta. En la película el niño pelirrojo, que uno espera que hable en inglés, lo hace, pero también habla en español sin acento, como ocurre en las familias biculturales...

Sí, claro… Eso no se ve en las historias que me llegan de los estudios, que tienen puntos de vista muy gringos sobre los mexicanos, y que tampoco representan a la cultura gringa. Lo de entrar y salir del español es muy auténtico, y creo que también pasa con el estereotipo físico que tenemos los latinos. Yo tengo primas pelirrojas y güeras y tampoco vemos eso retratado mucho en los proyectos. Yo como productora quise mostrar en el elenco una diversidaden la apariencia que normalmente tenemos y que el niño realmente pueda hablar los dos idiomas porque así tendría que ser si vive en Estados Unidos pero su mamá es mexicana. Yo también crecí hablando los dos idiomas...

¿Hace falta que haya gente como tú que se meta a producir para poder contar estas historias en el cine de Estados Unidos?

Desgraciadamente, con toda la pena del mundo, si. Si te das cuenta, los productos latinos que salen son hechos o producidos por nosotros. Te voy a poner un ejemplo, Diego Luna con Abel, Gael García Bernal con Desierto. El tuvo muchísimo que ver con Jonás Cuarón y yo también en esta película. Me veo forzada a tener que meterme en la producción porque sino desgraciadamente no me llegan estas historias y no las están escribiendo. Creo que somos demasiados los que vivimos en esta realidad como para que no se estén contando estas historias

¿Cuándo te diste cuenta de que podías ser divertida?

De niña, el lado físico de gustarle a la gente y el que me amaran por mi físico no me pasaba, no me ocurría, y es de una cosa muy primal, muy básica, yo de niña quería gustarle a los chavos y la única forma que podía hacerlo era haciéndolos reír y ese músculo lo llevo ejercitando desde niña. Llegaba la gente a la casa y yo quería ser percibida dentro de una familia enorme y lo único que me quedaba era ser chistosa y no irme por el lado físico que yo pues nunca tuve un lugar…Como actriz descubrí que podía ser divertida en un proyecto que se llamaba Héroes del norte de Gustavo Loza en donde hacía de una menonit que quiere ser cantante de rancheras y empecé a eso, a reírme de mi misma y a salirme de la norma de las actrices latinas.

En general no se espera que las chicas lindas sean también divertidas...

Pues justamente me he peleado mucho con la industria con eso. Siento que aún estamos muy peleadas las mujeres que son atractivas porque no las consideran, ni siquiera les dan la posibilidad de ser chistosas y es algo con lo que me peleo a diario para que den al menos castings… Desgraciadamente los papeles de las chicas linda no tienen esta dimensionalidad que es justo lo que encontré en el papel de Clara Barrón, que es una mujer de la que ni una vez mencionan su apariencia física. En las comedias románticas la mujer todo el tiempo es adorable y en esta yo vi que el personaje al mismo tiempo podía ser odioso.

Gesticulas mucho en la película, es muy divertido verte. ¿Es algo consciente? ¿Sabes cómo estás reaccionando en cada escena, es algo que te sale naturalmente?

Realmente es algo que surge de adentro para afuera. He venido como aprendiendo con la experiencia, porque por más que estudié mis 3 años en Londres, en Rusia y todo lo que tú quieras, realmente uno aprende haciendo. Yo así soy en la vida, soy muy expresiva, y cada expresión tiene especificidad. No es que me lo estudie ni mucho menos pero antes no me permitía ser así...