Karla Souza: Un talento salido de la cocina de los Kennedy

by Rocio Ayuso February 16, 2017
Actress Karla Souza

getty images

La carrera de Karla Souza comienza mucho antes de su fichaje en la serie How to get Away with Murder. O de su trabajo como protagonista en la comedia más taquillera de México, Nosotros los Nobles. El talento de esta intérprete mexicana con pasaporte estadounidense y una década de estudios por toda Europa se coció en las cocinas de los Kennedy y de los Rockefeller antes incluso de que ella hubiera nacido. Allí trabajó durante años su abuelita, la chilena Elba Silva, una mujer tan testaruda y decidida como Souza y la primera en su familia que vino a los Estados Unidos en busca de una vida mejor. “Y no sabes cómo la admiro porque si yo me considero una persona creativa no puedo ni pensar las cosas que pudo escuchar en esas casas y de las que nunca soltó prenda”, sopesa ahora la intérprete de 31 años pensando en el mural de Diego Rivera que el banquero hizo borrar del Rockefeller Center o lo que no hablarían los Kennedy días antes del magnicidio, mientras su abuelita les servía empanadas chilenas y milhojas.

¿Tanto ha cambiado su trayectoria el hecho de ser estadounidense?

Karla Souza: Este pasaporte me ha abierto tantas puertas que me considero una ingrata por no haberme dado cuenta antes de lo que me dieron. Pero cuando te dan un pasaporte a los siete años con una carta de Clinton no piensas en la sangre y el esfuerzo que eso les ha costado a la gente de mi pasado

 Sin embargo tardó en instalarse en Hollywood.

Karla Souza: Con el éxito de Nosotros los Nobles mi fama explotó en México pero me di cuenta que me tenía que marchar de allí si no me quería quedar en lo que era. Pero tampoco quería papeles estereotipados, de frontera, de drogas, de mariachis. Estoy cansada de que en esta cultura si piensan en un latino con dinero piensan en narcos sin darse cuenta de la cantidad de gente influyente que hay en este país, incluso en las altas esferas, que es hispana.

¿Qué vio en Laurel Castillo, su personaje en How to Get Away with Murder, que no encontró en otras ofertas?

Karla Souza: Laurel Castillo me gustó porque es una estudiante que podría ser hispana como de cualquier otra cultura. De hecho hasta me quejé porque la primera temporada de la serie mi personaje acabó siendo mucho más sexual de lo que habíamos hablado, algo que han corregido. Como activista latina es mi responsabilidad que así sea.

Una activista sin pelos en la lengua a la hora de hablar en esta era Trump.

Karla Souza: Pero también leí como Zoe Saldaña decía que desde Hollywood fuimos unos bullies y creamos empatía hacia Trump de tanto meternos con el.

Hablemos entonces de ese Dios llamado Viola Davis, nuestra ganadora de este año del Globo de Oro como mejor actriz de reparto por Fences.

Karla Souza: Junto a ella me enorgullezco de ser artista. Así somos, así quiero ser, así soy. Me identifico con su discurso pero es algo que se lo digo con mi trabajo porque a la hora de charlar, como somos las únicas casadas (Karla está casada con el banquero texano Marshall Trenkmann) hablamos de hombres, de chocolates, de arte, de fe.

 Con ¿Qué culpa tiene el niño? y Everybody Loves Somebody se ha lanzado también al terreno de la producción. ¿De dónde saca el tiempo?

Karla Souza: A mi también me preocupaba vincularme tanto a una serie porque tienes que firmar por siete años. Pero me paso con Laurel cinco meses del año y el resto puedo hacer cine. Es algo que mi alma creativa necesita y así me siento más realizada.

 ¿En qué se diferencia la Karla actriz de la productora o de la activista?

Karla Souza: Digamos que me metí a la producción porque me cansé de que me dijeran que un guión era demasiado inteligente para los latinos y eso no vendía. Por eso lo hice. Porque no quiero que nos encasillen y nos limiten. Una comedia romántica como Everybody Loves Somebody es un logro muy fuerte para la comunidad hispana. Tengo ganas de que existan más oportunidades de representarnos a todos los latinos.

Y mientras, en la cocina ¿cuáles son los logros que ha heredado de familia?

Karla Souza: Mi abuela era una gran cocinera que nunca quería compartir sus recetas. Cuando le preguntaba qué es esto me decía ‘comicalla’. Me llevó años darme cuenta que me quería decir eso de ‘tú, come y calla’.