Kate del Castillo, después de la tormenta

by Gabriel Lerman March 14, 2017
Actress Kate Del Castillo

getty images

Si ya era la actriz más famosa de México gracias a sus papeles protagónicos en la exitosa telenovela La reina del sur y en el celebrado film La misma luna, el hecho de que su nombre apareciera en la primera plana de todos los periódicos cuando se supo de su curiosa conexión con la captura de El Chapo llevó su fama a la estratósfera. En ese momento, Kate del Castillo se preparaba para protagonizar su primera serie para Netflix, Ingobernable, en donde iba a interpretar a la primera dama de México, quien tras la muerte de su esposo en confusas circunstancias, se convertía en una fugitiva. En un curioso caso en donde la realidad imita a la ficción, Del Castillo fue acusada por las autoridades mexicanas por no haber avisado de sus contactos con el célebre narcotraficante, por lo que todas sus escenas en la serie debieron ser grabadas en San Diego. Horas antes de la llegada de todos los episodios de Ingobernable a Netflix, Kate conversó con nosotros sobre su nueva propuesta y su inusual odisea legal.

¿En qué medida rodar esta serie fue diferente para ti? Las circunstancias que vive tu personaje casi casi se repetían en tu vida personal...

Pues, sí. Emilia Urquiza fue inculpada de algo que no hizo y se la pasa desde el capítulo 1 tratando de demostrar su inocencia y en eso, pues sí, nos parecimos mucho ella y yo, caminamos de la mano, nos encontrábamos con muchos obstáculos y sí, es una analogía porque así fue, fue muy similar a lo que me estaba sucediendo en otros niveles desde luego pero creo que el timing de Netflix de hacer una serie como Ingobernable fue increíble. Yo hice el acuerdo con ellos mucho antes de que sucediera absolutamente nada con mi caso o con Trump, entonces fue mera coincidencia.

¿Tú crees que si tú tratarás de esconderte por ciudad de México, como trata de hacerlo Emilia, tendrías tanta suerte como ella?

Pues si tuviera amigos como ella que me cubren, si, tal vez. Mira, nosotros como actores, que de repente vas a un lugar que hay mucha gente y qué quieres pasar desapercibida, hay miles de maneras de esconderte la cara y de no ver de frente a la gente, por ejemplo a los ojos. Hay muchos trucos que podemos hacer y por eso creo que lo que propone la serie si podría ser. Yo también me preguntaba, la cara más conocida que pueda haber, pues imagínate es la primera dama, y más si está prófuga. Pero creo que lo hicimos muy bien, creo que está bastante creíble y lo sé porque soy actriz y hay veces que me quiero cubrir y si se puede.

¿Cuan surreal fue lo de estar grabando en San Diego como si fuera México?

Fue muy interesante, la verdad es que yo veo la serie, he visto nada más los primeros 6 capítulos y es increíble como no te das cuenta quién es la doble y quién soy yo. Fue un trabajo muy muy duro que tuvieron que hacer de pre y de post producción, y los pobres actores que tenían que ir y venir constantemente, porque todas mis escenas se grabaron en San Diego y entonces fue un desafío importante

¿O sea que la que está corriendo por el Zócalo no eres tú, es tu doble?

Es mi doble, si. En los primeros planos si soy yo

¿Qué fue lo que te atrajo de esta propuesta, mucho antes de que tú también estuvieras siendo perseguida?

Primero tenía ganas de trabajar con Epigmenio Ibarra, que desde hace mucho tiempo teníamos proyectos y por una razón u otra no se habían podido dar, y bueno desde luego tener a una empresa como Netflix que hacen cosas de un nivel de calidad que va más allá. Siempre suben el nivel de calidad tres pasitos más. La serie me encantaba porque nunca nadie había interpretado a la primera dama de México y como tú sabés, tenemos ya décadas pasando por momentos muy difíciles allí. Además como actriz, es muy delicioso un personaje que es la primera dama de un país.

Aparte Emilia es una primera dama muy especial porque ha tenido experiencias en su vida que la hacen muy diferente. Yo no creo que otra primera dama hubiera sido capaz de escaparse como ella...

Mira, lo que le pasó a ella es que después de años de estar con este señor, del cual se enamoró profundamente, le da una decepción terrible porque ellos prometieron mejorar al país, prometieron un montón de cosas y luego, como todos los políticos, no cumplieron. Entran con muy buena intención y en el camino se corrompen ya sea por el poder o por el dinero. Y realmente todos se preocupan por lo que sigue, por su futuro, más no por el futuro del país. Se preocupan por qué va a pasar cuando termine la presidencia y eso es lo que le sucede a este personaje y ella sufre una decepción tan fuerte que le pierde el respeto por completo a su marido y en el momento en el que ella se da cuenta que alguien le puso una trampa decide huir porque dice: “a mí no me van agarrar aquí”. No sé de dónde agarro esas agallas porque pudo haberse entregado y punto, ¿no? Y decir “yo no fui, arréglenselas”, pero ella ya sabía desde antes que algo no estaba bien, entonces decide escapar y demostrar su inocencia solita.

¿Cómo impactó en tu carrera todo lo que pasó porque de golpe te convertiste en figura por algo que no tenía nada que ver con la actuación. Has dicho que te ha perjudicado. ¿Puedes contarnos de qué manera o por qué?

Bueno, me ha perjudicado primero porque ha sido un ataque muy fuerte y muy obvio hacia mi persona. Porque han explotado mi imagen, manipularon un montón de cosas y sacaron evidencias en forma ilegal. Con todo esto mi presunción de inocencia fue completamente violada desde el principio. Todo eso obviamente me afecta como actriz porque me quitaron varios contratos, porque no puedo ir a mi país si es que tuviera que trabajar allá, en fin, por muchas cosas pero al final de cuentas yo creo que todo es para bien. Ahorita ya estoy en otra posición, Netflix estuvo conmigo apoyándome 100% todo el tiempo y tal fue así que tuvieron que cambiar de fecha y cambiar toda una producción de México a Estados Unidos. La verdad no tengo más que puro agradecimiento con Netflix.

Cuando empezaste con el proyecto de Guzmán, ¿sospechabas que podías meterte en problemas?

Yo sabía que me iba a traer problemas, nada más que nunca me imaginé cuántos ni a qué grado. Pero mira yo soy actriz, soy mujer, estoy en un país que no es el mío, con un idioma que no es el mío, tratando de hacer proyectos interesantes, entonces se me ofreció la oportunidad de hacer un proyecto de cine que nadie ha tenido, tenerlo en mis manos era para mí increíble y así como puedo ir a buscar ese tipo de proyectos, que además yo no lo busqué, me buscaron a mí, también voy a seguir tratando de buscar otro tipo de proyectos que sean interesantes porque no me puedo sentar yo aquí en mi casa, esperar a que me llamen para hacer películas o para hacer el siguiente proyecto. Yo tengo que moverme porque no puedo estar así, no puedo estar estática porque no está en mi y así voy a seguir luchando por cualquier otro personaje. Este fue un poco arriesgado, sin dudas, pero me parece un personaje fascinante y me parece una oportunidad enorme que él me haya querido dar los derechos de su vida.

¿Crees que ese film se va a hacer en algún momento?

Sí, desde luego, eso sin dudas. Hay mucha gente interesada, yo lo único que necesito es terminar con mi problema legal para poder seguir adelante con eso pero sí, desde luego...