Los muchos besos de Diane Keaton

by Rocio Ayuso August 30, 2017
Actress Diane Keaton, Golden Globe winner

getty images

Pese a los libros que ha escrito, Diane Keaton no es de las que se va de la lengua. Nacida en California en 1946, Diane Hall -como reza su partida de nacimiento- se convirtió en la mejor de las neoyorquinas gracias a películas como El Padrino, Annie Hall o Manhattan. Algo que tampoco la detuvo para salir de Hollywood buscando en Europa el amor que a su edad no encuentra en Hollywood y donde acaba de rodar Hampstead. Tan encantadora como ecléctica y siempre interesante la candidata al Globo de Oro en nueve ocasiones y ganadora de la estatuilla en dos de ellas Diane Keaton abre su corazón a la HFPA hablando de su visión del mundo, de su mejor beso y de sus ideas sobre la próxima Annie Hall.

 

 Dado lo asociada que está su imagen a los clásicos del cine estadounidense sorprende verla en una comedia romántica británica.

_ Me encanta Londres. Me puedo imaginar fácilmente viviendo aquí. A excepción del clima. ¡Es un engorro! Da igual como empiece el día, seguro que llueve. Siempre. Todo el tiempo. Por lo demás adoro esa ciudad. Es un tesoro. Y la experiencia de trabajar en Europa es impagable.

Parece que solo en Europa son capaces de rodar cintas para todas las edades como Hampstead.

_ Estoy de acuerdo. Y eso dice mucho de Londres, de Inglaterra, de Europa. ¡Qué más puedo decir! Que eso es bueno porque así es la realidad y no tienen miedo de mostrarlo en la pantalla.

¿Le dio miedo interpretar escenas de cama pasados los 70?

_ Déjame que te diga algo: Siempre es divertido besar a un hombre. No tengo ningún problema con mi escena de cama... que además es muy corta. Todo lo que hicimos fue besarnos y fue un encanto. Brendan Gleeson es un hombre fantástico. Un irlandés grandote. Un amor. Y muy generoso como actor.

 ¿Qué ha cambiado con la edad?

_ Esto es lo que hay. Lo mejor de interpretar una escena romántica con un hombre a cualquier edad es que es de lo más seguro porque no eres tú misma. Es lo que más he disfrutado de mi carrera. Incluida la cantidad de hombres con los que he tenido la fortuna de estar, de besar en una película.

 ¿Cuál es el beso más recordado?

_ No sé si el mejor pero el que tuve con Mel Gibson por Miss Soffel fue muy divertido. De eso estoy segura. Me acuerdo de ese beso. Mel tenía 26 años, creo. Y yo los 40 o por ahí. Y nos revolcamos por la nieve. Era de locos. Yo estaba helada y de repente estaba besando a Mel Gibson. Muy divertido.

 Este ha sido un año lleno de momentos para recordar. Primero fue la reunión del reparto de El Padrino con motivo del 45 aniversario. Luego la gala en su honor del AFI...

_ Ya. ¿No te parece extraño?

 ¿Se le dan bien los homenajes?

_Me llena de sentimientos contradictorios porque me siento a la vez avergonzada y afortunada. Son momentos demasiado buenos como para ser verdad. Y te llenan de sentimientos... sorpresa y tristeza porque se acaba pero también es un honor y algo maravilloso (escuchar) a toda esa gente que habla de mi. Momentos que significan mucho pero que me dan mucha vergüenza.

A estas alturas de la vida, ¿se deja llevar por la nostalgia o es de las que piensa que lo mejor está por llegar?

_ Es una buena pregunta porque... ¿qué es lo mejor? Confío que continúe siendo una experiencia tan enriquecedora como hasta ahora, tan productiva como ha sido en el pasado. Pero ¿quién sabe? Yo no. Eso es lo que pasa cuando te haces mayor, que el tiempo se acaba y te das cuenta de ello así que tiene un sabor agridulce. Pero es otra de las maravillas de estar vivo. Que te das más cuenta de todo, de lo que vale y lo que no, de lo que está mal y de las maravillas del mundo. Así que no puedo negar que (la edad) te hace más rica pero también te llena de dudas, de miedo, de tristeza pero al mismo tiempo es fantástica. La edad lo amplifica todo.

Este año hablamos mucho del empoderamiento de la mujer pero para muchas de nosotras Annie Hall fue todo lo que queríamos ser. ¿Por qué cree que fue tan importante?

_¿No crees que Emma Stone tiene todo lo que amamos en Annie Hall? ¿No te parece La La Land igual de importante? Cada generación tiene su película, un hombre, una mujer que cuenta la historia de su tiempo. Y Annie Hall fue la de los 70. Pero es una conversación que continúa.