Ryan Gosling, La La Land

by Mario Amaya December 22, 2016
Actor Ryan Gosling

getty images

Para este actor canadiense de 36 años de edad, que este año obtuvo su nominación a mejor actor de musical o comedia por su actuación en la aclamada cinta de Damien Chazelle La La Land, su cercanía con el Globo de oro no es nueva. Esta es su quinta nominación al galardón. Anteriomente lo había sido en 2008 por Lars and The Real Girl, en 2011 por Blue Valentine y en 2012 por Crazy, Stupid Love, así como en Ides of March.

Establecerse en el competitivo mundo del cine norteamericano no es cosa fácil.  Y eso lo sabe bien Ryan Gosling, quien tuvo que recorrer un camino largo para encontrarse con el estrellato que ahora disfruta. Un camino que comenzó de niño como parte del Mickey Mouse Club de Disney en televisión, junto a Britney Spears, Christina Aguilera y Justin Timberlake. Pero a diferencia de ellos, prefirió dedicarse más que todo a la actuación, especialmente en el circuito de cine independiente. Siempre quise ser una estrella de cine, lo tengo en mi memoria desde que era muy pequeño, como tres o cuatro años de edad, que mis padres decían que me escuchaban contar historias cuando veíamos la televisión. Y mucho tiene que ver con un tío mío, que vivía en el piso de debajo de mi casa y le encantaba personificar a Elvis Presley”, explica Gosling sobre su incursión en el mundo del entretenimiento.

Después de que el famosísimo Mickey Mouse Club fue cancelado en 1995, Gosling volvió a Canadá y participó en varias series de televisión de tinte familiar y de adolescentes, incluyendo Are You Afraid of the Dark?, Goosebumps, Breaker High y la serie Young Hercules. Pero a los 19 años de edad decidió saltar al cine, logrando su primer papel protagónico como un joven judío y neonazi en The Believer, del director Henry Bean.

Sin haber estudiado interpretación de manera formal, Gosling ha protagonizado varias películas importantes de corte independiente, desde un profesor disfuncional en Half Nelson, un excéntrico joven que se enamora de una muñeca inflable en Lars and the Real Girl, una pareja con un amor atormentado en Blue Valentine, hasta Drive, dirigida por el danés Nicholas Winding Refn, en la que Gosling interpreta a un conductor profesional que trabaja como doble en escenas de acción de películas en Hollywood, pero por azares de la vida se ve envuelto con el bajo mundo de Los Ángeles. Y si bien ha demostrado su fuerte en el cine independiente, lo hace igualmente bien en películas comercialmente mucho más reconocidas como The Notebook,  filme que lo catapultó y dejó claro que podía navegar las aguas del comercial.

Ahora la crítica le ha dado el apoyo casi universal con su actuación en La La Land, película que en total ha logrado siete nominaciones al Globo de Oro, entre ellas como una de las mejores en la categoría de musical o comedia. En La La Land, Ryan Gosling y Emma Stone viven una historia de amor en la ciudad de Los Ángeles, con una narración que recuerda la estética de la era dorada de Hollywood sin dejar de lado su entorno contemporáneo. Sin lugar a dudas es un gran homenaje al Hollywood de la vieja guardia y que ha ganado grandes elogios para Ryan Gosling, nada mal para un artista nacido en London, en la provincia canadiense de Ontario, en Canadá. Como si eso no fuera suficiente, Gosling tiene una banda de rock, llamada Dead Man’s Bones. Con este resumen tenemos estrella en cine y en música para rato.