Sarah Wayne Callies: "Estoy dispuesta a seguir a Campanella adonde sea"

by Gabriel Lerman April 4, 2017
actress Sarah Wayne Callies

getty images/matt winkelmeyer

Acaba de regresar como la doctora Sara Tancredi en la muy esperada nueva temporada de Prison Break, y aunque para los fans de esa serie Sarah Wayne Callies sea una figura popular, la actriz de 39 años ha dejado su marca en la pantalla chica con otros dos personajes memorables. Uno es Lori Grimes, la fallecida esposa de Andy Lincoln en The Walking Dead, serie de la que participó en las primeras 3 temporadas y la otra es Katie Bowman, la coprotagonista de Colony, la serie de USA Network que acaba de ser renovada para una tercera temporada, en la que ha sido dirigida en muchas ocasiones por el argentino Juan José Campanella, el ganador del Oscar por El secreto de sus ojos.

Estoy seguro que cuando aceptaste el papel en The Walking Dead, no imaginabas que 7 años después la serie seguiría emitiéndose como la más popular de la televisión...

Claro que no. Y me alegro que haya sido así, porque no hubo ninguna presión. Por lo tanto nos dedicamos a actuar sin preocuparnos. Se sintió como algo experimental, porque ¿a quién se le hubiera ocurrido que una historia sobre zombis con una mirada muy seria iba a tener tanto éxito? Sobre todo porque no había guiños a la audiencia. Andy (Lincoln), Jon (Bernthal) y yo venimos del mismo tipo de escuela de teatro. Así que nos dedicamos a actuar. Debe de ser muy diferente para la gente que se suma al elenco ahora, incluso para los que lo hicieron en la segunda temporada, porque ellos ya sabían que se estaban sumando a un éxito, y eso genera presión y expectativas, pero nosotros tuvimos la suerte de no tener que lidiar con nada de eso. No pensábamos que alguien se iba a tomar el trabajo de mirar la serie, te lo digo de verdad...

¿Regresar con Prison Break si te generó mucha presión entonces?

Por supuesto. Cada vez que escucho a alguien decir que es el regreso más esperado de la historia de la televisión me dan ganas de darle un golpe y hacerlo callar. Es que en esas condiciones no hay otra opción que caer en picada. Yo creo que uno debe encarar cada proyecto con el mismo nivel de humildad y trabajo duro. Eso es lo único que puedes hacer. No se cómo estar a la altura de las expectativas, sobre todo porque es la primera vez que me pasa, porque siempre he participado de los proyectos desde que comienzan. Me importan mucho los fans de Prison Break y quiero honrar toda la pasión que nos han dado a lo largo de los años.

Estás filmando una miniserie producida por Mike Medavoy, que es chileno y en Colony sueles trabajar bajo las órdenes de Juan José Campanella, que es argentino...

Así es. El otro día estaba hablando con Juan y el está jugando con la idea de comprar un teatro en Argentina. Yo le dije que si lo hace yo voy a aprender español en un año y voy a ir a hacer obras de teatro con él. Es un gran director. Estoy dispuesta a seguirlo adonde sea. Es un hombre verdaderamente asombroso.

¿Crees que el hecho de que él haya experimentado los horrores de la dictadura argentina ha ayudado a que Colony resulte creíble como serie?

Por supuesto. Desde un principio, él tuvo una comprensión inusual de los pequeños detalles de cómo es vivir en una dictadura, por más que resulten aburridos, que es algo tan específico que no se puede inventar. Es algo que si no tienes a alguien que te lo explique, no hay forma de lo que puedas comprender. Recuerdo que una de las primeras indicaciones que Juan nos dio, fue en el primer episodio de la serie. Colony comienza unos 10 o 11 meses después de la ocupación. Y el nos explicó que teníamos que mostrarnos mucho más tranquilos, porque una vez que ha comenzado la dictadura la gente se aburre muy rapidamente. Nos explicó que la gente se habitúa a las cosas con mucha rapidez, y aunque todo el mundo pueda odiar a la ocupación, en el día a día, uno está acostumbrado a que las cosas sean así. Te has habituado y ya tener que hacer la cola para conseguir pan ha dejado de ser un drama. Es lo que hay y tienes que habituarte. Lo mismo si ves hombres armados por las calles. El me contó que una vez, cuando estaba en la escuela de cine, volvió de ver una película con sus amigos y los detuvieron en un control policial. Antes de que pudieran reaccionar, estaban en el suelo con pistolas apuntándoles a la cabeza. Y mientras los soldados continuaban revisando sus documentos, ellos se pusieron a hablar de la película que acababan de ver, porque estaban acostumbrados a esas situaciones. Como norteamericana, tengo el privilegio de pensar que cada momento que uno vive bajo una ocupación debe de estar marcado por el terror. Y Juan tiró todas mis impresiones por la ventana...

¿Qué otras cosas aprendiste de Campanella trabajando en la serie?

Aprendí mucho sobre lo importante que es la confianza, porque Juan filma muy rápido. Siempre usa tres cámaras, por lo general de mano, por lo que si es una escena con dos actores, puede lograr terminarla en apenas 4 tomas. Eso puede ser escalofriante para un actor, porque si no has logrado conectarte como querías con tu personaje en esas 4 tomas, vas a sentir que no estás haciendo bien tu trabajo. El peligro para mi es que me preparo de más, pienso demasiado en todo y eso termina afectando mi actuación. Juan hace que me resulte imposible trabajar de esa manera, porque antes de que me pueda preparar, él ya filmó la escena y esta trabajando en la siguiente. Eso me obliga a confiar en él. Y se lo agradezco, porque el problema de la televisión es que a veces no te toca un director que se preocupe tanto por las interpretaciones como lo hace Juan. Pero yo vi El secreto de sus ojos y supe desde un primer momento que es un director que nunca va a abandonar a sus actores o que va a dejar que hagan algo que los avergüence.

A veces la realidad imita a la ficción. ¿Cual fue tu reacción cuando escuchaste que Trump pensaba construir un muro, como el que aparece en Colony?

Yo tengo la teoría de que nuestro creador, Ryan Condal, tiene un método para viajar en el tiempo, y volvió del futuro para escribir Colony y alertarnos sobre lo que nos espera. Nos hemos perdido sus señales. Es que escribió Colony antes de que Trump hablara de su muro. Y también terminó los guiones de la segunda temporada antes de que a nadie se le ocurriera que Donald Trump podía convertirse en presidente...