Stephanie Sigman: "Las películas de terror me quitan el sueño"

by Gabriel Lerman August 9, 2017
Actress Stephanie Sigman at the premiere of Annabelle:Creation

getty images

Desde que protagonizó Miss Bala, la película de Gerardo Naranjo que en el 2012 representó a México en la carrera por el Oscar, las puertas de Hollywood se abrieron para esta nativa de Sonora que es hija de un norteamericano que llegó hasta allí buscando jugadores de beisbol y una belleza local. Pronto consiguió un papel en la serie bilingüe The Bridge y más tarde fue contratada por Sam Mendes para que rodara la escena inicial de Spectre junto a Daniel Craig. Narcos le dio otra gran oportunidad, interpretando allí a la amante de Pablo Escobar, Valeria Velez. Tras participar en Once Upon a Time in Venice junto a Bruce Willis y Shimmer Lake con Ryan Wilson, ahora protagoniza Anabelle: Creation, una nueva entrega de la franquicia iniciada por The Conjuring. En el film, Sigman encarna a una monja que se muda junto a las niñas que cuida a la casa equivocada.

 

¿Qué fue lo que descubriste sobre cómo se hace una película de terror rodando Annabelle?

Esta es mi primera película de terror entonces sólo puedo hablar de mi propia experiencia con esta película, Annabelle: Creation, la cual incluye 6 niñas, muchos gritos, una relación muy bonita que mi personaje tiene con estas niñas porque básicamente soy su figura materna, soy la que las cuida. Mi personaje dedica su vida a esas niñas y a Dios entonces se dio una relación muy bonita y muy particular que tuve con las niñas, la cual creo que se refleja en la pantalla. Mi personaje es una guerrera que lucha para proteger a esas niñas del mal.

 

¿El hecho de que tu papá sea un hombre muy religioso te ayudó a preparar este papel?

Mi papá, mi abuela, muchos amigos míos, tengo mucha gente religiosa cerca de mí, entonces si me ayudó, busqué implementar características de esas personas en mi personaje más que buscar a una monja, entrevistarla e ir la iglesia. Traté de implementar características de la gente que conozco yo, que tiene fe y vive con ella. Yo quería que esta monja fuera mucho más real, mucho más humana, mucho más viva, mucho más llena de facetas, de emociones y de caras, porque lo que yo siento cuando yo pienso en el cliché de una monja en la televisión o en el cine es alguien muy seria, con un solo tono, con una sola expresión y eso es justamente lo que yo no quería.

 

¿Cómo es tu conexión con el mundo de Annabelle?

Pues fíjate que las vi a propósito de esta película, cuando iba a comenzar el rodaje… Mi mamá me había contado de la primera película de The Conjuring. Me pareció interesante que a alguien que no le gusta el cine de terror le gustara esta película, y creo que es porque está muy bien lograda, tiene un universo que está muy bien pensado, con buenas historias que contar. Yo en lo personal me asusto bastante con las películas de terror, me quitan el sueño, entonces las tengo que ver con amigos, con mi chico, no puedo verlas sola, no duermo.

 

Algo que me llamó mucho la atención de la película es que tú hablas en un inglés perfecto toda la película y de golpe te pones a rezar en español y ahí nos enteramos que esta muchacha es mexicana.¿Cómo surgió esa escena?

Hablamos con el director y el personaje no estaba escrito como una latina pero le empezamos a buscar orígenes, ¿no?, estuvo en Europa un tiempo, en un convento, y creímos que lo mejor era que esta monja fuera mexicana como yo. Me pareció muy interesante que lo pudiéramos hacer de esa manera.

 

Annabelle: Creation te transporta a un mundo en el que no había ni televisión ni videojuegos. ¿cómo fue para ti visitar ese mundo tan lejano al que tenemos hoy?

Fue bueno porque cuando estás haciendo una película de terror lo primero que se te viene a la mente para solucionar escenas es “agarremos el teléfono y hablemos para pedir ayuda”, pero cuando no hay celulares y no hay tecnología pues eso ayuda un montón a cómo se ve la película porque tiene un look muy antiguo, muy bonito, muy clásico, de las películas de terror, de los ´50.

 

¿Cuán difícil te está resultando encontrar papeles interesantes?    

Difícil resulta cuando vas en contra de la corriente. Creo que yo estoy fluyendo con lo que está pasando, tratando de encontrar esos proyectos que también me quieren y en otros proyectos no porque también aferrarse a algo que no es para ti puede ser un infierno como actor porque uno no tiene control sobre nada en realidad. Es un trabajo muy curioso porque uno no tiene control de nada, entonces lo único que tú puedes controlar es como tú vives cada proyecto, y yo estoy muy agradecida porque mi carrera no se parece a ninguna otra. Yo disfruto mucho los personajes que he tenido la posibilidad de interpretar y estoy súper contenta y muy agradecida. No me peleo con nada y creo que lo que pasa es perfecto. Los personajes que son para mí son para mí y los que no, no, y ya está. Como decimos en México “Lo que es para ti aunque te quites y lo que no es para ti aunque te pongas”

 

Se va a presentar en San Sebastián una película sobre Escobar que hicieron Penélope Cruz y Javier Bardem que está basada en el libro que escribió Virginia Vallejo, la mujer en la que se basaba tu personaje en Narcos. ¿Te intriga ver cómo lo hizo Penélope?

¡Si, por supuesto! ¡Estoy súper pendiente! Quiero ver la película, me parece que Penélope va a hacer un gran trabajo. Me parece muy interesante que estos dos maravillosos actores, vayan a hacer esta historia de amor y de terror porque es una historia de amor y de terror al mismo tiempo.

 

Has comentado que a tu padre no le interesa el mundo del espectáculo, ahora que tú estás triunfando en Hollywood, ¿le está prestando más atención?

No, él tiene otras prioridades.  Por supuesto que ve lo que yo hago y se alegra por mi pero cada quien tiene sus gustos prioridades diferentes en mi familia y eso es lo bonito de ser una familia unida pero también tener cada quien sus cosas.