Un encuentro revelador con los creadores de Better Call Saul Vince Gilligan y Peter Gould: "Sería una vergüenza llegar al final de la serie sin que vuelvan a aparecer Walter White y Jesse Pinkman"

by Gabriel Lerman April 13, 2017
Vince Gilligan and Peter Gould, creators of the TV series Better Call Saul

getty images

Son los creadores de Breaking Bad, la obra maestra que se llevó el Globo de Oro en 2014 a la Mejor serie dramática y le dejó a Bryan Cranston el mismo premio a la Mejor actuación dramática de un actor en una serie tras obtener 3 nominaciones. Pero además son los responsables de Better Call Saul, la precuela que le ha dado a Bob Odenkirk para su tercera temporada nos dimos el gusto de hablar con Vince Gilligan y Peter Gould, quienes no sólo compartieron con nosotros una mirada desde adentro a la realización de la serie sino que también nos contaron algunos secretos.

Uno de los temas centrales, no solo en Better Call Saul, sino también en Breaking Bad, es que a veces la gente deja de ser buena para volverse mala, y además vive en un permanente conflicto interno.  ¿Por qué es algo tan importante para ustedes?Vince Gilligan: Es cierto, nos ponemos un poco monotemáticos con respecto a la moralidad en nuestras series. Ciertamente cuando hicimos Breaking Bad, parecía ser un programa único con respecto a la forma en la que contábamos una historia en televisión, porque el personaje principal se transformaba por completo a lo largo de la serie. Y aunque me gustaría creer que la gente siempre cambia para bien, sabemos por experiencia propia que no siempre es el caso y que desde un punto dramático es mucho más interesante ver como un personaje cambia para mal. 

Peter Gould:  Creo que los dramas generalmente giran en torno al conflicto entre los personajes y también en torno al conflicto interno que un personaje tiene con el mundo que lo rodea, pero a nosotros también nos fascinan aquellos que tienen un gran conflicto interno. Creemos que la gente por lo general no es una sola cosa. Suelen tener muchas voces internas y su propio concepto de lo que es moral. Muchas veces nos autoconvencemos de que debemos hacer algo por más que sabemos que eso no está bien. Lo que nos gusta tanto del formato televisivo es que nos da la oportunidad de examinar muchos personajes. En Better Call Saul el tema principal es la transformación de Jimmy McGill en Saul Goodman. Pero también nos podemos tomar el tiempo de examinar a otros personajes como Kim, interpretada por Rhea Seehorn, que por un lado es una abogada honesta, pero también está fascinada por la atracción que siente Jimmy por estafar a la gente.

¿Cual es el proceso creativo en la serie? ¿Van descubriendo cosas a medida que escriben?

PG: En cierta medida si. Tenemos ciertas guías generales que nos marcan que Jimmy se va a convertir en Saúl y que él luego se va a convertir en Gene en Omaha, Nebraska, pero no tenemos claro cuando nos sentamos a escribir cómo vamos a llegar del punto A al punto B, sino que es algo que vamos construyendo a medida que vamos escribiendo los guiones. Y la gran pregunta que siempre nos hacemos es ¿qué es lo que está pensando el personaje en ese momento? ¿qué es lo que está sintiendo? Si no nos podemos dar cuenta de cual tiene que ser la próxima escena, es porque no entendemos bien al personaje. A veces, suponemos que quiere hacer algo a continuación, pero cuando lo pensamos bien, nos damos cuenta que estamos equivocados. El otro elemento que es muy importante es lo que ha ocurrido previamente en la historia. Muchas veces nos damos cuenta que revisando los eventos del pasado, descubrimos elementos que nos ayudan a avanzar. A veces mirando hacia atrás es que encontramos el material más interesante.

Hablando del pasado, ¿cuanto hace que esperaban el regreso de Gus?

VG: Me pone muy orgulloso poder decir que hemos sido muy disciplinados al no poner a Gus en la primera temporada, porque lo adoramos.

PG: Gus Fring es un personaje fascinante y nos encanta Giancarlo Esposito. Mirando hacia atrás, hubiera sido una forma de empezar la primera temporada de Better Call Saul, pero queríamos mostrar que esta era una serie diferente con su propia historia, por lo que teníamos que tener mucha disciplina a la hora de usar personajes de Breaking Bad. Pero en este punto de la serie, es maravilloso tener otra vez a Giancarlo porque él creó un personaje verdaderamente extraordinario. Giancarlo tenía muchas preguntas para nosotros cuando le comentamos nuestra idea de que volviera para la tercera temporada. Hablamos mucho con él y nos hizo preguntas muy inteligentes. Creo que quería asegurarse de que hubiera algo más para contar sobre su personaje, porque una de las cosas que tiene Gus Fring es que es muy misterioso, y juega sus cartas sin mostrárselas a nadie, por lo que siempre transitamos por una linea muy delgada con él, ya que en cierta medida uno no quiere saberlo todo sobre Gus Fring. Es mejor preservar algunos de los misterios de este personaje.

Sin llegar a preguntarles si Gus es realmente chileno, ¿podrían aclarar si en el episodio de Breaking Bad en el que él le prepara una paila a Walter White, estaba bien preparada?

VG: Sin pretender ser expertos en cultura chilena, me atrevería a decir que si, que estaba bien hecha, porque al menos en nuestras mentes Gustavo Fring es de Chile, por lo que supongo que cualquier plato que el prepare como algo de su tierra debe de ser muy auténtico.

Tanto en Breaking Bad como en Better Call Saul abundan los temas y personajes hispanos, e incluso algunos episodios tienen títulos en español. ¿Eso se debe a que la historia transcurre en Nuevo México o porque les interesa personalmente esa cultura?

VG: Creo que es un poco por las dos cosas. Cuando comenzamos a desarrollar Breaking Bad 10 años atrás, el piloto que escribí tenía lugar en el sur de California, y logicamente tenía mucho sabor latinoamericano, particularmente de México. Pero cuando decidimos filmar en Alburquerque, la influencia latinoamericana me pareció que tenía que ser ligeramente diferente. Pero de todos modos nos inspiró mucho. Es una cultura fascinante, que es muy importante para Estados Unidos.

¿Les parece que alguna vez veremos a Walter White o Jesse en Better Call Saul, aunque sea cruzando la calle en el fondo de una escena? ¿Cuánto les tienta traer a estos dos personajes de Breaking Bad?

VG: Nos tienta mucho...

PG: No hay nada que nos gustaría más que tener a Walter White o Jesse Pinkman en la serie. En parte porque adoramos a estos personajes y también porque sabemos que eso sería un evento para todo el mundo. Mientras grabábamos esta tercera temporada, Bryan Cranston visitó el set. No había estado en Nuevo México desde el final de Breaking Bad y fue algo que nos impactó mucho a todos. Sería increíble volverlo a ver vestido como Walter White. Pero por otro lado, nos gustaría que si aparece, su presencia tenga que ver con la historia que estamos contando. Sabemos que si en una escena se ve en el fondo a Walter White cruzando la calle, lo mas probable es que la audiencia no le preste atención a todo lo demás que esté ocurriendo. La verdad es que sería una vergüenza llegar al final de la serie sin que vuelvan a aparecer Walter White y Jesse Pinkman. Aaron Paul y Bryan Cranston son dos de las mejores personas que trabajan hoy en la industria. Tendríamos que encontrar la forma de que pudieran hacerse un espacio, porque son tremendamente populares y no paran de trabajar. Pero tenemos grandes esperanzas de que lo podamos lograr antes de que llegue el final...