SPANISH
Malaga Film Festival
Actress Natalia Tena, actor David Verdaguer and director Carlos Marques Marcet of 10.000 km

10.000 Km. triunfa en el Festival de Málaga y acerca el cine español a Los Angeles

La opera prima de Carlos Maques-Marcet, 10.000 Km., se alzó esta semana como la gran triunfadora de la 17 edición del Festival de Málaga además de tender un puente entre el cine español y esa meca del cine internacional que es Los Angeles. El filme, que ya participó también con éxito en la última edición del Festival de Cine SXSW de Austin (EEUU), consiguió el máximo galardón del certamen español, la llamada Biznaga de Oro a la mejor película, además de la de Plata a la mejor dirección, entre otros galardones.

Un triunfo que abre un puente internacional desde un festival plenamente español a una obra rodada en parte en Los Angeles, con una historia que narra la relación a distancia entre dos amantes, uno en Barcelona y otro en la ciudad estadounidense, y co producida por La Panda, empresa española con sede en Los Angeles.

Si por algo es conocido el Festival de Málaga en el mercado internacional es por haberse convertido en los últimos años en el máximo referente del cine español dentro y fuera de sus fronteras. Como suele indicar habitualmente su director, Juan Antonio Vigar, el Festival de Málaga es “la mejor radiografía del cine español”. Un foro cinematográfico que sin restar su raigambre al venerable Festival Internacional de Cine de San Sebastián se está convirtiendo en los últimos años en una cita obligada para conocer los nuevos rostros y las tendencias que dominan en el cine español.

Y si algo ha destacado en Málaga en esta edición del festival es el deseo del cine español de ser internacional con películas rodadas en EEUU como Una noche en el viejo México, La vida inesperada o la ganadora 10.000 Km. además de otras historias como la de Claudia Llosa No llores, vuela rodada en Canadá y con la presencia de Jennifer Connelly como actriz protagonista. Una tendencia que sirvió de escaparate a una panoplia de nuevos rostros reconocidos en un festival que otorgó el premio como mejor actriz a la protagonista de 10.000 Km., Natalia Tena, popular en EEUU gracias a la serie Juego de Tronos o su trabajo en la saga de Harry Potter, galardón en este caso compartido con Elena Anaya por Todos están muertos, otra de las películas triunfadoras este año en Málaga.

Sin embargo como mejor actor, el festival nacido en la tierra de Pablo Picasso y Antonio Banderas prefirió decantarse por un veterano intérprete del cine español como Juan Diego por su trabajo en Anochece en la India, película con la que ya ha comenzado su andadura hacia el Goya, principal galardón del cine español. Unos premios que hicieron verdad las declaraciones de Vigar al comienzo de este certamen cuando declaró a la prensa que estaba orgulloso con "la foto fija del cine español” que ofrecía la muestra, “un equilibrio entre gente con experiencia, con carrera y con una trayectoria y nombre y otros más nuevos, con una interesantísima mirada, más contemporánea e indagadora".

El público como siempre barrió para casa y su premio, votado por los asistentes al certamen que tiene sede en el Teatro Cervantes de esta urbe andaluza, se lo llevó la cinta malagueña 321 días en Michigan. En esta ocasión la historia dista mucho de estar rodada en Michigan. El filme utiliza la ciudad estadounidense como la excusa de un empresario español que dice haber estado haciendo allí un master para ocultar así el tiempo que ha pasado en prisión encarcelado por fraude. Sus actores Salva Reina y Héctor Medina compartieron por esta historia en ex aequo el galardón a mejor intérprete secundario. Otra película premiada fue Carmina y amén, de Paco León, continuación del fenómeno español Carmina o revienta y galardonada al mejor guión para su también director mientras que Yolanda Ramos obtuvo el premio a la mejor actriz secundaria.

Finalmente la cinta de Claudia Llosa tuvo, además del honor de arrancar el Festival, el premio a la mejor fotografía mientras que la cinta de Emilio Aragón, Una noche en el viejo México, cautivó al público desde la clausura del certamen. Ambos directores son realizadores conocidos en la Hollywood Foreign Press Association gracias a sus anteriores obras, La teta asustada (The Milk of Sorrow)” en el caso de la peruana de Llosa y Pájaros de papel (Paper Birds) en el caso del cubano de nacimiento español de corazón de Aragón, cintas ambas proyectadas a los miembros de esta asociación de prensa de carácter internacional como postulantes a mejor película en lengua no inglesa.

Rocío Ayuso