GLOBAL

Cantinflas regresa al cine de la mano de Oscar Jaenada

Fue la mayor gloria del cine mexicano y creo un estilo humorístico tan inconfundible que nadie ha podido emulalarlo y aunque han pasado 32 años desde que estrenó "El barrendero", el último de los 38 largometrajes que protagonizó en México, sus películas todavía siguen dejándole anualmente a la Sony, propietaria de los derechos, una suma millonaria. Si bien en la década del '50, Mario Moreno, mejor conocido como Cantinflas, era el rey de la taquilla en América Latina y en España gracias a un humor simplón, una sonrisa contagiosa y a unos largos trabalenguas que ni siquiera sus compatriotas lograban descifrar, en Estados Unidos se le conoció poco, aunque desembarcó en Hollywood de la manera más auspiciosa posible, en el filme de Michael Anderson "Around the World in 80 Days", una ambiciosa superproducción en Technicolor en la que compartió cartel con David Niven y Shirley McLaine, a los que sumaron con pequeñas participaciones estrellas tan disímiles como Frank Sinatra, Marlene Dietrich, Buster Keaton, el torero Dominguín y la leyenda francesa Fernandel. El filme tuvo un éxito extraordinario y terminó ganando 5 Oscar, entre ellos el de Mejor Película, pero el gran trabajo de Cantiflas, que fue ignorado por la Academia, fue en cambio reconocido en los Globos de Oro de 1957, en donde resultó triunfador, derrotando nada menos que a Marlon Brando, Danny Kaye, Yul Brinner y Glenn Ford en la categoría de Mejor Actor de Comedia o Musical. Curiosamente, el filme se llevó también el importantísimo Globo de Oro a la Mejor Película, aunque en este caso fue como mejor drama (en comedia triunfó "The King and I"). El romance de Cantinflas con los premios que otorga la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood continuó durante varios años más. En 1961 fue nominado otra vez al Globo de Oro a Mejor Actor de Comedia o Musical por "Pepe", su último filme como protagonista en Hollywood y si bien perdió frente a Jack Lemmon quien concursaba por la legendaria "The Apartment", no se marchó con las manos vacías: la HFPA le otorgó un Globo de Oro especial por su trayectoria en la comedia.

Aunque a medida que pasan los años su recuerdo se va diluyendo entre nuevas generaciones de artistas y de público, una película intenta recuperarle para las audiencias contemporaneas. Se trata de "Cantinflas", de Sebastián del Amo (cuyo crédito previo como director es "El fantástico mundo de Juan Orol"), una biografía que cuenta con el aval de la familia de Moreno y cuyo mejor atributo es la prodigiosa interpretación del catalán Óscar Jaenada, a quien en Estados Unidos recordamos por su participación en "The Losers" y "Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides". El nativo de Barcelona ya demostró en su país que es capaz de perderse en sus personajes. Es que Jaenada se ganó el Goya (considerado el Oscar de España) por otra formidable labor, la de transformarse en el cantante flamenco Camarón de la Isla en la película de Jaime Chavarri "Camarón". En "Cantinflas", el español logra capturar la gracia y el espíritu de Moreno, tanto delante como detrás de las cámaras y no tuvo problemas en adquirir un perfecto acento mexicano para completar una caracterización prodigiosa a la que obviamente ayuda su parecido físico con el actor. En los hechos, Jaenada se pasó muchos años esperando que lo que parecía ser un sueño imposible se concretara, y sin duda aprovechó ese tiempo para estudiar a fondo a la leyenda del cine.

El filme, que se estrenará primero en Estados Unidos, el 29 de agosto y el 19 de septiembre llegará a los cines mexicanos, cuenta la historia de Moreno desde sus humildes inicios en las carpas de la década del 20 hasta su consagración como la mayor estrella de México, pero también dedica su tiempo a mostrar su vida íntima, particularmente su relación con su única esposa, la rusa Valentina Ivanova (junto a quien permaneció durante 30 años, hasta que ella falleció en 1966) papel a cargo de Ilse Salas, y sus luchas sindicales en el complejo panorama político de México. El segundo papel en importancia recae en el norteamericano Michael Imperioli, quien encarna al productor Michael Todd, responsable de haber hecho realidad "Around the World in 80 Days". Su lucha por concretar la película se conecta narrativamente con la vida de Moreno, y llega a su climax recreando el momento histórico en el que el comediante se lleva su primer Globo de Oro.

Gabriel Lerman