GLOBAL
HFPA
"Mario Moreno with Jorge Camara"

Cantinflas: siempre chistoso, dentro y fuera de la pantalla

No está a discusión que, para el público de habla hispana, el incomparable ingenio y la comicidad de Mario Moreno “Cantinflas”, no ha sido, ni será igualada en el cine. Pero lo que tal vez muchos de sus admiradores no saben es que las cualidades que lo convirtieron en ídolo también se extendieron a su vida personal. Invariablemente, en coversaciones privadas con amistades y parientes, “Cantinflas” sabía como contar chistes y hacer reír. Y lo hacía con inimitable gusto y sabor.

Personalmente, yo tuve la afortunada oportunidad de comprobarlo gracias a mi amistad con Clotilde Hernandez Bravo, directora del Noticiero Continental de México y ahijada del famoso cómico. Durante la estancia de “Cantinflas” en Century City, cada vez que Coty visitaba Los Angeles teníamos oportunidad de cenar con el comediante, generalmente en “Mr. Chow’s” de Beverly Hills, donde obviamente era tratado por meseros y maitre’d con el respeto y admiración y que se merecía. Las cenas eran interminablemente divertidas haciéndonos reír sin parar a los ahí reunidos.

Es irónico que en la nueva película, “Cantinflas”, que recuenta su vida artística y personal, sea un actor español, Oscar Jaenada, quien haya logrado una tan asombrosa como auténtica recreación de su sujeto.

Y es lamentable que, a pesar de “Around the World in 80 Days” (1956), que le ganó un Globo de Oro como Mejor Actor de Comedia, y “Pepe” (1960) –por la que recibió un segundo Globo de Oro honorífico– producción que no conectó con el gran público a pesar de haber sido rodeado de prácticamente todas las grandes estrellas del momento, Hollywood no haya sabido aprovechar el muy particular talento de Cantinflas, un talento que públicamente el mismo Charlie Chaplin elogió sin reservas.

Es cierto que una gran parte de la comicidad de “Cantinflas”, basada en su insólito tratamiento del idioma español y dichos mexicanos, hablando mucho sin decir nada, resultó difícil y poco práctica de ser traducida a otras lenguas, pero su habilidad para la comedia física, demostrada en sus movimientos, bailes y toreos, pudo realmente ser mejor aprovechada.

Afortunadamente tendremos para siempre sus mas de 55 películas, muchas de ellas verdaderas joyas del séptimo arte.

JORGE CAMARA