SPANISH

El Fenómeno De La Comedia Mexicana: ¿casualidad O Tendencia?

En México, como en muchas otras partes del mundo, las películas locales raramente salen primeras en la taquilla. Allí, generalmente son las grandes producciones norteamericanas las que logran convocar al público para que asista al cine en masa. Si uno revisa la lista de las 10 películas mas taquilleras en la historia del México, es solo la que ocupa el último puesto ha sido una producción local, Instructions Not Included, la cinta escrita, producida, protagonizada y dirigida por Eugenio Derbez que también se convirtió en el filme hablado en español que más dinero ha recaudado en la historia del cine en Estados Unidos. Estrenada el 30 de agosto, la comedia lleva recaudados de este lado de la frontera 44 millones de dólares y todavía continúa proyectándose en unas pocas salas al día de hoy.

Derbez, una figura sumanente popular entre los hispanos que viven en Estados Unidos gracias a su comedia televisiva "La familia P.Luche", que fue emitida en la Cadena Univisión, se entregó en cuerpo y alma a promocionar su primera película como director en territorio norteamericano, en donde se estrenó varias semanas antes que en México. Para cuando el filme llegó al territorio mexicano, los fans de Derbez del sur del Río Grande venían siguiendo en la prensa y en la televisión local el éxito que su ídolo estaba teniendo en EE.UU. y estaban sumamente ansiosos por ver con sus propios ojos de qué se trataba. Muy diferente fue la historia con Nosotros los Nobles, otra comedia que batió récords en todo el territorio mexicano. Gracias a una historia que rompe con los estereotipos de cómo se ven los habitantes de ese país en la pantalla grande, el debut en el cine de Gary Alazraqui se convirtió en un éxito instántaneo cuando se estrenó allí en abril, superando la marca establecida en el 2002 por El crímen del padre Amaro y convirtiéndose en la nueva película local más vista en la historia de México. Curiosamente, Nosotros los Nobles apenas pudo mantener ese récord durante unos pocos meses, ya que cuando llegó Instructions Not Included, titulada allí como No se aceptan devoluciones, lo superó comodamente.

En cambio, Nosotros los Nobles no tuvo la misma suerte cuando comenzó a exhibirse en territorio norteamericano. Sin estrellas populares, mas allá de la ascendente Karla Souza, no alcanzó con la noticia de su éxito en México para despertar el interés de la audiencia hispana. Lo mismo podría decirse de Pulling Strings, otra comedia mexicana que Pantelion Films, la misma distribuidora de Instructions Not Included en Estados Unidos, estrenó poco después de que el filme de Derbez se convirtiera en un éxito instantaneo, esperando que se repitiera el fenómeno. Aunque también es cierto que los 5 millones de dólares que recaudó no son para nada despreciables en un mercado en el que las películas en idiomas que no sean el inglés con suerte alcanzan el millón de dólares.

Lo que ciertamente todo el mundo se pregunta hoy es si puede hablarse de una nueva tendencia entre los aficionados al cine a ambos lados de la frontera, o si se ha tratado de una mera casualidad. Por ahora, son muchos los que buscan la respuesta en nuevas propuestas que llegarán a las pantallas en México y Estados Unidos en el que año está por comenzar, y tampoco faltan proyectos para convertir lo que quizás fue un golpe de suerte en una constante. Según informa Variety, Alazraqui trabaja en una segunda parte para Nosotros los Nobles y Derbez, convertido en un imán para los inversores, analiza cuál será su siguiente proyecto. Lo que sí queda en claro es que la audiencia para el cine hablado en español existe, y que solo se trata de acertarle a lo que el púbico tiene ganas de ir a ver.

Gabriel Lerman