SPANISH

Emmanuel Lubezki: Un “chivo”, Tras Las Camaras De Hollywood

Cinco veces nominado para el Oscar, y, este año con seguridad se levantara de su lugar para recogerlo, porque con Gravity ha logrado una vez mas impresionar no solo al publico sino a toda la industria del cine.

Desde la primera escena de este film, que le ha valido a Alfonso Cuarón la nominación al Globo de Oro en la categoría de mejor película (la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood no tiene terna para ‘Mejor Fotografía’) Emmanuel Lubezki, el “Chivo” para sus amigos, ha causado sorpresa, incredulidad de lo que es posible bajo su lente, por lo que los verdaderos cineastas han tenido que ver “Gravity” mas de una vez.

Lubezki ha sido el director de fotografía de todas las películas de Alfonso Cuarón con excepción de Harry Potter y el Prisionero de Azcaban. Se conocen y han sido amigos de ‘toda una vida’. Ambos fueron estudiantes de cine juntos y también juntos fueron expulsados del colegio. La amistad y compenetración de ideas se puede percibir en todo el trabajo en que han colaborado, desde Solo con tu Pareja (1991), A Little Princess (1995), - donde recibió su primera nominación al Oscar- Great Expectations, Y tu mama también y Children of Men. Ambos confiesan admiración mutua; Cuarón ha dicho: “El Chivo es uno de los grandes talentos fílmicos de nuestro tiempo. No solo en fotografía, pero en todas las capacidades de la cinematografía. Es uno de los genios de nuestra industria.”

Debido a los cinco años que tomo hacer Gravity, Lubezki participo en varios proyectos con otros directores, como Terrence Malick, con quien hizo The Tree of Life por la que también fue nominado al Oscar, con los hermanos Coen en Burn After Reading, entre otros. El Chivo es hoy en día uno de los talentos mas respetados en el mundo del cine. Ha colaborado con Mike Nichols en The Birdcage (1996) Tim Burton en Sleepy Hollow (1999) o Martin Scorsese en Shine a Light (2007). Se ha creado fama como el ‘fotógrafo que los grandes directores buscan cuando quieren algo nuevo, diferente, cuando lo que el director busca nadie lo ha ni intentado.’

Con Cuarón, durante una relación profesional de casi tres décadas se adjudican retos para los que tienen que inventar cámaras, técnicas, y llegar a una identificación de emociones viscerales. Gravity es probablemente la película mas compleja que he hecho, pero también la mas emocionante personalmente, porque todo era nuevo. Cada minuto estábamos probando e inventando formulas, efectos que no existían en cine. Podríamos hasta calificarlo de algoritmos cinematográficos, donde, en conjunto, formulábamos operaciones para encontrar solución a lo que requería cada secuencia.

“El trabajo con Sandra Bullock era, físicamente para ella, extenuante. Al estar ella en todas las escenas, pero donde son las cámaras y luces las que se mueven a su alrededor, su tolerancia fue impresionante. Tenia por horas luces directas al rostro con focos, cámaras, donde buscábamos, cuadro por cuadro que todo tuviera una secuencia uniforme pero con el movimiento y desafío del espacio.”

“Cada paso era un enigma. La tecnología que utilizamos no existía seis meses antes, nadie la conocía, entonces Alfonso y yo nos veíamos –después de que el me daba una versión oral de lo que imaginaba con alguna escena; claro, el había escrito el guion, entonces su mente lo dejaba ‘ver’ algo que no existía y nos reíamos. Alfonso tiene una claridad mental extraordinaria, pero me miraba sabiendo que aunque entendía sus palabras no se trataba de traer tal o cual cámara a una locación. No, nada existía…fue increíble, divertido y, por supuesto, no íbamos a desistir ante ningún reto.

No es por nada que le han llamado el ‘poeta audiovisual’ a este tímido artista mexicano quien, desde que estaba en la escuela de cine de la Universidad, en México, el rector pronostico sobre Lubezki que era “un creador inquieto que se convertiría en un verdadero artista, conocedor de la condición humana que se expresa a través de la luz.”

El Chivo, quien desde niño se fascino con el cine, no importándole la lengua en que se hablara, sino únicamente el lenguaje visual que le comunicaba cada imagen es ahora, a través de su sensibilidad, creatividad y talento no solo el ‘mexicano’ mas importante en su especialidad cinematográfica, pero con seguridad el camarógrafo/ fotógrafo actual de mayor trascendencia en la industria.

Gilda Baum-Lappe