SPANISH

Sharon Stone sedujo como Mrs. Robinson en el Live Read de Jason Reitman

En la historia del cine sólo hay una Mrs. Robinson y no es otra que Anne Bancroft. Pero Jason Reitman fue capaz de darle esta semana un nuevo giro al clásico cinematográfico con la presencia de Sharon Stone en el icónico papel de El graduado. Su versión formó parte del programa conocido como Live Reado lecturas de guión abiertas al público que organiza para Film Independent en el Museo de Arte del Condado de Los Angeles (más conocido por sus siglas en inglés LACMA). Un evento que con los años se está convirtiendo en el secreto mejor guardado de Hollywood y que concluyó la temporada con la lectura del guión de rodaje de El graduado, película de 1967 que aspiró a 7 premios Oscar y siete Globos de Oro y por la que su autor, Buck Henry, aspiró a ambas estatuillas.

Un buen final para un acto en el que contribuye la HFPA y donde la sencillez de medios hace resaltar aún más la maestría del trabajo. Porque en el escenario del teatro Bing del LACMA no hubo más que media docena de sillas, otros tantos micrófonos y una pantalla en la que se proyectaban imágenes fijas de los diferentes espacios en los que se desarrolla la trama para facilitar a los 500 asistentes la ubicación del momento. Un puñado de sillas y la brillantez de un guión leído con talento por un grupo de actores desconocidos para el público hasta el momento de ser presentados. Desconocidos porque Reitman prefiere guardarse ese as en la manga en una cultura como dijo “donde todo es subido a la red o difundido y retransmitido a tiempo real en las diferentes plataformas”. Por eso prefiere mantener su reparto en el anonimato y conservar así ese aura que le permite ofrecer a los asistentes una experiencia única.

Así lo ha hecho en todas sus ediciones, donde los guiones leídos tocan todos los géneros, épocas y estilos. Desde la popular comedia Groundhog Day (Atrapado en el tiempo) en honor al recientemente fallecido Harold Ramis; el filme animado Space Jam, la transgresora Boogie Nights o la violenta cinta revelación de Quentin Tarantino, Reservoir Dog, entre otras muchas obras leídas sobre el escenario en estos últimos años. El graduado siguió la misma tónica tanto en el secreto como en el talento porque la sala se puso en pie cuando Reitman anunció el nombre de Sharon Stone como Mrs Robinson. Como el resto del reparto, que incluyó a Jay Baruchel como el joven Benjamín Braddock que inmortalizó Dustin Hoffman en la película; Mae Whitman, como Elaine, y Kevin Pollack, Paul Scheer y Tig Notaro en los otros los papeles, Stone llegó al escenario vestida de diario. Pero caso su presencia, su voz (a pesar de los ataques de tos que no la impidieron seguir en el papel), su lenguaje corporal, sus piernas cruzadas sentada en el borde de la silla, ofrecieron la mejor seducción posible sin necesidad de moverse del asiento. Una seducción donde la juventud de Baruchel, haciendo suyo el personaje de Benjamín, sucumbió, besando a la actriz al acabar la escena cumbre del guión, un gesto que se vio recompensado por una cerrada ovación del público.

Fue un gran hasta luego de Live Read, programa que no comenzará una nueva temporada hasta el próximo otoño. Despedida emotiva que además contó con la presencia del propio Buck Henry en la audiencia así como del productor de la cinta, Lawrence Truman. No fue el caso de Paul Simon y Art Garfunkel, ausentes de esta celebración aunque fue su música y en concreto el tema The Sound of Silence el que cerró el acto dejando a los asistentes con ese sentimiento de haber asistido, como prometió Reitman, a un momento único e irrepetible de seducción.

Rocío Ayuso