Aaron Paul, el ídolo de los argentinos

by Gabriel Lerman October 24, 2019
Actor and rpoducer AAron Paul, Golden Globe nominee

magnus sundholm/hfpa

Netflix acaba de confirmar que El camino: A Breaking Bad Movie, ha sido un éxito rotundo. En efecto, según informó via Twitter la compañía de streaming, la película televisiva ha sido vista por 25 millones de personas en todo el mundo durante su primera semana en la plataforma. El dato es uno de los pocos que la empresa ha compartido publicamente, ya que no suele difundir cual es la repercusión que tienen sus contenidos.

Como referencia, el año pasado Netflix anunció que Bird Box, la película protagonizada por Sandra Bullock y realizada por la danesa Susanna Bier especialmente para la plataforma había sido vista por 45 millones de suscriptores en su primera semana. Nielsen, la compañía especializada en audiencias televisivas, ya había dado a conocer que en sus primeros 3 días El camino había tenido una audiencia promedio por minuto de 6.5 millones de personas, en su mayoría hombres jovenes. Si algo permiten deducir estos datos es que la propuesta de contar lo que ocurre con Jesse Pinkman tras el final de la reverenciada Breaking Bad ha sido muy exitosa. La serie, que concluyó en 2013, y que hasta ese entonces había obtenido 4 nominaciones al Globo de Oro, se convirtió en la gran ganadora en enero de 2014, cuando Bryan Cranston se llevó el premio otorgado por la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés) al Mejor actor en una serie dramática por su magistral interpretación de Walter White, mientras que su creador, Vince Gilligan, celebró llevándose el Globo de Oro a la Mejor serie dramática durante la misma gala. Aaron Paul, nominado como Mejor actor televisivo de reparto, se marchó en cambio con las manos vacías.

El camino le ha dado a Paul la mayor oportunidad de su carrera, ya que en este caso es el absoluto protagonista de la historia, en la que también aparecen en breves participaciones muchos otros personajes que hicieron la delicia de los televidentes que convirtieron a Breaking Bad en una de las series más celebradas de la historia. En un encuentro con la HFPA algunos días antes del estreno de la película televisiva, Paul se mostró feliz por la experiencia vivida, que incluyó mantener un secreto absoluto sobre la filmación, tanto mientras se realizó como sobre los detalles de la historia antes de que la nueva propuesta pudiera verse en la plataforma: "la verdad es que yo le dije adiós a este personaje 6 años atrás", compartió con los periodistas de numerosos países que integran la HFPA, para luego agregar: "creo que la forma en que Vince y el resto de los guionistas decidieron terminar la serie fue absolutamente perfecta. Pero cuando Vince me llamó para decirme que tenía una idea para continuar la historia, le dije que si, que solo me dijera cuándo tenía que presentarme y que yo estaría allí. Es que confío ciegamente en él, no va a hacer algo si no tiene una buena razón. Y el no podía dejar de pensar en que es lo que pasó con Jesse después del final. A mi me había encantado que el huyera, que se alejara tanto como pudiese de este mundo tortuoso que él lideró por algún tiempo. Y a la hora de volver, me sentí muy bien de meterme otra vez en su piel".

A Paul no podría haber ido mejor en su carrera tras el final de Breaking Bad. Después de protagonizar The Path durante 3 temporadas para el servicio de streaming Hulu, grabó la serie Truth to Be Told, junto a Octavia Spencer y Lizzy Caplan, que debutará en Apple TV+ el 6 de diciembre, y acaba de concluir su participación en la tercera temporada de Westworld, que llegará a HBO en algún momento del año próximo. Además, estrenó a principios de octubre la película independiente The Parts You Lose, que coprotagonizó con Mary Elizabeth Winstead. Sin embargo, nada equivale en popularidad a Jesse Pinkman, un papel que según admite el propio actor, lo ha convertido en un ídolo entre los argentinos: "cuando viajo por el mundo noto que Breaking Bad ha tenido un gran impacto, pero cada vez que estoy en Los Ángeles se me acerca gente de Argentina que está visitando Estados Unidos. Ellos me dicen que me adoran en Argentina, y yo les respondo que yo adoro Argentina. Voy a tener que ir allí en algún momento", dijo cuando se le preguntó en donde siente que Breaking Bad ha tenido mayor repercusión.