Aaron Sorkin: “The Trial of the Chicago 7 tiene algo de El Quijote”

by Rocio Ayuso October 9, 2020
Filmmaker Aaron Sorkin, Golden Globe winner

Walter McBride/WireImage/Getty Images

Aaron Sorkin es el hombre del momento. El último trabajo del creador de The West Wing como director y guionista, The Trial of Chicago 7, se ha convertido en la película más comentada del año. Quienes la han visto hablan no solo del sólido trabajo de su reparto sino también del momento histórico en el que transcurre la cinta, durante el abuso judicial contra los organizadores de una manifestación masiva que tuvo lugar en Estados Unidos en 1968 pero que refleja la situación política internacional actual. Sorkin (Nueva York, 1961) prefirió hablar de su libro de cabecera: "Don Quijote de la Mancha".

¿De dónde viene su amor por este clásico de la literatura española?

Es cierto que amo El Quijote. Lo leí por primera vez en el colegio, pero incluso antes de leer el libro había visto el musical The Man of La Mancha. Fue el primer musical que vi en mi vida. Era un chaval. Me llevaron mis padres con seis o siete años y a pesar del tiempo que ha pasado recuerdo cada minuto de aquella experiencia. Recuerdo lo mucho que Don Quijote me recordó a mi padre. Así que desde entonces es un personaje muy importante para mi.

¿Le recordaron también los personajes de su última película a Don Quijote?

Nunca me compararía con El Quijote o con su autor, pero The Trial of the Chicago 7 tiene algo de El Quijote. Está llena de personajes que podríamos llamar quijotescos, que se enfrentan a molinos de viento, creen en la dignidad, en la justicia y también son caballeros.

¿Una obra que quizá le acercó también al castellano?

¡Ya me gustaría hablar español, no lo sabes bien! ¡Y, mis disculpas por no hablarlo!

The Trial of the Chicago 7 se acerca a la audiencia actual presentando algo más contemporáneo que una película histórica. ¿Cómo se piensa acercar a la audiencia internacional?

De la misma forma en la que me distancié de los 60. No me quise apoyar en su iconografía, ni en su música. Preferí una música orquestal para la película. Tampoco utilicé camisetas desteñidas ni símbolos de la paz, y me alejé de los modismos de la época al hablar porque, aunque quise ser honesto con el momento histórico, The Trial of the Chicago 7 habla del hoy, no del ayer. Por eso eliminé todo aquello que pudiera alejar a la audiencia. Por esa misma razón tampoco quise apoyarme en el mito americano. Se están produciendo manifestaciones pacíficas por todo el mundo, en España, en Chile, en Colombia, por toda Europa. Y quiero que sepan que esta película también habla de ellos. Creo que lo sabrán, que se verán reflejados, que las calles de Chicago serán sus calles.

A scene from"The Trial of the Chicago 7"

Sacha Baron Cohen y Jeremy Strong en una escena de The Trial of the Chicago 7.

niko tavernise/netflix

 

 

¿Qué películas le han llegado como quiere llegar a su público?

Siempre me encantaron los dramas judiciales. Desde pequeño lo mío eran las películas de tribunales. Lo mismo que con Don Quijote, mi pasión por este género me viene de niño. Entre las que más me impactaron están 12 Angry Men, Inherit the Wind, una obra titulada The Caine Mutiny Court-Martial, que me inspiró para escribir primero la obra y luego el guion de A Few Good Men, mi primer trabajo centrado en una corte marcial. Esos son los títulos con los que crecí en este sentido. Y a nivel político, películas como All the President’s Men, The Candidate o The Best Man, escrito por Gore Vidal. Esos me encantaron y me hicieron quien soy.

En los 80, Hollywood produjo numerosas películas políticas más allá de su propia historia. Salvador, Missing, The Year of Living Dangerously¿Por qué no ahora?

A mi me interesa y mucho. Siento una gran curiosidad por aquello que ocurre fuera de nuestras fronteras. Nunca lo entendí dado que para Hollywood el mercado internacional es más importante en la actualidad que nunca lo fue antes. Sería lo lógico, ver historias de fuera de nuestras fronteras. Por eso no sé qué responder. Lo que es cierto es que a la gente le gusta ver películas en las que se vean reflejados. Si eres joven, quieres ver películas de jóvenes. Y los estadounidenses, son muchos los que no se dan cuenta que la gente que no vive aquí, que no se parece a nosotros, que no habla como nosotros, es como nosotros. Slumdog Millionaire es una gran película. Danny Boyle dio en el blanco. Es una película genial que volví a ver hace nada. Pero Warner Bros la sacó a la venta una vez hecha porque el jefe del estudio dijo que, aunque era una buena película, no podría venderla sin contar con algún blanco en su reparto. Sin algún estadounidense. Acabó ganando el Oscar a mejor película ese año e hizo una buena taquilla. Una película que en la actualidad cualquier estudio estaría orgulloso de haber producido. Pero, de nuevo, por temor a que no encontrara su público, el estudio decidió venderla.

¿Qué nos puede adelantar de Lucy & Desi, una película importante para la comunidad hispana pero que está rodeada de polémica por su reparto?

Aunque todavía no se ha hecho público oficialmente, puedo adelantar que la película se titula ahora The Ricardos. Puedo hablar muy poco de ella. Pero en cuanto al reparto, en lo que se refiere a Desi (Arnaz) puedo asegurar que no vamos a buscar actores fuera de la comunidad hispana. Tenemos una mujer hispana directora de reparto que nos va a asesorar. Estábamos muy interesados en un actor brasileño pero, algo que he descubierto, es que nos recomendaron que no porque los hispanos no consideran a los brasileños parte de su comunidad. Muchos tampoco aceptan a los nacidos en España. Pero la respuesta es que nos importa mucho encontrar a la persona adecuada.

Para concluir esta conversación y parafraseando el comienzo de The Newsroom pero llevado a este año: En el 2020, ¿qué es lo hace de Estados Unidos un gran país?

Su vuelta a la integridad y a la honestidad.