Adam Driver, nominado a Mejor actor dramático, “Marriage Story”

by Gabriel Lerman December 21, 2019
Actor Adam Driver, Golden Globe nominee

armando gallo/hfpa

Si hay un año que define la carrera de este actor que primero fue marine y en un inusual cambio de carrera lo dejó todo por las luces de los escenarios y las cámaras de filmación, ese es el 2019.

Es que si la trayectoria de Adam Driver ya era maravillosa en el último lustro, nada podrá compararse con lo que le hemos visto hacer a lo largo de este año. En estos días acaba de estrenarse Star Wars: the Rise of Skywalker, la película que cierra la saga intergaláctica más popular de la historia del cine y en la que su Kylo Ren juega un rol fundamental. También se lo ha visto en The Report, el filme de Scott Z. Burns en la que interpreta a un empleado del Congreso que lleva adelante una larga investigación sobre las torturas a prisioneros después del 11 de septiembre. Fue además uno de los protagonistas de The Dead Don't Die, una curiosa comedia sobre zombies dirigida por Jim Jarmusch, y también le dio vida al personaje del título en la largamente esperada The Man Who Killed Don Quixote, la cinta que Terry Gilliam estuvo tratando de rodar durante dos décadas.

Pero si hay una película que definirá para siempre su carrera será Marriage Story, la película de Noah Baumbach que le ha dejado su segunda nominación al Globo de Oro, que además es consecutiva, ya que a principios de este año fue candidato por BlackKlansman. Allí encarna a Charlie, un director de teatro que lleva una vida sin sorpresas junto a su esposa Nicole (Scarlett Johansson) hasta que ella le plantea que quiere divorciarse. Ese será el inicio de un verdadero torbellino emocional, en el que Adam logra conectarse con la audiencia de una manera especial.

En su encuentro con los periodistas de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollwyood (HFPA, por sus siglas en inglés), el actor sostuvo que no tuvo problemas para identificarse de inmediato con su personaje: "es que esta historia trata sobre gente que está enamorada, por más que sea una película que se centra en un divorcio. Creo que A Marriage Story trata sobre por qué recibes amor. Para poder contar por qué esta pareja se disuelve, primero tienes que explicar cómo es que ellos terminaron juntos. Por eso me parece que todas las escenas te muestran que es lo que hay detrás del amor, y por eso cualquiera que vea esta película se puede identificar con ella. Noah escribió algo que es bastante universal. El ha logrado lo que todo el mundo intenta conseguir que es contar algo que es verdaderamente específico pero a la vez universal para todo aquel que haya estado enamorado alguna vez, lo cual creo que representa a una enorme cantidad de personas, más allá de que estés casado o no", nos dijo. Si hay un elemento que no sólo está en esta película sino en todas en las que participa, es un toque de humor muy propio del actor: "yo nunca me pongo a pensar que la película en la que trabajo es una comedia", sostuvo, y luego agregó: "Es algo que surge naturalmente. Creo que he sido muy afortunado de trabajar en proyectos que reflejan cómo es la vida cotidiana. No vivimos en un género pero si lo hiciéramos, yo definitivamente viviría en una comedia. Insisto en que he tenido la suerte de trabajar en cosas que se sienten muy humanas y que tienen una cuota de humor. Por otro lado, no siento que sea un talento personal. Es algo que está en el guion, está en la direccion. Yo soy simplemente una parte de un proyecto. En cualquier caso, no es una decisión consciente. No es que yo siento que algo es divertido y tengo que hacerlo de esa manera".

Adam Douglas Driver nació en San Diego en 1983 pero a los 7 años se mudó co su madre divorciada a Mishawaka en Indiana, en donde tuvo una infancia común en la que su única conexión con el arte era cantar en el coro de su iglesia bautista. En su adolescencia comenzó a soñar con ser actor, pero tras los ataques del 11 de septiembre decidió enrolarse en los marines, y su vida hubiera continuado en el ejercito si no hubierse sido que sufrió un accidente que lo llevó a que le dieran de baja. Se marchó a la universidad y de allí a Julliard, el famoso conservatorio de Nueva York del que han salido muchas figuras de Hollywood. Tras egresar, comenzó a trabajar en el teatro neoyorquino y a hacer pequeños papeles en televisión. Debutó en el cine de la mano de Clint Eastwood en J. Edgar y en 2012 consiguió el papel en la serie de HBO Girls que le serviría de trampolín. Una vez que el cine lo descubrió, ya no hubo manera de pararlo. Entre sus películas más importantes se cuentan Lincoln de Steven Spielberg, Inside Llewyn Davis de los hermanos Coen, Paterson de Jim Jarmusch y Silence de Martin Scorsese