Adria Arjona: "Estoy muy orgullosa de mi apellido"

by Gabriel Lerman May 14, 2018
Actress Adria Arjona

paras griffin/getty images/warner bros.

Para cualquier hispano que siga la música popular, su apellido es sinónimo de canciones de amor y letras llenas de poesía. Pero para quienes no conocen a Ricardo Arjona, el idolatrado cantante guatemalteco, su nombre es simplemente el de una de las actrices jóvenes que ha irrumpido recientemente con mas fuerza, con papeles como el de la nueva Dorothy en la cancelada serie Emerald City, el de Emily en la segunda temporada de True Detective o Leandra en la película independiente The Belko Experiment. Ciertamente la carrera de Adria Arjona ha alcanzado recientemente un nuevo pico con su co-protagónico en Pacific Rim: Uprising, como la chica que se disputan John Boyega y Scott Eastwood, y su debut en la comedia junto a Melissa McCarthy en la recién estrenada Life of the Party. En un descanso del rodaje de Triple Frontier, que filma en Hawái junto a Ben Affleck y Charlie Hunnam, hablamos con la actriz puertorriqueña sobre el buen momento que vive, y logicamente, sobre su famoso padre.

¿Cuán difícil fue filmar con Melissa McCarthy y no reírte?

Muy, muy difícil. Especialmente porque esta es mi primera comedia, entonces yo no sabía la risa que se genera detrás de cámara. O sea, yo me encontré la risa, 30 veces, mientras filmaba.

¿Y qué es lo que descubriste sobre la comedia con esta película?

Muchas cosas. Lo más interesante que yo creo que aprendí es que es importante divertirte con la improvisación, porque alguien en cualquier momento improvisa y tienes que responder, entonces siempre tienes que estar presente.

¿Estabas buscando una comedia o simplemente se dio?

Como todo en mi carrera se me ha dado o no se me ha dado, pero me llegan guiones y si me gusta voy y audiciono. Con esto me pasó lo mismo: Me mandaron el guión, lo leí y me encantó el concepto de la segunda oportunidad. Yo creo que es un guión de comedia ligera, en donde una mujer de cuarenta y pico tiene la segunda oportunidad de reinventar su vida, de regresar a la escuela con su hija, y así aprende que es lo que están haciendo los jóvenes y ella les enseña las cosas que ya ha sabido antes. Eso me encanta.

¿Tuviste alguna experiencia universitaria?

Fu a la universidad dos meses, para ser abogada, empecé a estudiar; y enseguida noté que no me sentía cómoda, no me gustaba. Entonces me mudé a Nueva York para estudiar teatro.

¿Cuán distinta fue tu propia experiencia en la universidad de lo que retrata la película?

La verdad es que fui solo dos meses, y dormía en mi casa, nunca tuve eso de estar en una fraternidad, de vivir en un dormitorio con mis mejores amigas, de ir a un baño común… Pero en esta película vivíamos todas en un edificio, en los departamentos y compartíamos todo, ahí si tuve la experiencia de vivir con mis cinco amigas.

¿Sientes que te has perdido algo por no haber tenido esa experiencia?

Sí, yo estuve trabajando. Creo que me perdí toda la parranda. Yo fui una adolescente con los pies bien puestos en el mundo. Me fui de casa y todo se me cayó encima, me la perdí, digamos.

Si te dan a elegir entre hacer más comedias y seguir por el camino del cine de acción. ¿Con qué te quedas?

Para mí siempre lo mas importante es el personaje. Si me llega uno que me gusta, me da lo mismo que sea de comedia o sea de acción. Yo estoy muy enfocada en el futuro y eso es lo que quiero hacer, un poquito de magia para que el universo se entretenga.

¿Cómo empezó este sueño tuyo de ser actriz. ¿A qué edad te diste cuenta de que esto era lo que querías hacer?

Hay muchas actrices que te dicen que a los 5 años ya sabían que querían ser actrices, yo nunca tuve eso cuando era chiquita. Hacía mis shows, pero siempre era con mi familia. Recuerdo que me ponía a cantar una canción que se llamaba La mosca en la pared, que era lo único que decía toda la canción. Y gracias a mi padre pude tener también un acercamiento a la industria del entretenimiento, nunca me imaginé en una oficina trabajando 8 horas, me gustaba mucho pintar y escribir, siempre tuve una inclinación natural a las artes, pero siempre me imaginaba yo detrás de cámaras, nunca enfrente de ellas, porque era muy penosa, y tomé clases de actuación para poder ayudarme con lo penosa que era y me enamoré de la profesión.

Actress Adria Arjona in "Life of the Party"

Adria Arjona, Melissa McCarthy, Molly Gordon y Jessie Ennis en una escena de Life of the Party.

 

hooper stone/warner bros.

 

¿Qué es lo que te da la actuación que hace que sigas?

Cuando haces una escena, hay algo que está escrito en el papel a lo que tienes la oportunidad de darle dimensión, y exponerlo en tu voz, darle corazón, y construirlo en lo corporal, y eso me encanta, es un proceso creativo que amo y adoro. Aparte, me encanta que uno puede tener muchas máscaras, cada personaje soy yo, pero con una máscara nueva, y ese concepto me gusta mucho. 

Me imagino que habrás aprendido de tu padre cómo lidiar con la fama...

Sí, yo creo que lo que he aprendido es que lo más importante, lo que tiene valor, no es la fama sino la conexión con la gente que te sigue; eso es lo más trascendente que hay de estar en cada red, en cada revista. El que lee las noticias ve tu trabajo, y eso es lo importante.

¿Pensaste en algún momento en cambiarte el apellido como han hecho muchos hijos de famosos?

No. Nunca lo pensé. Yo soy Arjona, estoy muy orgullosa de mi apellido. En la Latinoamérica nuestra, por lo que es mi papá, por mis abuelos, por toda mi familia, yo nunca cambiaría mi apellido. Nunca se me cruzó por la cabeza. Y al revés: quiero poner mi nombre en alto.

Cuando te fuiste a vivir sola a Nueva York tu padre, deliberadamente, no te ayudó como una manera de ayudarte. ¿Tú crees que si lo hubieras necesitado, habrías contado con él?

Esa fue una decisión de los dos. No fue una decisión solo de él de que yo tenía que salir adelante y saber el valor del trabajo y del dinero, y poder tener esa experiencia de seguir mi vocación y el hambre que tengo de ella. Yo soy muy, muy terca. Pero estoy segura de que pues claro, mi papá me hubiera ayudado si lo hubiese necesitado de verdad. Pero nunca llamé. Nunca, primero para no preocupar, segundo para poder hacerlo yo solita.

¿Cuál fue el momento más difícil?

Hubo unos cuántos. En el sentido de sentir que no iba a llegar y que esto iba a ser asi por el resto de mi vida. Saber que toda mi familia iba a estar reunida tomando chocolate y que yo iba a estar sin ellos, esa fue la más dura de las pruebas, el estar lejos de mi familia.

¿Cuánto tienes de puertorriqueña, cuánto tienes de guatemalteca y cuánto tienes de mexicana?

Soy una mezcolanza bien grande. Yo creo que de la cultura puertorriqueña me encanta bailar, me encanta la comida, me encanta la música, tengo ese espíritu caribeño, pero también tengo muchos aspectos morales conservadores que son guatemaltecos, y creo que asimismo tengo la chispa parrandera mexicana.

¿Sientes que hay más oportunidades para los latinos ahora o que no es realmente así, que depende de cada uno, no de tu identidad?

Esa pregunta es difícil de contestar. Sí que hay más oportunidades, puede ser, pero no muchas. Es muy difícil por la calidad de los personajes.  Y no lo quiero tomar únicamente en las oportunidades que me da ser una actriz guatemalteca, yo creo que eso es lo menos importante, creo que la semilla de este tema viene de lo ejecutivo: necesitamos más ejecutivos latinos, necesitamos más escritores latinos, más directores latinos. Creo que los ejecutivos tienen que hacer la diferencia entre un escritor latino y uno que no lo es, porque el norteamericano ha tenido mucha más oportunidades. Hay que darle esa oportunidad a esos artistas para que escriban nuestras historias, y ahí, yo como actriz voy a poder hacer el personaje en una ficción latina escrita por un latino. Porque así sólo voy a ser la novia, la esposa, la prostituta…

Estás filmando en este momento un proyecto que estuvo muchos años dando vueltas y que finalmente se ha concretado, que es Triple Frontier ¿Puedes contar algo sobre eso?

La verdad es que no puedo hablar mucho, pero sí te puedo decir que gracias a que la película ha tomado casi 20 años para que se pueda empezar a filmar, es un set impecable, los actores podemos estar allí en la lluvia, en el fango, en la jungla… estamos todos ahí metidos dando todo lo que tenemos porque sabemos que esta película ha pasado por mucho y queremos hacerla a lo grande, y ya.