Adria Arjona: “Quiero contar historias de nuestra cultura”

by Rocio Ayuso May 29, 2019
Actress Adria Arjona

mireya acierto/getty images

En la miniserie Good Omens, basada en el libro de Neil Gaiman y Terry Pratchett, trabajan algunos de los mejores de la televisión británica como Michael Sheen y David Tennant. Y junto a ellos está Adria Arjona, la actriz puertorriqueña cuya carrera acaba de explotar. Tuvimos la oportunidad de hablar con la hija del cantante guatemalteco Ricardo Arjona y la modelo puertorriqueña Leslie Torres cuando su carrera empezaba a despuntar como protagonista de Emerald City. Pero en el último año el talento y la belleza de Arjona se ha dejado ver en Pacific Rim: Uprising, Life of the Party, Triple Frontier, la última de Michael Bay 6 Underground y ese nuevo proyecto Marvel titulado Morbius. Además de Good Omens, el cuento apocalíptico donde Adria interpreta a Anathema, una joven entre la brujería y la inocencia dispuesta a todo para encontrar al anticristo y evitar el fin del mundo.

¿Qué tiene más, de ángel o de demonio?

El mensaje de la historia y hasta mi personaje muestra que es bonito tener un poco de los dos. Pero es mejor tener paz que guerra. Eso creo yo. Y Anathema piensa lo mismo.

¿Cuáles son sus puntos en común con su personaje?

Desde que me presentaron a Anathema me enamoré de ella por muchas razones. Entre ellas porque viene de una familia donde les ha pasado de todo, capaz de dar su vida por las profecías. Pero lo que más me interesa de Anathema es que se pregunta “¿es esto lo que quiero hacer yo?” Es lo suficientemente valiente para hacerse esa pregunta y me gustaría que todos los que vean la serie agarren la misma valentía para hacerse la misma pregunta. ¿Es esto es lo que quiere mi papá, la sociedad de mi o esto es lo que quiero yo?

¿Cuánto ha influido su familia en sus decisiones?

La influencia de mi familia está ahí pero no necesariamente en lo artístico. Más bien intercambiamos opiniones o maneras de ver el mundo.

Anathema siempre lleva consigo un libro. ¿Hay algo que la acompaña siempre?

Una cajita de palo santo que una amiga me regaló hace tiempo y que siempre prendo al principio del día. También tengo un notebook hecho pedazos, de cuero, y en cuanto tengo una idea, del personaje, del guión o simplemente de la vida, la escribo. Hay tantas cosas en mi cabeza que se me olvida todo. Por eso siempre llevo un notebook para tomar notas. Luego no los miro mucho. Cuando escribes algo también lo haces dentro de tu ser.

¿Conocía la obra de Gaiman y Prachett? ¿Le gusta la lectura?

Al no crecer en EEUU no conocía su obra pero me encanta leer. Es una de las mejores formas de educación. La mejor cultura la agarras de los libros. Como actriz, leer novelas es muy importante. Te dan la oportunidad de crear personajes en tu imaginación como de normal no lo haces con un guión donde todo es mucho más cinematográfico.

En el último año su carrera ha echado a correr. ¿Cómo vive este momento?

Suena cliché pero me siento muy agradecida. He trabajado mucho para llegar al momento en que estoy y he decidido disfrutarlo. Pensé que iba estar muy ocupada. Que no iba a tener un momento para abrir los ojos y decir gracias pero no ha sido el caso. Me siento muy agradecida y lo único que quiero es seguir trabajando, seguir contando historias de mujeres que me llenen y que tengan un mensaje para la generación latina que viene.

Un momento que no vive sola a juzgar por los latinos que la acompañan como Oscar Isaac en Triple Frontier o incluso el sueco de padre chileno Daniel Espinosa, director de Morbius.

Yo también siento una mayor aceptación pero nos falta mucho por hacer, tantas historias por contar, tanta cultura que compartir con el mundo. Pero es a lo que me dedico y voy a dar mi vida por ello. Quiero contar historias de nuestra cultura.

Mientras tanto se adentra en otro universo cinemático como es el de Marvel con Morbius.

Desafortunadamente no puedo hablar del proyecto pero trabajar con Daniel y estar al lado de Jared Leto y con Matt Smith me hizo sentir como una esponjita.  Aprendí mucho en el proceso.

¿Cómo le gustaría vivir el apocalipsis?

No sé si gustaría es la palabra pero sería divertido ver cómo se comporta la gente en una situación así porque verías realmente cómo son.