Annette Bening, nominada a Mejor actriz de reparto,"The Report"

by Paz Mata December 13, 2019
Actress Annette Bening, Golden Globe winner

magnus sundholm/hfpa

Lleva tres décadas delante de la cámara de cine y dedicada de lleno a su gran pasión, la actuación. La fama llegó cuando ya era una mujer adulta y puede que sea eso lo que le haya hecho centrarse en su trabajo más que en sus niveles de popularidad. “Lo que realmente amo es el proceso de rodaje, el ponerme delante de las cámaras y disfrutar de la experiencia, que ocurran cosas que me sorprendan”, contaba en una entrevista llevada a cabo pocos meses antes de conseguir su primer Globo de Oro a la Mejor actriz en la categoría de comedia-musical por Being Julia.

Este año, sin duda, ha sido sorprendente para ella, con dos trabajos a cual más distintos con los que Annette Bening continua demostrando la amplitud de sus registros, desde su versión de Mar-Vell en Capitan Marvel, que tanto sorprendió a los fans del Universo Marvel. a su interpretación de la senadora de California Dianne Feinstein en The Report, papel por el que ha recibido su octava nominación al Globo de Oro, en esta ocasión en la categoría de Mejor Actriz de reparto. Se trata de un thriller político que sigue la investigación del Comité de Inteligencia de los Estados Unidos sobre el uso de la tortura, por parte de la CIA, contra presuntos terroristas después de los ataques del 11 de septiembre. Fue Daniel Jones (Adam Driver), miembro del equipo de Feinstein, quien después de años de obstinada investigación finalmente escribió un informe de más de 6.000 páginas que no acabó de publicarse en su totalidad. Bening, que nunca ha ocultado su pasión por el activismo político, se sintió inmediatamente atraída por la claridad del guión y sin duda por su actual relevancia. “Soy un animal político y sigo ávidamente todas las noticias políticas. Busco seriedad y fiabilidad en ellas y por eso puedo asegurar que todo lo que se cuenta en la película proviene de fuentes documentadas y por lo tanto no está politizado", aseguró la actriz en su encuentro con los miembros de la HFPA. En preparación para la película, que se rodó en el invierno del 2018, en Nueva York, Bening leyó todo el sumario del informe y se empapó de todas las imágenes de archivo de los discursos de la senadora Feinstein, pero evitó hablar con ella directamente: “quise evitar el contacto directo con ella para que eso no afectara mi actuación, pero he seguido a la senadora desde que en 1978 me trasladé a San Francisco para estudiar en el American Conservatory Theater, y por desgracia viví la tragedia de los asesinatos de George Moscone y Harvey Milk, alcalde y concejal de San Francisco. Diane Feinstein formaba parte de la junta de supervisores y todavía me acuerdo de su aparición ante el público, delante del ayuntamiento, para explicar lo sucedido,” explica la actriz.

Bening no llegó al cine hasta que cumplió 30 años, porque estaba empecinada en convertirse en una actriz de teatro. Nacida en Topeka (Kansas) en 1958, sus primeros pasos en el escenario los dio en una producción escolar de The Sound of Music. Desde entonces Annette quedó enganchada al teatro, embarcándose en diez años de estudios de arte dramático que alternó entre la Universidad de San Francisco, el American Conservatory Theater, el Old Globe Theater de San Diego y el Denver Center Theater Company. “El teatro es muy duro, hay demasiado rigor intelectual, pero me obsesionaba con el teatro clásico y con llevar las obras en representaciones gratis por todo el país, creo que era muy ingenua. Sin embargo en el cine da igual lo que yo haga, porque el director escogerá la toma que él prefiera. Así como en el teatro todo se esfuma, en el cine queda constancia de mi trabajo, por eso amo trabajar con la cámara”, explicaba en la misma entrevista.

Sus inicios en el cine se remontan al año 1988 con una película totalmente olvidada: The Great Outdoors.  Un año más tarde, llegó su gran oportunidad cuando Milos Forman la eligió para encarnar en Valmont el mismo personaje que interpretó Glenn Close en Dangerous Liaisons. En 1991 consiguió su primera nominación al Oscar como Mejor actriz secundaria  por The Grifters.  Ese mismo año fue pareja de Harrison Ford en Regarding Henry en 1991, y de Robert De Niro en Guilty by Suspicion. Cuando su carrera estaba despegando por méritos propios se cruzó en su camino Warren Beatty, durante el rodaje de Bugsy, con quien se casó y tuvo cuatro hijos en el transcurso de nueve años. Cuando todos pensaban que Bening iba a frenar su imparable proyección como la nueva estrella de Hollywood, ella supo darle la vuelta a su carrera logrando encadenar una serie de magníficas interpretaciones con las que demostró que podía caminar sola sin la ayuda de su todopoderoso marido.

En 1994 volvió a trabajar con Beatty en la película Love Affair (compartiendo set junto a la mítica Katharine Hepburn). Un año después llegó su trabajo junto a Michael Douglas en la película The American President (1995). En 1999 logró otro gran éxito en su carrera con American Beauty, junto a Kevin Spacey, por la que obtuvo una nominación al Globo de Oro y al Oscar. En el 2004 repitió hazaña pero ese año consiguió llevarse el Globo de Oro por la que sin duda ha sido una de sus mejores interpretación: Being Julia, donde dio toda una lección de interpretación y por la que gano el Globo de Oro a la Mejor actriz en la categoría de comedia o musical.  En el 2010 volvió a repetir suerte con la magnífica The Kids Are All Right, demostrando una vez más que es una de las mejores actrices contemporáneas. En el 2016 llegó 20th Century Women, por la que fue nominada a su séptimo Globo de Oro.

A estas alturas de su carrera, Bening, que acaba de rodar bajo la dirección de Kenneth Branagh, Death on the Nile y estrenará el próximo año Hope Gap está entusiasmada con los papeles que le están ofreciendo en los últimos años, mujeres complicadas, con distintas visiones y perspectivas de la vida, mujeres muy reales. “Amo mi profesión y cuanto más mayor me hago más libre me siento interpretando”, confesó a los miembros de la HFPA. “Es un privilegio el formar parte de algo que tiene tanto que ofrecer, enseñar y, sobre todo, emocionar a la gente”, añadió en el encuentro.