Ansel Elgort: nominado a Mejor actor de comedia o musical

by Mario Amaya December 22, 2017
Actor Ansel Ergort

hfpa

Puede que en su última película, Baby Driver, Ansel Elgort sea visto como un jovencito atractivo que solo tiene la destreza suficiente para conducir automóviles como pocos en su generación. Pero no se dejen engañar, que este modelo convertido en actor, DJ con padres famosos y una autoestima que no oculta para nada, tiene todos los elementos para ser la estrella de cine que con el paso del tiempo estaba destinado a ser.

En Baby Driver, Ansel interpreta a un conductor llamado Baby, “un rudo de voz suave”, como el mismo actor lo describe. Baby es un joven con tendencia dulce e inocente que tiene como pasiones el escuchar música en todo momento, porque tiene un zumbido, una condición en sus oídos tras haber sufrido un accidente en su infancia. Igualmente le gusta hacer mixtapes y bailar, que son algunas de sus habilidades y de paso, es muy bueno conduciendo automóviles. Baby es como un Mario Andretti en un Subaru, un potencial que lo convierte en el conductor para una banda de delincuentes, liderado por el malvado Kevin Spacey (en la película, cabe aclarar), aunque lo único que quiere es vivir una vida pacífica con la encantadora camarera de la que se está enamorando (Lily James). A lo largo de sus dos horas de duración, las canciones que se reproducen en los oídos de Baby son la banda sonora de la película, con Baby como su pieza central en una historia que entretiene de principio a fin.

Para Elgort, este rol ha sido definitivo en su carrera, no solo por el potencial en su trabajo como actor, sino en su vida diaria. “Definitivamente me ha hecho un mejor conductor. No sabía cómo manejar autos con cambios manuales antes de esta película, porque los estadounidenses no sabemos cómo manejarlos. Y también aprendí a relajarme detrás del volante, porque la actitud para ser un buen conductor de acrobacia es autocontrol y saber cómo sentarse sin ponerse demasiado atrás y con las manos en posición del reloj de las tres y las nueve”, explica el actor.

Ansel Elgort nació en Nueva York el 14 de marzo de 1994 y se dio a conocer como actor adolescente protagonizando junto a Shailene Woodley un par de exitosas películas orientadas a adultos jóvenes, Divergent  y The Fault In Our Stars, ambas en 2014. Hijo de Arthur Elgort, un famoso fotógrafo de modas y Grethe Holby, una directora de ópera, las artes estaban en la sangre de Elgort y en su entorno desde el día en que nació. Su familia, con una inclinación creativa, nutrió sus intereses y talentos artísticos, enviándolo al campamento de verano en la famosa Stagedoor Manor, alma mater de luminarias de Hollywood como Natalie Portman, Zach Braff y Lea Michele. Ya como adolescente, Elgort asistió a Fiorello LaGuardia High School, una escuela de artes escénicas en la ciudad de Nueva York.

No obstante, uno de sus primeros trabajos fue como modelo para la revista Teen Vogue en 2009 cuando tenía 15 años de edad. Desde entonces ha realizado sesiones para diversos medios, y a principios de 2013 apareció junto a Cara Delevingne para la edición estadounidense de Vogue. La carrera de Elgort como actor profesional comenzó cuando actuó en la obra del Off-Broadway de Matt Charman, Regrets en 2012. Después de su debut en el escenario, Elgort fue elegido como el antagonista de Carrie Tommy Ross en versión de Kimberley Peirce de la película de terror Carrie en 2013 junto a Chloë Grace Moretz. Y ahora por su interpretación como Baby, Ansel Elgort obtiene a sus 23 años de edad su primera nominación al Globo de Oro como Mejor actor en la categoría de musical o comedia.

En su rol de Baby, él no siente la necesidad de explicar lo que está escuchando y realmente es corto en palabras, lo que le da a Elgort una dimensión diferente en su actuación. Cuando ocasionalmente habla, es para felicitar a Lily James, su interés romántico en la película o para recitar con precisión las instrucciones de su jefe antes de un robo. Es un chico de acción más que de palabras, y eso es vital en una cinta como Baby Driver, en el que Ansel Elgort sabe cómo proyectar su personaje con una seguridad y actitud que bien ha llamado la atención de la audiencia y de la crítica especializada por igual.