BAFICI: La HFPA se presenta en Argentina

by Gabriel Lerman April 16, 2019
HFPA reception at BAFICI 2019

hfpa

BAFICI, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, celebró su 21a edición con 10 días de intensa actividad: proyecciones continuas, algunas a sala llena, reuniones profesionales, talleres, una maratón de 48 horas de cine gratuito y fiestas, muchas fiestas, pero una en particular dio mucho de qué hablar: la recepción que la HFPA realizó por primera vez en un país de América Latina. El evento, que fue organizado con el festival, que ubicó sus carteles junto a los nuestros, y que contó con la presencia de Javier Porta-Fouz, su director, se llevó a cabo el 11 de abril en los hermosos jardines del Museo Larreta, con la asistencia de uno de los tres argentinos ganadores del Globo de Oro, Luis Puenzo, director de La historia oficial, que obtuvo el premio a Mejor película extranjera en 1986, mucho antes de que Gustavo Santaolalla (2006) y Armando Bó (2015) se unieran al breve listado. Muchas otras figuras importantes participaron del evento, como los directores Juan José Jusid (Tute Cabrero, ¿Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar?, Bajo bandera, Passionate People, entre otras) y Sebastián Schindel (El patrón, anatomía de un crimen, El hijo de inminente estreno); las actrices Bárbara Lombardo, Edda Díaz, María Alejandra Majluf y Deborah Fideleff, entre otras; Diego Marambio, coordinador de asuntos internacionales del INCAA, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales; Guillermo Courau, secretario de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina que nomina al galardón local Cóndor de Plata; y Esteban Ferrari, presidente de FEISAL, la Federación de Escuelas de la Imagen y el Sonido de América Latina. Unos 300 asistentes se enteraron, gracias a un breve discurso de un miembro de la HFPA, que la organización podrá ser conocida en todo el mundo por la entrega de los Globos de Oro, pero en realidad sus actividades van mucho allá de eso e incluyen donar millones de dólares para becas universitarias y la renovación de instalaciones de escuelas de cine en todo EE.UU., restaurar películas clásicas, promover mentorías mediante su programa de residencias y ayudar a otras organizaciones a proteger a los periodistas a nivel internacional. Más adelante, un breve video con subtítulos en español explicó esta misma diversidad de tareas con la ayuda de estrellas como Nicole Kidman, Matthew McConaughey y William H. Macy.

Este año, el BAFICI se mudó del tradicional barrio de Recoleta a Belgrano, otra zona exclusiva de la gran metrópolis, donde la mayor parte de las proyecciones se desarrollaron en dos multicines ubicados uno enfrente del otro en la misma calle, aunque hubo otros lugares de proyección en la ciudad. Junto a uno de estos cines, el Museo Larreta, una hermosa mansión en estilo español que fue donada al municipio en la década del 60, funcionó como la sede del festival, con distintas áreas del enorme jardín destinadas a proyecciones gratuitas al aire libre de películas de Hollywood de los años 90, conciertos acústicos y cocteles. A lo largo del evento, tuvieron lugar varias competencias oficiales y no oficiales. Una película de EE.UU., The Unicorn de Isabelle Dupuis y Tim Geraghty, se llevó el premio en la sección internacional. El galardón incluye un premio en dinero entregado por el INCAA para garantizar la distribución local, más una semana de estreno en dos cines de Buenos Aires. Louis Garrel ganó el premio a Mejor director por L'homme fidele (Francia), Ella Smith fue elegida Mejor actriz por Ray & Liz (Reino Unido), Keita Ninomiya como Mejor actor por We Are Little Zombies (Japón) y Mica Levi obtuvo el premio a la Mejor música original por la película Monos (Colombia). Como en todos los festivales en los que participó, Los tiburones (Uruguay) también fue premiada, en este caso recibió el Premio especial del jurado. En la competencia nacional, la gran ganadora fue Fin de siglo de Lucio Castro, mientras que Eloísa Solaas fue elegida como Mejor directora por Las facultades y Breve historia del planeta verde de Santiago Loza recibió una mención especial. La película La fundición del tiempo de Juan Álvarez Neme (Uruguay) ganó la competencia latinoamericana, Peri Azar (Argentina) fue elegida como Mejor directora en esa categoría por Gran orquesta y Tomás Raimondi obtuvo una mención especial como actor por Cartero, dirigida por Emiliano Serra. El público también votó y seleccionó a La asfixia de Guatemala como Mejor película extranjera y a Método Livingston, dirigida por Sofía Mora, como Mejor película argentina. La lista de premios no termina allí, ya que se entregaron galardones al Mejor cortometraje (Ceniza verde, de Pablo Mazzolo), la Mejor película en la categoría derechos humanos (el film canadiense Soleil Noirs de Julien Eile) y varios más.

De todos modos, algunas películas muy buenas no fueron reconocidas, como fue el caso de Una chica invisible de Francisco Bendomir, una comedia de bajo presupuesto que incluye animación, actores reales y una niña increíble de 11 años, Lola Ahumada, que se roba la película en el papel de un personaje obsesionado con los cómics japoneses, que actúa impulsivamente y sueña con volverse invisible.