Bianca Marroquín: "Si estás despierto el destino te avisa"

by Gabriel Lerman May 22, 2019
Actress and dancer Bianca Marroquín

mike coppola/getty images

Cuando llegó el momento de contratar a la actriz que tenía que interpretara a la legendaria Chita Rivera en la serie de F/X Fosse/Verdon, la candidata perfecta fue sin dudas la mexicana Bianca Marroquín. No sólo es una gran figura del teatro musical por derecho propio sino que además tiene una larga relación con Chicago, ya que lleva 17 años interpretando a Roxy Hart en inglés y en español, y además es la poseedora de dos récords, el de haber sido la primera mexicana en tener un papel protagónico en Broadway, y el de haber sido la actriz más joven en haber encarnado a Roxie en una puesta allí. Quien en estos momentos se prepara para encarnar a Frida Kahlo en un musical sobre su vida nos contó cómo fue su participación en la serie que encabezan Michelle Williams y Sam Rockwell.

No muchas actrices tienen la relación con Chicago que tienes tu...

Si, me echo a la bolsa mis añitos con mucho orgullo que he compartido ahí con Chicago, la verdad, y qué bonita oportunidad que después de 17 años con Roxie de repente la vida me dice "pero ahora te vamos a dar a Velma para que tengas el otro punto de vista”. Yo por información que me ha llegado a mí es que la relación entre Chita Rivera y Gwen Verdon era maravillosa, Chita amaba a Gwen, la respetaba mucho, la admiraba, la respaldaba, la elevaba, la protegía y la defendía entonces eso no me fue nada difícil traerlo a las escenas porque Michelle es una actriz tan adorable y se me hizo la perfectísima para representar a Gwen, en este caso Roxie, y me fue muy fácil enamorarme de ella, de su trabajo, de su disciplina, de su enfoque y compromiso y fue muy natural. Lo de ser Chita fue una experiencia bien bonita, observarla, retirarme un poquito, y ver como ella le daba de comer a Roxie, a Gwen, todo lo que ella tenía para aportarle entonces la verdad que agradezco esta oportunidad porque todos los seres humanos, si queremos, seguimos aprendiendo. Y vuelvo a Roxie en un par de semanas y que padre con ya esta experiencia en mi bolsa.

¿Cómo fue lo de trabajar con Michelle Williams?

Te cuento una historia bien bonita que me gusta compartir porque es que se me hace increíble. El año pasado yo estaba en un vuelo de Nueva York a Miami, en primera clase.Iba a hacer Chicago con Jaime Camil. Al lado estaba Michelle, no nos conocíamos, nada, yo era fan de ella y le quería decir tantas cosas pero me aguanté y no la molesté. Meses después son las audiciones de Fosse y Verdon, yo audiciono para Chita y afortunadamente me quedo con Chita y pregunto quién va a hacer el personaje de Gwen y me dicen Michelle Williams, y me pareció tan increíble. Luego ya cuando estábamos en ensayos le dije a Michelle: "te voy a contar una historia chistosa". Y cuando estábamos filmando nuestra escena, que estamos de blanco, con los sombreros, los bombines, y nuestros bastones, me dice ella "quién iba a pensar una niña de México y una niña de Montana", le digo "no, tengo algo mejor... Una niña de Monterrey, yo nací en Monterrey, MONT y Montana, MONT, Montana". Y luego le digo: "Así como te conocí en el avión, así estábamos sentadas como estamos paradas ahorita, yo estaba a tu derecha y tú a mi izquierda, Roxie y Velma, Gwen y Chita, Michelle y Bianca”, una conexión, una magia que dices cuando algo tiene que ser, si estás despierto el destino te avisa y se me hizo bien bonito. Por ende tuvimos una conexión de trabajo, de hermandad y de mujer muy bonita a través de nuestra participación en la serie.

Lo que la miniserie explora en esas escenas es como se genero Chicago. ¿cómo fue para ti reproducir esos momentos?

Conocí a Chita en el 10 aniversario de Chicago, y la contacté cuando me dieron el personaje y le dije "Chita me está sucediendo esto, no lo quiero hacer sin ti, déjame llevarte a cenar porque quiero tu bendición y también información" y estuvimos en contacto pero nunca pudimos coincidir porque ella andaba en Londres. Pero me dijo "es tu tiempo para brillar en la pantalla", con eso te digo que ella es bien generosa, humilde, comparte, es una gran artista y todo eso me lo traté de echar al cerebro en los momentos juntos de ella con Michelle.

¿Cuál ha sido la influencia que han tenido en ti como figura del teatro musical Bob Fosse y Gwen Verdon?

Cuando yo me encontraba en Ciudad de México y viene el musical de Chicago en el 2001 yo no tenía mucho conocimiento de la técnica de Bob Fosse. Vino un gran director bailarín del ejército de Bob y llega a México a darnos un taller de 6 días de la técnica de Fosse y bueno yo fui todos los días porque quería empaparme antes de la audición. El vino a darnos este taller para prepararnos a todos los que estamos interesados en audicionar porque estaban conscientes de que México los bailarines no dominábamos mucho esta técnica. Entendí muy bien el lenguaje y cuando vino la audición empecé a empaparme más obviamente de la historia, a investigar y fui descubriendo un mundo increíble... Fui tan afortunada que me escogieron y a los 6 meses de hacerlo en México me dijeron "ven para Broadway, apréndetelo en inglés", y sabía yo que este triunfo no iba a ser sólo mío, iba a ser para mi país y para todos los latinos y 17 años después aquí sigo. Y luego como me iba a imaginar que me iban a dar la oportunidad de ser parte de esta serie para seguir ayudando a contar la historia de Bob.

A scene from the limited series "Fosse/Verdon", 2019

Como Chita Rivera en uma una escena de Fosse/Verdon.

f/x

¿Llegaste al teatro musical por casualidad o de niña era un sueño para ti?

Yo era bailarina de ballet clásico toda mi vida, desde los 3 años y luego mi papá me dice que “tú te vas a Monterrey a estudiar como tus hermanos el tecnológico” y yo quería irme a España a seguir con el flamenco pero no, ahí voy pero cuando estoy en Monterrey viene La bella y la bestia a México para hacer la primera producción en español. Audicionaron gente en Guadalajara y Monterrey y audiciono, fui la única niña que agarran de Monterrey más otro chico y otra parejita de Guadalajara y ya todos los demás de la ciudad, de la capital, y así fue mi introducción a la comedia musical porque estaban buscando bailarinas técnicas que cantaran y en ese entonces mi voz no era educada pero toda la vida he tocado piano y he cantado con puro estilo porque no tenía técnica en mi voz como si la tenía en la danza, pero fue suficiente para tener mi personaje en el ensamble en La bella y la bestia, luego vino Rent y más tarde Chicago pero querían mujeres entre 35 y 47 años y preferiblemente famosas y yo tenía 25 y nadie sabía quien era, pero aun así confiaron en mí y me dieron a Roxie y de ahí empezó el camino.

Tu viviste en la frontera, en Brownsville, Texas, ¿no es así?

Así es, nací en Monterrey pero crecí en Matamoros, Tamaulipas, que es frontera con Brownsville, por eso tengo la gran fortuna o privilegio de hablar los dos idiomas y crecer con las dos tradiciones. Mi mami era americana pero latina, nació en Texas y por ella tengo la doble nacionalidad.

Me imagino que si no hubiera sido así, otra hubiera sido la historia con Broadway...

Si, estoy consciente porque recuerdo ese primer debut en Broadway en el 2002, el que me entrevistó en la audición creo que era un cubano y al final de la entrevista en inglés que me hizo me dijo “yo dije, si la entrevisto y me habla con acento, le cuelgo”. Soy una afortunada. Mi madre me dio esta herramienta, este regalito, sin saber ella que a los 25 años me iba a llegar esta oportunidad y que el hablar bien inglés me iba a ayudar. 

¿Crees que Broadway es mucho más difícil como medio para los latinos que lo que es Hollywood?

Creo que en general lo difícil es encontrar una persona que baile, cante y actúe, eso de entrada y luego buscan pelirrojas u otros detalles que tienen que quedar, por ahí puede ser que sea un poquito más complicado porque en Broadway no hay cortes, son 2 horas y media o 2 horas y 45 minutos sin parar, sin decir "ay no me salió bien, lo voy a hacer otra vez", y ahí con el sudor y con tu condición física y que el corazón te aguante, brincar y cantar, todo por 2 horas y media. Por ahí yo creo que sí, al haber tenido la posibilidad de visitar ambos territorios te puedo decir que es un poquito más difícil para cualquier ser humano estar en un escenario.

¿Y por qué vuelves a Roxie Hart y a Chicago una y otra vez, que es lo que tiene la obra para ti?

Se me hace a mi genial el guión, es una joya, la verdad toda la combinación, la coreografía, la música, la letra, el libro, todo. El arco actoral de Roxie se me hace increíble, tan completo. Para mí es como las olimpiadas de las emociones en 2 horas y media y qué bonito que la vida me haya dado la posibilidad de crecer como actriz con Roxie. Ahora tengo 43, empecé en un matrimonio y ahorita me caso otra vez, he crecido y madurado. Me han pasado muchas cosas: la muerte de mi madre, el divorcio, el cambio de país, todo pasa pero de la mano de Roxie así que cada vez que regreso al escenario tengo algo nuevo que aportarle. Mi personaje nunca es el mismo, me ha permitido evolucionar y madurar y es un honor que me sigan invitando.

¿Qué es lo que sigue para ti?

Después de 17 años de haber estrenado Chicago en México nunca había regresado y voy a regresar ahora, no a la Ciudad de México sino a Monterrey, la ciudad donde nací. Es la gira norteamericana en inglés, la gira que anda por todo el país y que de repente se va a Tokio, Filipinas o donde sea. Agregaron Monterrey en el itinerario estos empresarios que construyeron un teatro grande para eventos y quieren estrenar con Chicago. Al día siguiente de finalizar mi luna de miel me paso a Monterrey, el estreno es el 29 de mayo y Roxie en mi tierra, su regreso con esta nueva vida, recién casada, se me hace muy bonito, pero también estoy trabajando en la versión musical de la historia de Frida Kahlo. La música es excepcional. La porción de Frida que decidieron contar se me hace también estupendo que es cuando ella finalmente llega a New York a exponer su arte con Julien Levy y le dice "Señora Rivera" y ella le dice "no, mi nombre es Frida Kahlo". El siguiente paso es seguir alimentando a Frida y luego un concierto aquí en New York al que van a invitar a inversionistas y productores para que esta obra llegue a la luz de Broadway.