Buenos Aires celebro el veinte aniversario de BAFICI

by Paz Mata April 23, 2018
Overview of a screening at BAFICI

bafici

Consolidado como el encuentro cinematográfico independiente más importante de América Latina, el BAFICI, que este año celebró su 20 aniversario, acaba de clausurar un festival que, fiel a su tradición, reunió a directores consagrados junto a nuevos talentos nacionales e internacionales. Con 107 premieres internacionales y otras 99 americanas y latinoamericana en las secciones en competición, la programación incluyó, operas primas, cortos, animación, cine de familia y cine gastronómico. La apertura del Festival se llevó a cabo con la proyección al aire libre de Las Vegas (Argentina, 2018). La comedia nostálgica de Juan Villegas cuenta la historia de una pareja separada, con un hijo en común de 18 años, que se reencuentra por casualidad en Villa Gesell, la ciudad balnearia en la que lo engendraron.

Una vez más el cine Latino Americano ha estado representado en todas las secciones en competición con una gran variedad de géneros y estilos. Un aniversario tan redondo como los 20 años tenía que incluir en su programación uno de esos hitos que dejan marcados un sello histórico. Sólo de esta manera se puede calificar el estreno de la versión completa de la película más larga de la historia del cine argentino. Los 840 minutos de La Flor, la película que Mariano Llinás filmó durante diez años junto a su equipo habitual de producción y el talentoso colectivo femenino de artistas Piel de Lava, llegaron al festival acompañados de una extraordinaria expectativa. “Convertirse en espectador de La Flor es una experiencia atípica porque la película está diseñada para que uno pueda entrar en cualquier momento y dejarse llevar por la narrativa,” explicó el realizador antes de su estreno en el Village de Recoleta. El film recibió el Premio Especial del Jurado. Además de Argentina, el cine de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela tuvieron su espacio en un programa que contó con un total de 421 títulos. En la sección de cine Latino Americano destacaron, Las hijas del fuego, de Albertina Carri, que obtuvo el premio a la Mejor Película de la Competición Oficial Argentina y Averno, de Marcos Loayza (Bolivia-Uruguay) que se llevó el galardón a la Mejor Película de la Competición Oficial Latino Americana.

Uno de los momentos más brillantes de la muestra fue la presencia de John Waters. El director de cine de culto norteamericano llegó desde su Baltimore natal para presentar ocho de los títulos más emblemáticos de su filmografía, como Pink Flamingos, Hairspray o Cecil B. Demented, y participar en varios encuentros en la Usina del Arte para hablar de su trabajo como escritor, guionista, fotógrafo y eventualmente actor -además de gran director. Políticamente incorrecto, irreverente, pionero en la defensa de la diversidad sexual, crítico del establishment, héroe de la contracultura, bizarro, indie y audaz, Waters dejó muy claro que es la figura estrella de la producción independiente y el submundo trash.

Para celebrar el 50 aniversario del “Mayo francés”el BAFICI ha dedicado un especial tributo a Philippe Garrel, proyectando una quincena de títulos, entre ellas su primera película, Los niños desafinados (Les enfants désaccordés) que rodó con solo 16 años y Los amantes habituales (Les amants reguliers), su obra cumbre, con la que Garrel quiso llevar al cine su particular y personal homenaje a aquella cita inolvidable de la historia.

Britannia, el espacio de encuentro, formación y discusión sobre el cine independiente británico y argentino estuvo dedicado este año al actor Ewen Bremner, que en la edición del 2000 ganara el premio al mejor actor por su trabajo en Julien Donkey Boy. Bremner estuvo en el festival presentando entre otras, Trainspotting, Naked y Wonder Woman.

La Competencia Oficial de Derechos Humanos, en su quinto año consecutivo, seleccionó 12 títulos que representan un viaje imaginario a través de varias regiones del mundo, ahondando en los temas más conflictivos del reciente pasado y del presente, desde la reflexión que se hacen los ciudadanos uruguayos sobre el valor de la democracia y su alcance (Unas preguntas, de Kristina Konrad) hasta la puesta en evidencia del daño irreparable que las corporaciones causan al medio ambiente destruyendo el mito de las políticas de sustentabilidad (The Green Lie/ La mentira verde, de Werner Boote), pasando por el épico viaje de una pareja de laosianos que escapan de los efectos de la guerra de Vietnam para encontrar una nueva vida a orillas del rio Paraná (Mekong-Paraná: Los últimos laosianos, de Ignacio J. Luccisano)

El encargado de clausurar el festival fue Wes Anderson, que con su único y genial estilo de hacer animación presentó al público bonaerense su último trabajo, Isla de Perros.