Carla Baratta: "Es maravilloso tener personajes como Adelita"

by Gabriel Lerman October 19, 2018
Actres Carla Baratta

leslie alejandro

No muchas veces ocurre que una actriz latinoamericana consigue un papel importante en una serie de Hollywood sin tener ninguna experiencia previa en la competitiva industria norteamericana. Sin embargo, al igual que su personaje en Mayans MC, la venezolana Carla Baratta se ha abierto camino en la pantalla chica de Estados Unidos con una eficacia tan precisa como sorprendente. Nacida en San Cristobal, en la frontera con Colombia, la actriz de 28 años que también es pintora y arquitecta no dudó a la hora de presentarse en el casting para el papel de Adelita, una mujer que busca vengarse de los líderes del cartel que mataron a su familia, logrando demostrarle a Elgin James y Kurt Sutter que era la candidata idonea para el papel. Ya consolidada como una de las figuras claves en esta serie plena de testosterona, la nieta de emigrantes italianos dialogó con nosotros sobre su personaje y su prometedora carrera.

¿Dónde está la Adelita en ti?

Creo que en las mujeres de mi familia, en lo que aprendí de ellas, ahí está de donde vengo, de esas mujeres que han hecho y han pasado por tantas cosas.

¿Cómo fue la conexión con este personaje, tan diferente a ti?

La conexión, la verdad, fue maravillosa. Cuando me llegó la audición en abril del año pasado estaban pasando cosas muy feas en Venezuela, de donde yo soy. Había protestas, mataron a más de 200 estudiantes en las calles,, y este personaje llegó a mi vida para poder sacar y expresar todo eso que yo tenía por dentro hacía lo que estaba pasando. Fue una conexión instantánea con ella. Fue creerme que había una posibilidad de luchar en contra del mal, de sacar la cara por las cosas que uno creía y por las personas que no pueden defenderse.

A muchos les gustaría poder hacer justicia por sus propias manos pero deben comportarse como buenos ciudadanos. ¿Tú crees que la audiencia también se identifica con ella en este sentido?

Pues yo creo que como este es un mundo que no es real, es un mundo de fantasía, es una manera en la que se puede hacer y se puede ser más libre en ese aspecto. En la vida real yo soy cero violenta, soy la persona más hippie y espiritual y me la paso haciendo cursos para ser cada vez más tranquila y más pacífica, pero sí creo que los espectadores pueden encontrar una inspiración en ella, en lo fuerte que es, en que no tiene miedo de luchar por las cosas en las que cree. Yo lo hago por medio del arte, de la pintura, de los personajes que elijo y creo que cada quién tiene que luchar de la manera que sabe y que puede sin lastimar a nadie a su alrededor.

¿Te parece que este personaje se ajusta al momento que se está viviendo hoy en día, no sólo en la industria del cine y la televisión, sino en el mundo con el "Me Too" y el reclamo de las mujeres de que se haga justicia con ellas?

Yo creo que sí, sobre todo para las niñas que ven la televisión y como me pasaba a mí, yo veía películas o series de Hollywood y yo decía “nadie habla español” y yo quería ser actriz desde que era chiquitita entonces creo que estos personajes le dan una ilusión mayor a las personas que quieren hacer de su vida el arte de la actuación, y también en el mundo que estamos viviendo ahora donde las mujeres agarran su santa fuerza, que siempre la han tenido pero ahora se están abriendo a mostrarle al mundo. Creo que es maravilloso tener personajes como Adelita, como el de Emily y el de Gemma en Sons Of Anarchy, y creo que eso es algo precioso que hace Kurt, él escribe muy pocos personajes de mujeres pero esos son los que llevan la historia hacia adelante y eso me parece que es precioso e invaluable sobre todo en el momento que estamos viviendo.

En la práctica, ¿cómo es trabajar en un set tan lleno de testosterona como es este, donde no sólo son todos hombres sino además motociclistas?

La verdad que ha sido una experiencia maravillosa, he crecido muchísimo al lado de todos ellos. Son las personas más tiernas del planeta. Yo soy como la hermanita menor de todos. La he pasado súper asustada al principio porque uno los ve y dice “Guau, estos son unos rudos y que miedo estar al lado de tantos hombres tatuados y grandísimos”, pero la verdad es que me tomaron como su hermanita menor y todos son súper respetuosos. No tuve ningún problema con nadie en el set. Ha sido una de las experiencias más maravillosas que he tenido, poder trabajar con todos estos locos en el buen sentido de la palabra.

 

A scene from "Mayans MC"

Como Adelita en una escena de Mayans MC.

cortesia fx

 

Este es tu primer papel en una serie norteamericana. ¿te preocupó debutar con un personaje tan importante?

Siempre tuve la certeza de que iba a hacer cosas maravillosas en Hollywood. No sabía cómo las iba a lograr. La segunda audición que yo tuve en Estados Unidos fue este personaje para Mayans y la verdad es que yo nunca me imaginé que mi primer trabajo iba a ser tan grande y tan importante. FX confió en mí y la verdad es que no tenían ni idea de quién era yo, de dónde venía, por qué estaba aquí, confiaron en una persona nueva completamente y yo sentía la necesidad de agradecerles a ellos haciendo el mejor trabajo posible y ahí estaban mis nervios, en que ellos estuvieran contentos y tranquilos en haber confiado en mí.

Los nuevos actores no sólo no debutan en papeles importantes generalmente sino que tampoco lo hacen siendo latinos en una serie donde el 90% de los actores también lo son. ¿Te contaron tus compañeros de elenco cómo fueron las experiencias de cada uno?

Si, sobre todo los que tienen más experiencia... JD, Richard y el señor Edward, yo hablé mucho con ellos tres, todavía hablo mucho con ellos, cada uno son como una especie de mentor en unos pedacitos de la serie, con sus consejos, ayudándome en el set porque como todos hablan en inglés a veces lo hacen muy rápido y yo no entiendo lo que está pasando y ahí están ellos para ayudarme, han sido súper espléndidos en eso. Elgin James también ha sido un ángel para mí en esta ciudad y me han ido ayudando poco a poco porque no es sencillo caer de repente en este mundo. Todo era muy nuevo para mí pero he tenido gente a mi alrededor que ha sido súper espléndida.

¿Qué es lo que hace una arquitecta en un set filmando en lugar de construyendo?

Yo hice teatro desde muy chiquita. Sabía que ese era mi camino y en el 2007 me vine a Los Ángeles a la New York Film Academy por un par de meses pero tenía 17 años y mis padres estaban un poco preocupados porque era otro país, otro idioma, otro mundo y me dijeron que regresara a Venezuela y estudiara una carrera real, según ellos, y luego cuando estuviera más madura podía regresar. Así fue, regresé y la carrera que más se parecía a lo que a mí me gusta, porque yo pinto y soy artista, era arquitectura. No supe en lo que me estaba metiendo porque es una carrera súper complicada pero la disfruté muchísimo. No es que yo dije “voy a cambiar de carrera porque me apasiona la arquitectura”, fue un mientras tengo la madurez para aceptar retos mayores voy a estudiar esto y voy a crecer y seguí estudiando actuación y haciendo teatro. Creo que la universidad me dio mucha calle, mucho entendimiento de historia, de ser más pragmática y todas esas cosas sumaron a la persona y a la actriz que soy hoy.

¿Miras los sets como arquitecta cuando estás en los rodajes?

Un poco. La tesis de mi carrera fue sobre diseño de set en teatro y construimos un apartamento dentro de una sala y siempre fue  a lo que mi arquitectura iba dirigida. En el set me intereso mucho en cómo lo construyeron, que materiales utilizaron... Construyen casas adentro de galpones y yo me derrito al verlo entonces ahí es como que sale la arquitecta Carla y dice “¡guau, esto es maravilloso!”.

¿Qué es lo que hacen tus padres en Venezuela?

Toda mi familia está en Venezuela todavía, mis cuatro abuelos son italianos y se fueron a Venezuela luego de la Segunda Guerra Mundial. Mi papá tiene cadenas de supermercados y mi mamá es abogada en una empresa de construcción y hierro, o sea que ninguno de los dos era muy artista pero mi abuela sí, fue diseñadora de modas en Italia y mis tíos también. Mi bisabuela era artista de circo, creo que por allí viene esa línea artística

¿Se te han abierto puertas a partir de la serie?

Sí, se me han abierto puertas. Terminamos de grabar hace un par de meses, por lo que estamos todavía en la postproducción. Ayer terminé de hacer el doblaje para el último episodio por lo que quería primero soltar este proyecto para poder enfocarme en lo que sigue pero paso a paso, no estoy apurada por hacer más cosas, quiero hacer las que de verdad siento que me dan emoción, trabajar por cosas que me gustan y no trabajar a lo loco.

De los ídolos que has estado admirando en Venezuela con los que podrías llegar a trabajar en esta nueva realidad, ¿quienes son los que más te atraen?

Ya trabajé con uno, el señor Edward James Olmos, la película Selena es una de mis favoritas, la vi desde que era chiquitita y poder trabajar con él es un sueño hecho realidad y es más de lo que nunca me imaginé que podía ser este señor. Me encantan Penélope Cruz y Javier Bardem, creo que son dos de los mejores actores que vengo viendo desde hace muchísimos años. Bryan Cranston también me encanta, sería un honor trabajar con él; Marion Cotillard de Francia, hay un montón de actores con los que me derretiría por trabajar pero si llega ese momento, genial y sino verlos actuar es siempre una inspiración inmensa y la verdad es que sólo eso ya me hace muy feliz, poderlos ver que hacen y nutrirme de esa magia que es ser un actor.