Chesley “Sully” Sullenberger : El regalo que cambió nuestras vidas

by Rocio Ayuso September 26, 2016
Chesley "Sully" Sullenberger at the premiere of the movie "Sully"

Chesley "Sully" Sullenberger en el estreno de la película Sully

Getty Images

Chesley Burnett Sullenberger, III (23 enero, 1951) es portavoz en temas de seguridad aérea además de contar con una carrera de 30 años como piloto en una aerolínea comercial. Pero “Sully” será recordado para siempre como un héroe tras el aterrizaje de emergencia que realizó en el río Hudson, en Nueva York, un 15 de enero de 2009. Las 155 personas a bordo del avión, pasajeros y toda la tripulación, sobrevivieron. En su día tal proeza se conoció como “el milagro del Hudson”. Clint Eastwood prefiere llamar las cosas por su nombre titulando la película Sully.

¿Cuán distinto fue vivir el milagro a verlo en la pantalla?

Tengo la ventaja de conocerme el guión así que no hubo sorpresas. La historia es muy cercana a la realidad. Pero imagínate verlo con mi familia. Fue muy emotivo.

 ¿Vio algo que no esperaba en el filme? ¿Alguna sorpresa incómoda?

Solo hubo sorpresas agradables al comprobar lo mucho que la gente se había esforzado en retratar la realidad. Hace como un año me pasé días enteros hablando con los diferentes departamentos, desde sonido hasta peluquería y maquillaje. Me preguntaron de todo. Qué tipo de bolígrafo llevaba en el bolsillo, si me aflojo la corbata o me la dejo mientras estoy en la cabina, qué hago con la chaqueta, cómo fue el sonido de los gansos cuando chocaron contra los motores. Se esforzaron al máximo.

Es de imaginar que Clint Eastwood como director fue la mejor sorpresa de todas.

 A Clint le gustó el guión desde el primer momento. Como a los diez días de leerlo vino a nuestra casa por primera vez y tuvimos una comida de tres horas. Quería conocernos en nuestro ambiente antes de tomar ninguna decisión respecto al reparto. Es un tipo agradable, callado pero muy centrado y con las ideas muy claras de cómo quería contar la historia.

Clint escogió a Tom Hanks para interpretarle pero, ¿ve usted algo del capitán Sully en Hanks?

Hanks también vino a casa y nos pasamos gran parte del día hablando del guión. Pero en lo que se refiere a su retrato de mi persona, el resultado es su magia de actor. Y sinceramente creo que hizo un gran trabajo. Consiguió lograr lo que quería sin apenas diálogo, proporcionando gran cantidad de información y de emociones sin apenas palabras. El hablaba de clásicos como Solo ante el peligro, de Gary Cooper. De cómo puedes sentir el peligro, de cómo puedes verlo en su cara.

Ahora que han cambiado las tornas y la fama le rodea, ¿se siente como si fuera una estrella de Hollywood?

Es increíble la intensidad de ser una figura pública, la fama que me ha dado este incidente. Todos hemos cambiado. Recuerdo que esa misma noche llamé a mi esposa desde un hotel en Nueva York y le dije ‘nuestras vidas han cambiado para siempre’. Nos tuvimos que acostumbrar rápidamente a esta nueva vida, a ser figuras públicas, a hablar en público, a mantener la naturalidad delante de las cámaras. Al menos me enorgullece que la fama nos llega por algo bueno. No puedo ni imaginarme lo que debe de ser para toda esta gente que lidia con la misma cantidad de atención pero por algo malo. Debe de ser insoportable.

Volar se ha convertido en un lugar común en Hollywood donde son muchas las estrellas que pilotan su propio avión. ¿Le parece una moda peligrosa?

Cualquiera que vuela, dados los riesgos que esto implica, debe de tomárselo de manera profesional, apreciando y comprendiendo todos los riesgos que ello supone y comportándose en consecuencia. Volar no es una moda.

Hablando de aterrizajes de emergencia, ¿siguió el segundo aterrizaje de emergencia más conocido, el que ejecutó Harrison Ford hace algo más de un año en un campo de golf de Santa Mónica?

Conozco a Harrison Ford. De hecho somos amigos. El es de algún modo responsable de esta película ya que nos hemos visto varias veces desde 2009. Es un loco de la aviación y se había leído mi libro. Se lo mostró al productor Frank Marshall y este se lo dio a Allyn Stewart que compró los derechos para hacer la película.

¿Sabe si Ford estaba interesado en el papel del capitán Sully?

No hablamos de esas cosas cuando nos vemos. Hablamos de nuestras familias o de aviones. Sé que hay gente que pensó en el para el papel. Pero eso fue en 2009. En 2015, cuando la película se hizo realidad, Tom Hanks estaba en la mente de todos. Acabo de estar con Harrison en la misma muestra aérea en la que nos conocimos, en Wisconsin, en julio de este año. Y hablamos de la película. No la había visto todavía. Pero en un momento de la conversación me dijo: “Les has hecho a los espectadores un gran regalo”.