Christopher Plummer, nominado a Mejor actor de reparto

by Gabriel Lerman December 21, 2017
Christopher Plummer, Golden Globe winner

hfpa

Cuando el 7 de noviembre llegó a una reunión secreta en el hotel Four Seasons de Manhattan acordada a último momento con Ridley Scott, que acababa de arribar desde Londres, se encontró con una propuesta inusual: ¿se animaría a filmar en apenas pocos días todas las escenas que había hecho antes Kevin Spacey completamente cubierto en maquillaje, para tratar de llegar a la fecha prevista de estreno en Navidad, y así salvar a All the Money in the World del desastre comercial que implicaría tener a una persona non grata en el elenco?. Con una trayectoria que se extiende a lo largo de 7 décadas, a Christopher Plummer no le pareció imposible el desafío, consistente en rodar 22 escenas sin contar con un minuto de más. Pero sabía que no se podía comprometer sin ver de que se trataba primero, por lo que le pidió 24 horas para leer el guion: "yo siempre había querido trabajar con Ridley y hubo dos ocasiones en las que no se decidió por mi. Aunque me llamó en las más extrañas circunstancias la oportunidad me entusiasmó. Cuando leí el guion pensé que estaba muy bien escrito y que era un papel muy interesante, por lo que me sumé con regocijo", le dijo el actor de 88 años a los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood en un encuentro sostenido a principios de este mes. Ciertamente su trabajo como John Paul Getty, el hombre más rico del mundo en la década del '70, quien se niega a pagar un centavo a los secuestradores de su nieto, fue lo suficientemente impactante como para que obtuviera su cuarta nominación al Globo de Oro al Mejor actor de reparto, recibiendo además numerosos elogios por parte de la crítica especializada, que ha destacado su participación en el film como lo mejor de All the Money in the World. Plummer le dijo a la HFPA que no fue este el primer caso en que tuvo que reemplazar a otro actor a último momento: "estas cosas se dan mucho más habitualmente en el teatro que en el cine, y en mi época tuve que hacer el papel asignado a otro actor en dos o tres ocasiones. Conozco los peligros de apurarse, por lo que me lo tomé de la misma manera en que lo hice cuando era joven", afirmó. Según el actor, "la presión ayudó, pero no ha sido el mayor desafío de mi carrera. Fue mucho más complicado interpretar al Rey Lear. En cualquier caso, como teníamos tan poco tiempo no tenía sentido ponerse nervioso. Lo único que me preocupaba era que este hombre nunca deja de hablar. Es un monólogo detrás de otro y me inquietaba un poco mi memoria. Pero gracias a Dios no tuve ningún problema gracias a mi entrenamiento en el teatro", nos dijo.

Plummer se llevó el Globo de Oro 5 años atrás, cuando ganó por su labor como un padre que asume su homosexualidad en su vejez en Beginners de Mike Mills, el mismo film por el que también se llevó el Oscar en la misma categoría. La Academia y la HFPA coincidieron asimismo en 2010, cuando lo nominaron por The Last Station por encarnar a Leon Tolstoi en sus últimos años. Y en 2001 obtuvo su única nominación al Globo por un trabajo televisivo en "American Tragedy", un telefilme sobre el juicio contra O.J. Simpson por el asesinato de su ex-mujer. Quien también ha ganado dos Emmys, premio al que fue además nominado en otras 5 ocasiones, y ha recibido una lista infinita de premios que incluso incluye una candidatura al Grammy, sigue siendo recordado hoy como el inolvidable Capitán Von Trapp en The Sound of Music, la película estrenada en 1965 por la que no recibió ningún galardón pero con la que se ganó un lugar en el corazón de los espectadores de varias generaciones.

Nacido en Toronto cuando concluía la década del '20, de niño soñaba con ser pianista pero en la adolescencia descubrió su pasión por el teatro tras ver a Laurence Olivier en Henry V. Trabajó primero en los escenarios y en 1953 debutó en Broadway con una obra que bajó de cartel el mismo día en que se estrenó. Aún así, siguió actuando con regularidad en teatro y televisión hasta que en 1958 Sidney Lumet le dio su primer papel en el cine en Stage Struck. Y aunque ese año también protagonizó Wind Across the Everglades, no volvió a los sets hasta que le tocó interpretar al emperador Commodus en The Fall of the Roman Empire, estrenada en 1964. The Sound of Music fue su cuarta película, y desde entonces ha tenido una presencia regular en la pantalla grande, forjando una impresionante carrera que incluye participaciones en Battle of Britain, The Man Who Would Be King, Dragnet, Malcolm X, Twelve Monkeys y Syriana, entre muchas otras.