Diego Luna: "Estoy donde quiero estar"

by Gabriel Lerman February 12, 2020
Actor Diego Luna

amy sussman/getty images

Si lo viste encarnando al narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo en la primera temporada de Narcos México y te quedaste encantado con su interpretación, en la nueva temporada de la serie que continúa lo iniciado con Wagner Moura en Narcos 5 años atrás, Diego Luna vuelve a brillar. Acompañado por un elenco magnífico que incluye a algunos de los mejores actores mexicanos, quien pronto tendrá su propia serie de Star Wars cuenta en esta nueva temporada de qué forma Gallardo construyó un vasto imperio apoyado en la corrupción del Estado mexicano. Hablamos en exclusiva con el actor de 40 años, que el mes pasado pasó por Sundance con Wander Darkly, en la que comparte cartel con Sienna Miller, y es uno de los productores ejecutivos de Cortés, la ambiciosa miniserie que protagonizará Javier Bardem sobre el conquistador español.

¿Qué aprendiste sobre México haciendo esta serie?

Aprendí muchas cosas. Una es que esta realidad que vivimos hoy está afincada en un pasado que yo si bien más o menos conocía, y con el que incluso interactué en mi infancia, sabía muy poco de su trascendencia. Sabía muy poco de lo mucho que tiene que ver ese pedacito de nuestra historia en el presente tan turbio que estamos viviendo.  La historia se va acercando peligrosamente al día de hoy. La segunda temporada que es la que presentamos ahora termina casi empezando los ’90. Entonces empezamos a hablar de personajes que hoy siguen ahí afuera, en posiciones de poder. Empezamos a hablar de cosas y momentos que todavía no hemos terminado de entender. La historia me ha permitido entender mucho más todo lo que ha tenido que suceder para llegar a la descomposición que vivimos hoy, para llegar a este nivel de conflicto en el que estamos metidos en este momento.

En la primera temporada vimos como tu Félix se convierte de policía en jefe narco, y en esta segunda temporada lo estamos viendo como un ajedrecista de primer nivel, un político que tiene su lado oscuro, donde todo el tiempo está moviendo fichas y donde se está arriesgando a todo con tal de conseguir sus objetivos. ¿Cómo fue para ti interpretarlo?

Interesante, porque justamente tengo la oportunidad de trazar un arco bastante ambicioso, pero por suerte tengo 20 horas para hacerlo. Ya hice 10, ahora salen las próximas 10, y si calificas al personaje es justamente por eso, por el arco y la transformación por la que pasa. O sea es un personaje muy rico, y como actor vivir esa experiencia, tener ese reto frente a mí, sólo se puede en la televisión. Sólo se puede en esta forma larga de contar historias que empezó a hacer la televisión y hoy las plataformas están empujando cada vez más y más. Yo con mucho agradecimiento en términos de que como actor te permite trabajar los detalles que probablemente en una película no habría ni tiempo de ver. El personaje se va quedando solo y cada vez se va poniendo más y más complejo el asunto, porque lo que hace además es mostrar el alcance que tiene esta nueva visión del narcotráfico en México. Y eso le genera una brutal cantidad de opositores, y de otros que quieren estar en sus zapatos. La historia típica del poder, y lo interesante es hablar de todas las cosas que podrían ser, no se sabe si fueron o no fueron porque vivimos en un país difícil en ese sentido, para entender realmente qué pasó y qué no pasó, con los niveles de impunidad y de corrupción con que convivimos en México. Esas respuestas cuesta mucho trabajo encontrarlas. Ahí es donde esta serie tiene la ventaja de sí estar basada en hechos reales, sin embargo no es un documental, sí hay mucho de ficción, y hay mucho de reconstrucción, tanto por razones simplemente dramáticas y de historia como porque hay muchas otras verdades que no se pueden decir.

A scene from "Narcos Mexico", 2

En una escena de Narcos México 2.

netflix

 

Estás en un nivel en Hollywood en donde puedes trabajar con quien quieras, y sin embargo te has ido a tu país a trabajar con los grandes actores mexicanos que el resto del mundo no conoce ¿Hay un placer adicional para ti en poder compartir con tus colegas estas escenas?

Sí, sin duda. Es una de las cosas que más me gusta hablar, de lo que me ha traído esta serie, y es la posibilidad, no sólo delante de cámara sino detrás, de trabajar con una cantidad de gente talentosa con la que llevo trabajando toda mi vida, y que hoy le digo gracias no sólo a las plataformas sino a este tipo de proyectos que aspiran a que las historias se cuenten desde el lugar en que suceden, con una atención a la autenticidad, a que se represente un contexto como es. Y este tipo de producciones que además valoran la inteligencia del público y que entienden que hay un público ahí afuera que ver una historia que no necesariamente esté ya desmenuzada para ellos sino que tengan que ir encontrando las respuestas. Y eso ha traído que series como Narcos nos permitan ver el trabajo de Joaquín Cosio, Tenoch Huerta, Jesús Ochoa, José María Yázpik. Es decir, de pronto tenemos acceso a estas actrices y estos actores que no veríamos y que hoy el mundo entero está viendo, porque esta serie, además de todo lo que hemos hablado, es muy popular. Y en ese sentido habla de la diversidad y la riqueza que puedes encontrar en mi país en términos de fotografía, de vestuario, de diseño del espacio. En general hay mucha gente y no sólo de México, de toda América Latina, involucrada en este proyecto que me da muchísimo gusto saber que están mandando un mensaje allá afuera de lo que son capaces de hacer.

¿De vez en cuando te pones a pensar en lo que estás haciendo y te preguntas si estás en el mejor momento de tu carrera?

Sí, cómo no. Hay que hacer un ejercicio de vez en cuando para ver dónde está uno, para preguntarte si estás donde quieres estar, si estás haciendo lo necesario para estar donde quieres estar, y sin duda yo creo que estos últimos 2, 3 años, han sido cruciales, porque como que recuperé el control de mi vida en términos de que estoy donde quiero estar. Estoy trabajando en mi país, haciendo un proyecto grande que es popular en todo el mundo y que llega a todos lados pero que me permite dormir en mi casa, cerca de mi familia, sin perderme esa parte de la vida que es tan importante, y eso se lo agradezco mucho a este proyecto. Voy a poder regresar al universo de Star Wars, lo cual me tiene muy emocionado. Y sigo haciendo los proyectos también no sólo como actor sino como director y como productor, historias que me interesa contar. Si algo me emociona de la compañía, de La Corriente del Golfo, es eso, es poder acompañar los proyectos desde su gestación, es estar involucrado en esa lluvia de ideas, esos momentos donde se gestan las cosas. Disfruto además de poder acompañar a otras voces, contar sus historias y aprender de esos procesos, ser útil cuando se puede, en fin, sí estoy en un momento de mucha lucidez

Hablando de empujar estos otros proyectos, Dalton Trumbo trató de contar la historia de Cortés y desde entonces han habido muchos proyectos. Finalmente has sido tú el que lo ha logrado con tu compañía. ¿Te parece que era algo necesario, que era una deuda que había con México de contar, con la espectacularidad que eso requiere, el inicio de su propia historia?

Sí, sin duda es una asignatura pendiente, es un proyecto muy interesante, y sobre todo es un proyecto que si se hace bien, si la historia se cuenta bien, es muy importante, en eso es en lo que este proyecto está muy bien cobijado y protegido por todos lados. se está haciendo el trabajo con el rigor, con la profundidad, con la estructura necesaria. Las voces detrás de este proyecto son todas voces a las que les tengo confianza en todos los niveles, de Javier (Bardem), obviamente, para abajo. Creo que eso es lo interesante, ver el equipo que se está formando alrededor de este proyecto. Es indispensable que cuando se haga se cuente bien, y por eso estamos nosotros muy entusiasmados colaborando porque creemos que es una oportunidad histórica. Hoy pareciera que hay una apertura, los públicos tienen cada vez más que entender sobre esas realidades. Y habiendo nacido en México es emocionante que este proyecto finalmente se lleve a cabo, porque yo también llevo toda la vida escuchando que va a pasar. Y por algo no ha pasado. A mí me gusta verlo al revés: algo más bien está pasando ahora. Creo que en muchos sentidos estamos listos para hacer un proyecto que sea realmente congruente, honesto, respetuoso y que deje una huella positiva.

El otro día Wagner Moura decía que para él el hecho de que tú estés haciendo lo que estás haciendo en Star Wars es el mejor ejemplo de cómo se puede transformar el lugar de los latinos en Hollywood. ¿Tú compartes esa apreciación?

Yo lo usaría a él también como ejemplo, y lo bonito es que hoy hay muchos ejemplos, no sólo uno. Sin duda no es que los estudios se dieran cuenta de pronto de que ahí estamos, no es que nosotros estemos haciendo las cosas de una manera distinta. Yo lo que creo es que el público se está manifestando. Es el público el que ha mandado el mensaje. Es el público el que dice “quiero que me representes, quiero ver historias que tengan que ver conmigo, que celebren lo que yo soy y no lo que no soy, o que me obliguen a ser de otra forma, o a querer ser otro. Ya basta de eso”. Yo creo que el público se ha manifestado y, hay que decirlo, hay una industria que ha reaccionado a eso. Pero si a alguien le puedo achacar la mayor culpa de que hoy estemos viviendo esta apertura, es al público, y eso se agradece. La relación que tiene el público con estas plataformas les ha vuelto más sencillo que el público mande un mensaje. Quizá a quien yo le agradecería es: uno, a la gente, y dos, les recordaría el poder que tienen. Y recordaría que cuando ustedes compran un boleto para ir al cine están mandando un mensaje. Cuando lo dejas de comprar también estás mandando un mensaje. Cuando le da click a una serie, una película o un documental, están mandando un mensaje, están celebrando una voz, un punto de vista. Y cuando deciden ignorarlo eso también tiene una repercusión. Me gusta verlo desde ese ángulo porque es el público el que puede ir construyendo esta transformación donde cada vez se celebre más la diversidad en el contenido que vemos allí afuera.