Antonio Banderas and Asier Etxeandia in "Pain & Glory" (2019)

Antonio Banderas and Asier Etxeandia in Pain & Glory (2019)

Sería un error suponer que Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, es una autobiografía del director español. Mas bien, como él mismo dijo a un grupo de periodistas de la HFPA, en la presentación del film en el festival de Toronto, debería considerarse una obra de ‘auto-ficción’. “Todo lo que sucede en la película me resulta muy familiar, pero eso no significa que me haya sucedido a mí. Conozco esos caminos por los que se mueve el personaje de Antonio, pero nunca… mejor dicho,  no siempre tomé la misma dirección que él”. El protagonista de la película, Salvador (Antonio Banderas) es un hombre de mediana edad, director de cine en plena crisis creativa; atormentado por el dolor físico y el arrepentimiento. Un hombre que encontrará un renovado impulso creativo al revisitar su pasado. En un momento dado, Antonio exclama  “sin el cine, la vida no tiene sentido”, algo que podría aplicarse a la propia vida de Almodóvar. La película recuerda aspectos del pasado del director, comenzando con el casting de su viejo amigo y colaborador y, en esta ocasión, alter ego, Antonio Banderas.

La primera escena de la película establece el tono: Salvador Mallo flota en su piscina, con la esperanza de que la ingravidez en el agua alivie ese insoportable dolor de espalda que le impide trabajar. Está reflexionando sobre su vida, sus relaciones destruidas, sus fracasos y sus devastadores altibajos, tanto personales como profesionales. Salvador tiene que asistir a una retrospectiva de sus películas y someterse a una temida sesión de preguntas y respuestas. Está tratando de convencer al actor al que hizo famoso hace muchas décadas: Alberto Crespo (Asier Exteandía) para que se una a él. La reconexión pondrá en marcha una trama en la que Antonio revive tanto la pérdida como los amores de su vida, comenzando por la intensa relación que mantiene con su madre (papel interpretado por Penélope Cruz y Julieta Serrano). Almodóvar admite que Dolor y gloria está basada en su propia experiencia, pero sostiene firmemente que los eventos que ocurren en ella no son autobiográficos. Sin embargo, es una película profundamente personal para él y conmovedora para el espectador.

Traducción: Paz Mata