Dominio español en el Festival Internacional de Cine de Shanghái

by Rocio Ayuso June 25, 2019
Awards ceremony at the Shanghai Fim Festival 2019

El animador Jordi Girones recibe el premio por La noria en el Shanghai International Film Festival 2019.

rocio ayuso/hfpa

La presencia hispana se hizo notar durante la celebración del Festival Internacional de Cine de Shanghái y no solo en el número de producciones en español que participaron tanto a concurso como en secciones paralelas. En concreto dos obras españolas, la serie Presunto culpable y el cortometraje La noria, se alzaron ganadoras en sus respectivas categorías. Producida por Atresmedia Televisión en colaboración con Boomerang TV, la serie de Antena 3 Presunto culpable ganó el premio a mejor serie extranjera. Se trata del mismo galardón que en ediciones anteriores obtuvieron series tan populares a nivel internacional como Breaking Bad o Game of Thrones. Presunto culpable competía por el premio Magnolia con otras cuatro producciones de Europa y Asia.

Lo mismo ocurrió con La noria, cortometraje dirigido y producido por el canario Carlos Baena. Continuando su paseo triunfal por festivales, este corto español de terror se alzó con el Goblet de Oro en esta cita cinematográfica que tiene lugar en el corazón financiero de Asia y que este año celebró su 22 edición del 15 al 24 de junio. Baena también es el guionista, montador y director de fotografía de esta producción sin diálogo en la que además trabajaron Oriol Tarragó como encargado del sonido, Carlos Zaragoza de la dirección de arte y Dei Gaztelumendi del diseño de personajes. Otras distinciones conseguidas hasta la fecha por este corto de 12 minutos incluyen el galardón al mejor corto internacional en Chilemonos 2019, el  premio al mejor cortometraje a la película de animación en la 25ª edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao – FANT 25, el premio del público de la sección Animazine del pasado Festival de Málaga o las distinciones al mejor corto de animación y a mejor banda sonora en los Premios Fugaz 2019 de cortometrajes, organizada por CortoEspaña. Además el jurado español del festival Animayo 2019 de Gran Canaria le otorgó el premio de Mejor Cortometraje de Animación en Español – Animación con Ñ a este “corto de animación 3D que combina horror, suspense y emoción con una estética a camino entre el cartoon y el realismo para el que se ha rodeado de primeros espadas especialistas de la industria”. También fue la obra con más nominaciones en la segunda edición de los Premios Quirino de la animación iberoamericana.

En Shanghái el palmarés estuvo dominado por la película iraní Castle of Dreams que además del premio al mejor largometraje obtuvo el de mejor director para Reza Mirakarimi y mejor actor para Hamed Saberi Behdad ex-aequo con Chang Feng por The Return (China). Y el Gran Premio del Jurado fue para la coproducción de Georgia/Rusia/Suecia Inhale-Exhale que también obtuvo el galardón a la mejor actriz para Salome Demuria. Como mejor largometraje animado los japoneses se volvieron a alzar con la victoria con Ride Your Wave.

Pero la presencia en español fue numerosa con largometrajes animados españoles como Buñuel en el laberinto de las tortugas o Un día más con vida entre los proyectados fuera de concurso. Y en competición, participaron el filme mexicano Chicuarotes, dirigido por el actor y ganador del Globo de Oro Gael García Bernal, o las producciones brasileñas Pacarrete, del productor, director y guionista brasileiro Allan Deberton, y Lane 4, del debutante Emiliano Cunha.  La internacionalidad e interés en el mundo de habla hispana también quedó demostrada con la presencia de varios profesionales iberoamericanos en los diferentes jurados como el productor mexicano Nicolás Celis, conocido por su trabajo en Roma, en el jurado oficial; el realizador Raúl García como presidente del jurado en la categoría de cortometrajes, y el productor portugués Leonel Vieira en el apartado de televisión. También estuvo en competición aunque sin éxito en los galardones la película alemana Many Happy Returns del director uruguayo con sede en Alemania Carlos Morelli. Y en la categoría documental de los cinco finalistas, tres de las producciones fueron hispanas con la presencia de la colombiana Pirotécnia, de Federico Artehortua Arteaga; la coproducción venezolna It’s All Good, de Tuki Jencquel, y la española El cuarto reino, de Adan liaaga y Alex Lora.

Sin embargo durante el festival la atención estuvo puesta en la repentina cancelación de The Eight Hundred, un épico de guerra que como gran producción china (con un presupuesto estimado de 80 millones de dólares) estaba al cargo de abrir el certamen. Según los organizadores, el filme de Hu Guan fue retirado de la programación por “problemas técnicos” pero la posterior cancelación del filme de las pantallas chinas, donde tenía el estreno previsto el 5 de julio apuntó más bien a un problema de censura. Se trata de una situación nada fuera de lo normal en otros certámenes como le ocurrió a la película de Zhang Yimou One Second cuando fue retirada del Festival de Berlín, la misma suerte corrida por filmes internacionales censurados en el último minuto en festivales en China. Pero la retirada de una superproducción china en uno de los principales festivales de su propio país solo ha sido entendida como un endurecimiento de los controles en China.