El cine hispanoamericano brilla en el festival de Toronto

by Mario Amaya September 11, 2019
Actor Antonio Banderas, Golden Globe nominee, at TIFF 2019

amy sussman/getty images

Del 5 al 15 de septiembre la edición 44 del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF por sus siglas en inglés) es la principal plataforma de muchos cineastas para dar a conocer sus obras cinematográficas al mundo. Unas 333 películas se exhiben en el festival de cine más grande de Norteamérica, de ellas 133 estrenos mundiales donde se ven películas de Hollywood como Aeronauts, con Eddie Redmayne y Felicity Jones; A Beautiful Day in the Neighborhood, con Tom Hanks; Ford v Ferrari, con Matt Damon y Christian Bale; A Hidden Life, del director Terrence Malick; Hustlers, la última película de Jennifer López; y Jojo Rabbit, con Sam Rockwell y Scarlett Johansson entre muchas otras.

Obviamente, como ha sucedido desde hace varios años, el cine de España y de América Latina no se queda atrás a la hora de exhibirse dentro de la lista de producciones en el festival. Entre las producciones destacadas, está Ema, del chileno Pablo Larraín; Agosto, del cubano Armando Capó; Chicuarotes, de Gael García Bernal y La llorona, del guatemalteco Jayro Bustamante.

Dentro del talento latino que está programado en aparecer en Toronto se encuentran estrellas como Penélope Cruz, Antonio Banderas, Javier Bardem, Gael García Bernal y Ricardo Darín, con historias que abordan temas históricos o inspirados en la realidad actual de toda hispanoamérica.

Por ejemplo, la actriz española Penélope Cruz presenta en el TIFF dos películas: Wasp Network y la película de Pedro Almodóvar Dolor y gloria. La acompañará su esposo y reconocido actor Javier Bardem, quien produce y actúa en Sanctuary, del español Alvaro Longoria, que trata sobre la campaña de Greenpeace para preservar la Antártida.

En cuanto a Dolor y gloria, está protagonizada por Antonio Banderas, quien representa a un viejo cineasta que se enfrenta a un futuro incierto y las circunstancias que dieron forma a su vida exitosa, aunque llena de problemas en una historia que tiene matices de la propia vida de Almodóvar.

Banderas, que viene de ganar en el Festival de Cannes el premio al Mejor actor por su actuación en esta cinta, además presenta el estreno para Norteamérica de The Laundromat, dirigida por Steven Soderbergh y en donde actúa junto a Meryl Streep y Gary Oldman. El estadounidense Soderbergh, conocido por las películas Erin Brockovich, Traffic y Che, presenta un drama sobre la cadena de corrupción y delitos financieros en el exposé de los Panama Papers.

El actor, director y productor mexicano Gael García Bernal vuelve una vez más a Toronto, en esta ocasión para presentar su segundo largometraje llamado Chicuarotes, así como uno de los protagonistas de Wasp Network, del francés Olivier Assayas, que presenta las vidas cada vez más complejas de los disidentes cubanos durante el colapso económico posterior a la Unión Soviética en la década de 1990.

Como si fuera poco, García Bernal también presentará este año la película que protagoniza, Ema, del chileno Pablo Larraín, con quien trabajó anteriormente en No y Neruda. Ema trata sobre una mujer que tras un accidente trata de rehacer su vida. Larraín es uno de los favoritos de este festival, pues en Toronto ha estrenado varias de sus películas, como Jackie, sobre la vida de Jacqueline Onassis, estelarizada por Natalie Portman, quien fuera galardonada con el Platform Prize del TIFF en 2016.

Por otra parte, el director mexicano Arturo Ripstein eligió el Festival de Toronto para el estreno mundial su última película llamada El diablo entre las piernas, una historia que se centra en la sexualidad de las personas de edad mayor.

El director Alejandro Amenábar, nacido en Chile pero criado en España, y conocido por sus cintas The Others, Abre los ojos, y Mar adentro, llegó a Toronto donde presenta el estreno mundial de Mientras dure la guerra, sobre los meses que precedieron a la Guerra Civil Española y que derivó en casi 4 décadas de fascismo bajo el dictador Francisco Franco. El director se centra en la ambigüedad política del escritor Miguel de Unamuno.

Por su parte el directo guatemalteco Jayro Bustamante lleva a la pantalla grande la leyenda de La llorona en su reciente película que lleva este título y que retoma la historia mítica a la realidad guatemalteca y el conflicto interno que se ha vivido en ese país.

Mano de obra, la ópera prima del realizador mexicano David Zonana, tiene también su estreno mundial en el marco del TIFF, como parte de Platform, la única sección competitiva del certamen junto a otras 9 películas procedentes de Europa, Asia, Estados Unidos y América Latina. La historia sigue a un grupo de albañiles que trabajan en una lujosa casa en la Ciudad de México y tras la muerte de uno de sus compañeros, buscarán justicia no solamente por la nula compensación que reciben, sino también por una vida llena de carencias, contrastes y opresión.

Entre otros estrenos están Mi piel luminosa, un mediometraje de ficción escrito y dirigido por Gabino Rodríguez, que muestra el hallazgo de un equipo de producción al documentar un programa educativo en Michoacán, México. Esta basado en una idea del escritor Mario Bellatin, quien aparece en el filme y es una coproducción entre México y Canadá. También se estrena Agosto, una cinta del director cubano Alfonso Capó que es una coproducción cubana, costarricense y francesa que trata sobre un joven que entre las vicisitudes de su juventud tiene que vivir el paradigma de los balseros en los años noventa.

El cine chileno tiene una buena representación ente año en TIFF. Además de Larraín, también se presenta la directora María Paz González trae la cinta Lina de Lima, una coproducción de Chile, Perú y Argentina que evoca en tono musical las realidades del sector trabajador inmigrante peruano en Chile, mientras que el director Andrés Wood estrena Araña, una película de suspenso político enmarcado en Chile en lo años '70. Patricio Guzmán por su parte lleva a Toronto La cordillera de los sueños, una historia que a manera de ensayos retoma las montañas como punto de referencia artística en su país.

En cuanto al cine argentino, la directora Ana Garcia Blaya estrena en Toronto Las buenas intenciones, un retrato de una familia fracturada por el choque de personalidades entre sus miembros. Además, el galardonado actor argentino Ricardo Darín, viene a la alfombra roja de Toronto acompañado de su hijo Chino Darín para el estreno de la película en que actúan juntos, La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein.

En general, puede decirse que el cine hispanoamericano tiene mucho que contar y ha llevado una buena representación al festival de Toronto, un evento que se ha convertido en una importantísima plataforma para los cineastas de todo el planeta.