El cuento de las comadrejas (Argentina)

by Gabriel Lerman November 5, 2019
Luis Brandoni, Oscar Martínez, and Marcos Mundstock in "The Weasel’s Tale" (2019)

Luis Brandoni, Oscar Martínez, and Marcos Mundstock in The Weasel’s Tale (2019)

Pasaron 10 años desde que El secreto de sus ojos se estrenó en Argentina, lo que dio inicio a un fantástico recorrido internacional que culminó cuando la película ganó el Oscar a Mejor película en idioma extranjero del año, solo la segunda vez que el país sudamericano recibió ese galardón. Esa victoria convirtió a Juan José Campanella, su director, en un héroe local, pero en vez de realizar otro largometraje a continuación, eligió probar suerte con la animación y dirigió Metegol en 2013, dedicando el resto de su tiempo a trabajar en televisión, dirigiendo episodios de series de TV de EE.UU. como Colony y Halt and Catch Fire.

El hecho de que decidiera continuar el éxito de El secreto con otra película con actores reales una década después generó mucha expectativa en Argentina, en especial porque se trataba de la remake de un clásico del cine local, Los muchachos de antes no usaban arsénico, que fue dirigida en 1976 por su mentor José Martínez Suárez, quien fue responsable durante años del prestigioso Festival de Cine de Mar del Plata y que falleció recienemente a los 93 años.

El cuento de las comadrejas, la segunda película más taquillera entre los largometrajes de producción nacional en 2019, cuenta la historia de una antigua estrella de cine llamada Mara Ordaz (Graciela Borges, la musa de Leopoldo Torre Nilsson) quien formó una familia poco común en la decadente mansión en el campo que comparte con su marido discapacitado (Luis Brandoni), el guionista de sus mayores éxitos, Norberto Imbert (Oscar Martínez, de El ciudadano ilustre) y el director que trabajó con ella muchas veces (Marcos Mundstock de Les Luthiers, en su primer papel importante en el cine a los 77 años). La paz que comparten cambia para siempre cuando una joven pareja aparece sin previo aviso, supuestamente perdidos en un viaje por la carretera. Pero ese no es el caso, ya que son agentes de bienes raíces que quieren convencer a Mara de vender la casa con la esperanza de ganar una fortuna. Pronto nos daremos cuenta de que los agentes (interpretados por la española Clara Lago con un perfecto acento argentino y Nicolás Francella, hijo de Guillermo Francella, que interpretó al buen amigo en El secreto...) corren peligro de convertirse en otro par de las comadrejas que Imbert suele capturar con sus trampas.

Durante una entrevista con el sitio web de los Globos de Oro, Campanella comentó: "Soy un gran fan de la película original, que no es muy conocida por el público general en Argentina, porque se estrenó una semana después del golpe militar. De hecho, ninguno de los intérpretes que participaron en mi película la había visto antes de ser contratado. Pero decidí que esta versión debería tener giros distintos, otro final y su propio tono".

También nos explicó por qué le tomó tanto tiempo hacer otra película: "No filmo con mucha frecuencia. Entre El secreto.. y Luna de Avellaneda, mi película anterior, pasaron 5 años. Hago televisión, teatro y cine, es como una sinfonía. De hecho, no sé si volveré a hacer otra película..."