El talento mexicano y español empatan en los Premios Platino

May 13, 2019
Winners of the 2019 Premios Platino

El reparto y el equipo de Roma.

cortesia premios platino

El talento mexicano y el español quedaron empatados en la nueva edición de los Premios Platino del cine iberoamericano. En su sexta gala celebrada en México, más en concreto en la Rivera Maya, estos galardones que van ganando en madurez se sumaron al clamor popular reconociendo una vez más el valor de esa pequeña película que ha ascendido a la cima de los dioses cinematográficos: Roma. La cinta que dirige Alfonso Cuarón se alzó con el Premio Platino a la Mejor Película Iberoamericana de Ficción, el máximo galardón de una noche que presentaron a la limón el actor, director y productor español Santiago Segura y la actriz mexicana Cecilia Suárez. La producción mexicana se alzó además con el premio a Mejor Dirección, Mejor Guión y Mejor Dirección de Fotografía, los tres para Cuarón, y también Mejor Dirección de Sonido que recibieron Sergio Díaz, Skip Lievsay, Craig Henighan y José Antonio García. En total, 5 galardones para la gran triunfadora de la noche.

Pero no fue Roma el único tesoro que dio este año el cine mexicano. El jurado de los Premios Platino también reconoció el talento de Diego Luna por su trabajo en la serie de televisión Narcos: México, donde encarna al tímido capo Miguel Ángel Félix Gallardo. Y en la misma categoría televisiva pero en el apartado femenino Suárez se llevó el Platino a la Mejor Actriz por su trabajo en La casa de las flores, todas ellas sea dicho producciones de Netflix.

El poderío de esta plataforma, que busca vorazmente su mercado en los países de habla hispana, dio pie a que otro de los ganadores de la gala, Paco León, aprovechara para bromear cuando dijo que la distinción conseguida a Mejor Serie por Arde Madrid, de Movistar, “demuestra que también hay vida después de Netflix”.

El cine español consiguió además del premio para León, el galardón a Mejor Actor en un papel cinematográfico para Antonio de la Torre por su protagónico en El reino, filme de Rodrigo Sorogoyen sobre el mundo de la corrupción política española que también se llevó el premio a Mejor Dirección de Montaje para Alberto del Campo. En Mejor Música el Platino fue para Alberto Iglesias y su trabajo en Yuli. Y tanto Mejor Documental, para El silencio de otros centrada en las víctimas del franquismo, y Mejor Película de Animación para Un día más con vida, coproducción hispano polaca sobre el periodista Ryszard Kapuscinski, fueron ejemplos de la pluralidad que está dando muestras la cinematografía española. La cinta ganadora del Goya a Mejor Película, Campeones, también tuvo su Platino en una categoría definida como “educación en valores” y que más allá de su valía artística quiere reconocer su peso moral.

La paraguaya Ana Brun obtuvo el galardón a Mejor Actriz por Las herederas filme que tras su exitoso paso por la Berlinale en 2018 ahora también disfrutó del galardón a Mejor Opera Prima de una cinematografía apenas conocida fuera de sus fronteras. Y la colombiana Pájaros de Verano se hizo con el reconocimiento a la Mejor Dirección de Arte.

Cruzado el ecuador de estos premios que se quieren convertir en la plataforma para impulsar el cine iberoamericano fuera de sus fronteras además de eliminar barreras entre los mismos países que la integran, y superados los discursos de felicitación a los organizadores, quedaron como en otras ediciones algunos cabos sueltos para alcanzar la madurez a la que aspiran los Premios Platino. Como, por ejemplo, el galardón a toda una carrera concedido a Raphael, una de las estrellas de la canción que supo cruzar fronteras por toda Iberoamérica pero que tan solo cuenta con 9 películas. De ahí su humor al recoger el galardón, diseñado por Javier Mariscal, cuando dijo eso de “que me den un premio por mi cine es una gran sorpresa”.

Y la otra gran ausencia de la gala también cruzó fronteras ante la falta de muchos de los grandes nombres ya sean ganadores como nominados de esta celebración. Empezando por Alfonso Cuarón, Diego Luna y Alberto Iglesias entre los ganadores y seguidos entre otros por el “power couple” de Penélope Cruz y Javier Bardem, ambos nominados pero ausentes. Pero Enrique Cerezo, productor de cine y director de los Premios Platino, sigue hablando de esa consolidación del “star system” iberoamericano que quiere lograr. Y el que la sigue, la consigue como demuestran estos galardones que ya han dejado atrás su primer quinquenio y avanzan hacia la madurez.