Emma Stone, nominada a Mejor actriz de reparto

by Paz Mata December 11, 2018
Actress Emma Stone

armando gallo

A sus treinta años Emma Stone es ya una veterana actriz y una de las más fascinantes estrellas de Hollywood. Precisamente allí es donde llegó a los quince años buscando convertirse en actriz de éxito, algo con lo que llevaba soñando desde que a los once se subió por primera vez a un escenario en su Arizona natal. Ya entonces, la pelirroja, aunque es rubia por naturaleza y de ojos verdes, demostraba un talento especial para la comedia, que más tarde pondría en práctica en filmes con títulos tan sugerentes como The Rocker (2008), The House Bunny (2008), Zombieland (2009), o Superbad (2009). A estas siguieron, The Help (2011) y su doble incursión en la franquicia de Spiderman (2012-2014).

Su consagración en la industria del cine le llegó de la mano de Alejandro González Iñarrítu que vio en ella a esa joven de explosiva sinceridad que logra ayudar al protagonista a poner los pies sobre la tierra, en Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) (2014). Emma interpretó un papel secundario que lejos de pasar inadvertido, le consiguió una nominación al Globo de Oro a la Mejor actriz de reparto. La suerte se volvió a repetir en el 2016 con La La Land, aunque en esa ocasión competía en la categoría de Mejor actriz de comedia. Esa vez el Globo de Oro cayó en sus manos, igual que lo hizo el Oscar.

El año pasado repitió nominación a la mejor actriz de comedia con Battle of the Sexes, dando vida a Billy Jean King, una célebre tenista estadounidense que se convirtió en símbolo de la lucha por la igualdad de las mujeres en el mundo del deporte.

Ahora, la actriz se enfrenta a la posibilidad de subirse al pódium a recoger su segundo Globo de Oro por su interpretación en The Favourite, un biopic ambientado en la Inglaterra de principios del siglo XVIII, cuando el país está en guerra con los franceses. La debilitada Reina Ana ocupa el trono pero debido a su delicado estado de salud y su carácter inestable es su amiga Lady Sarah Churchill la que gobierna el país en su ausencia. Ahí entra en escena Emma Stone dando vida a Abigail (Baronesa Masham) una aristócrata venida a menos que se ve en la necesidad de entrar como sirvienta en la corte de la monarca británica. Su dulce encanto seduce tanto a Lady Sarah como a la propia Reina y su voluntad de hierro servirá para saciar sus ambiciones de poder. “Abigail es una mujer con excelentes artes de manipulación pero también con una desesperada necesidad por sobrevivir. La combinación de ambas cosas es lo que hace que sea un papel fascinante de interpretar,” dice la actriz en su encuentro con la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés), durante la promoción del film.

Mientras llega el ansiado momento y pase lo que pase durante esta temporada de premios, lo único cierto es que la carrera de Emma sigue en imparable ascenso. Este año lo culmina con su incursión en la pequeña pantalla protagonizando la serie de Netflix, Maniac. Creada por Patrick Somerville y dirigida por Cary Fukunaga, la serie gira en torno a Annie (Stone) y a Owen (Hill), dos personas que se apuntan a un experimento farmacéutico para intentar curar sus problemas mentales. Se trata de tomar una secuencia de píldoras que supuestamente pueden curar desde una enfermedad mental hasta una ruptura sentimental. “Básicamente todos pasamos por momentos complicados en nuestra vida, no necesariamente tiene que ser una enfermedad mental para la que tienes que medicarte, pero ¿quien no ha sufrido un bajón moral o un momento de ansiedad, o ha  perdido a alguien querido? Son situaciones que te causan un gran dolor emocional, pero lo importante es admitir que es normal no sentirte ‘normal’. Esa es la intención de esta serie,” explica la actriz en su encuentro con la HFPA.

En el 2019 la veremos encarnando a la legendaria malvada, Cruella de Vil, en una nueva película centrada en los primeros años del personaje de 101 Dalmatians.