Ernesto Alterio: "Crecí con una condición de extranjero"

by Gabriel Lerman October 19, 2019
Spanish actor Ernesto Alterio

jc olivera/getty images

Ha llegado a Los Ángeles para presentar en persona Lo dejo cuando quiero, una de las películas que forman parte de Recent Spanish Cinema, el ciclo de la American Cinematheque que auspicia la HFPA. Y aunque en el filme de Carlos Theron tiene un papel de reparto, como el divertido villano de la historia, es una gran oportunidad para hablar con este actor que ha desarrollado una impresionante carrera en España y en menor medida en su Argentina natal, de donde se marchó cuando tenía 4 años cuando su padre, el notable Héctor Alterio, fue amenazado de muerte en su tierra natal mientras asistía al Festival de San Sebastián. Viajar a Los Ángeles también es una buena oportunidad para este actor de 49 años que el año pasado pudo exhibir su solidez a nivel internacional en la serie Narcos, en donde encarnaba al corrupto jefe de las fuerzas mexicanas de seguridad Salvador Osuna Nava.

¿Qué es lo que te genera Los Ángeles? Tú tienes una gran carrera en España y en menor medida en Argentina, no necesitas de esta industria, pero a la vez también tienes un gran mercado aquí, ¿cuál es tu conexión con Hollywood?

A mí me encanta venir aquí. He pasado tiempo aquí haciendo castings y bueno mi relación no es de una manera desesperada pero cada tanto vengo y atiendo a las demandas de castings cuando me convocan, es algo a lo que no estoy cerrado para nada. Obviamente mi carrera se desarrolla en España y también un poco en Argentina y en Latinoamérica pero también estoy abierto a las oportunidades que se generan aquí obviamente.

¿Lo de Narcos: Mexico te abrió puertas aquí?

No lo sé si de una manera directa pero supongo que es una semilla, son trabajos que van sumando y que aparezca un show de Netflix como Narcos da mucha repercusión y supongo que esos son buenos pasos que voy dando y que van sumando para que se me conozca un poco más. De alguna manera es una buena carta de representación.

Narcos está hablada en español pero es una producción absolutamente norteamericana, no sólo por la financiación sino por los creadores, ¿tú notaste que es una manera diferente de trabajar con respecto a los otros mercados en los que te mueves?

Bueno lo noté sobre todo en él presupuesto y eso se traduce en el tiempo para rodar, en el volumen de producción, en el casting internacional. El tener dos unidades rodando al mismo tiempo durante 6 meses, manejando un presupuesto muchísimo más grande de lo que he trabajado en Europa o en Latinoamérica, pero bueno después en la dinámica del rodaje cuando dicen “acción” eso es lo mismo en todas partes pero sí lo he notado con todo lo que tiene que ver con el engranaje de la producción. Hay mucho más presupuesto y eso se traduce en todos los detalles.

Presentas en Los Ángeles Lo dejo cuando quiera aquí. Da la sensación de que te divertiste mucho haciendo esa película. ¿Fue así?

A mí me convocó el estudio de televisión que produce la película, que es Telecinco. En un principio me ofrecieron uno de los roles protagónicos y a mí me interesó más hacer este papel de reparto porque sentía que tenía más potencial y me dieron libertad como para poder crearlo. Me divertí creando este personaje, tenía que ser un personaje tuviera pegada en el espectador con las pocas apariciones que tiene. Así traté de armarlo y me afané mucho en armar un look para que fuese un personaje sólido y divertido. Me entendí muy bien con el director y con el elenco que son actores muy experimentados en España y me divirtió también aparecer en una comedia salvaje como es esta, alocada y políticamente incorrecta.

A lo largo de tu carrera has incursionado en todo tipo de géneros pero siempre has tenido mucho éxito con la comedia ¿qué es lo que te da como actor el género?

Yo siento que con la comedia se genera una conexión muy especial con el público, siempre en las devoluciones que he tenido la gente me lo ha agradecido mucho el haberles hecho pasar un buen rato y que se hayan divertido o reído con algo que he hecho. Quizás también es un género no tan valorado. Parece que fuera más sencillo hacer comedia, y sí obviamente también me divierto, pero también me pasa haciendo drama. No porque sea una comedia me va a resultar más fácil o va a ser más divertido. Hubo veces que hice comedia y he tenido muchos problemas a la hora de desarrollar un personaje o no lo he pasado tan bien. Siento que es un género en el que se tiene que producir una alquimia especial para que genere diversión en el espectador sin que se note que lo estás haciendo a propósito. Yo siento que para la comedia un personaje está viviendo un drama y está sufriendo y es eso lo que produce gracia.

¿En este momento, que es lo que te decide a elegir un papel? ¿Influye el lugar donde se va a filmar?

Sí, son varias cosas, casi siempre me he llevado porque sea algo que no he hecho antes, que tenga un territorio para explorar que no haya caminado con anterioridad, que le pueda ofrecer tanto al espectador como a mí mismo una versión nueva de mi. Eso por un lado. Después también que esté bien escrita, que el guión y la historia me interesen. Obviamente el director y el elenco porque siento que estar bien rodeado y tener buenos compañeros es una parte fundamental, es un trabajo en equipo.

¿Cuán importante es para ti mantener esta segunda carrera en Argentina? Porque tu primer trabajo en el cine fue en Tango feroz: la leyenda de Tanguito con Marcelo Piñeyro, ¿no?

Sí, es cierto, fue hace muchos años y he tenido la oportunidad de trabajar bastante en Argentina en películas como Lluvia, Las viudas de los jueves y en la serie Vientos de agua.

¿Cómo te influyó en quién eres hoy como persona el haberte criado en ese hogar argentino de Madrid?

Me ha influido muchísimo porque yo crecí con una condición de extranjero, de alguna manera, con no ser exactamente de ningún lado, con no ser estrictamente español ni 100 % argentino. Es algo con lo que me he tenido que acomodar hasta poder llegar a aceptarlo. Tener dos culturas y tomarlo más como una ventaja que como alguien que no tiene un lugar de pertenencia, o que no tiene una patria clara. Pero también me he amigado con esa condición de extranjero y me ha dado una mirada un poco alejada de las cosas. Estoy amigado con eso de estar en sitios que no conozco. Me siento cómodo de no saber y de estar en sitios desconocidos y también es bueno para mi trabajo eso de aguantarme la angustia de no saber, la angustia de la ambigüedad. Después claro yo crecí en ese entorno argentino con todas las canciones y los sabores y es como estar en España pero con núcleo argentino en el seno de una familia argentina, es una condición un poco rara pero no soy el único, hemos sido muchos.

Con mucha angustia también me imagino porque no era una situación fácil

Claro, no me lo podían contar directamente, pero yo percibía la angustia de mis padres en ese momento. No me dejaban asomarme a la ventana o tenían miedo de ciertas cosas y yo iba enterándome poco a poco de porque estábamos allí.

En esta composición personal, ¿qué parte juega la herencia italiana? porque tu padre es primera generación de argentinos

También bastante, yo también sentí la necesidad de buscar mis raíces y por suerte pude hacer un viaje con mi hermana y con un primo que vive en París, hijo del hermano mayor de mi papá que falleció ahora pero justo cuando estaba vivo lo trajimos de Buenos Aires. Hicimos un viaje a Carpinone, que es el pueblo originario de mis abuelos y fuimos los 4 allí y a mí me produjo algo pisar la tierra de dónde vengo, ponerle caras, físicamente poder pisar ese lugar y ver el acta de nacimiento de mis abuelos y el acta de matrimonio. Algo dentro de mí se hizo un poco más sólido, se armonizó. Tengo mucha herencia italiana y me reconozco en muchas cosas, también porque mi papá en una época trabajó mucho en Italia, entonces siempre ha habido una conexión fuerte con ese lugar.

Se que te costó mucho decidirte por ser actor, ¿pero tuvo que ver con las dudas típicas que tenemos todos a los 20 años o con la presión de tener a semejante actor como tu padre? 

Yo creo que se me juntaron las dos cosas. Las dudas que uno tiene en la adolescencia y cuando tiene que definir que quieres ser y también me costaba mucho verbalizarlo teniendo la figura de mi papá. Era algo que durante toda mi infancia lo había negado pero era un deseo que estaba latiendo muy fuerte dentro mío y poco a poco me animé a formularlo y a empezar a dar los primeros pasos en el mundo de la actuación. En ese momento iba como corriendo atrás de las cosas pero nada me estimulaba mucho, pero cuando descubrí la actuación sentí un motor muy fuerte que me impulsaba y era una fuerza más fuerte que yo que movía mis pasos.

Si vieras una de tus primeras películas, hoy como el profesional que eres, ¿qué crees que has aprendido con los años y que crees que ya estaba allí, probablemente por los genes?

Bueno yo supongo que he aprendido muchas cosas que tienen que ver con la técnica del oficio y con cosas que a uno le da la experiencia de trabajar pero justamente tuve oportunidad hace poco de ver una de las primeras películas que hice que se llamó Tengo una casa y había una frescura que era muy particular, y había algo de una manera de estar o de posicionarse frente al trabajo que era muy interesante. Claro que ahí también veía todos los miedos que yo tenía de un primer trabajo.

¿Qué has aprendido de tu padre sobre tu profesión y en qué cosas de su manera de trabajar tienes una mirada completamente diferente?Supongo que lo que he aprendido o he absorbido quizás del él por verlo desde chiquito es la seriedad con la que toma el trabajo. La responsabilidad que siente al ponerse frente a un público o ante una cámara que lo hace estudiar muchísimo aún hoy como si fuera el primer día, y el respeto sobre todo a esta profesión, a los compañeros ya sean técnicos como actores o directores. Siento que eso lo he percibido muy fuerte y se me ha quedado muy adentro. Y luego algo que yo opino diferente no lo sé, supongo que cada uno es como es, con un estilo diferente. Yo siento que he tenido otra vida, he crecido en otro lugar, me he formado con la influencia española. He vivido en otra época entonces creo que eso también se traduce en la expresión, hay algo de eso generacional también que supongo que será diferente.Narcos realmente dispara tu carrera aquí y tienes la posibilidad de trabajar con tres actores de Hollywood, ¿con quienes te gustaría tener una escena?Joaquín Phoenix, Robert De Niro y con Meryl Streep para nombrar a una mujer, ¿por qué no?