Eugenio Derbez: “Hollywood se ha volcado a proteger nuestra comunidad”

by Rocio Ayuso August 9, 2019
Actor Eugenio Derbez

david becker/getty images

Desde que hace cinco años Eugenio Derbez hizo de Estados Unidos su hogar, solo una idea ocupa su mente: cambiar los estereotipos de Hollywood a la hora de mostrar a los latinos en la pantalla. Los planes de este actor, director, guionista, empresario y productor mexicano llegaron avalados por una carrera millonaria en su país y el éxito de la comedia No se aceptan devoluciones, la película mexicana más taquillera de la historia de México. Ahora actúa y produce ese gran reto hispano que es Dora and the Lost City, película basada en la popular serie de dibujos animados Dora the Explorer pero que apela a todas las edades y culturas con uno de los mayores elencos latinos jamás vistos en una gran producción de Hollywood.

¿Cómo se vincula a este proyecto?

Desde que abrí mi productora hace cinco años todo mi esfuerzo fue desarrollar proyectos para latinos. Como les dije a mis agentes, mis intenciones siempre han sido las de intentar cambiar la forma en la que Hollywood percibe a los latinos porque siempre nos han encasillado en papeles negativos como narcotraficantes, delincuentes... en el mejor caso somos el jardinero, la criada de todas sus películas. Cuando leí el proyecto de Dora, lo mismo que pasó con Speedy González  dije que quería estar involucrado y además de formar parte del reparto también quise ser productor para supervisar toda la parte latina. Mi tarea fue encargarme de que no cometieran errores como servir comida argentina en un restaurante mexicano donde bailen flamenco. Me encargué de cuidar la autenticidad de todo lo latino.

¿Estuvo también detrás de la elección del elenco, el reparto latino más amplio en lengua inglesa?

Me da mucho gusto que sea uno de los elencos latinos más grandes vistos en una película “hollywoodiense”.  Estuve muy involucrado aunque actrices como Isabela (Moner) ya eran parte de la película. Tuve influencia sobre todo en papeles como el de Adriana Barraza o Isela Vega porque habían escogido a otras personas que ni siquiera hablaban español teniendo actrices tan maravillosas como Barraza, nominada al Oscar por Babel, o Vega, una de las glorias del cine mexicano.

En Dora and the Lost City interpreta a un explorador. ¿Cuanto tiene de Indiana Jones?

Desde chico veía películas de Hollywood y moría pensando lo que daría por hacer una película de acción. Fui muy fan de Indiana Jones y cuando me ofrecieron el papel estaba tan feliz que decidí hacer todas las escenas de acción sin doble llevado por esta emoción.

¿Fue peligroso? La película se rodó en Australia, un continente con una gran Naturaleza salvaje.

Ocho de las arañas más venenosas del mundo y nueve de las peores serpientes están en la jungla australiana. Tuvimos varios sustos. Un día me estaba cambiando la camisa cuando vi que a la muchacha de vestuario le estaba subiendo un araña. Se la alcancé a quitar y cuando la vimos me dijo me dijo que le había salvado la vida porque era de las peores. También nos advirtieron que en el campo de cañas que atravesamos con el jeep no sacáramos los pies del vehículo porque había muchas serpientes venenosas. Rodamos rodeados de peligros pero tomamos precauciones.

A scene from "Dora and the Lost City", 2019

Con Isabela Moner en una escena de Dora and the Lost City.

paramount pictures

 

¿Hubo algún intento de llevar la producción a Latinoamérica?

Sí, pero Australia hizo la mejor oferta económica con sus desgravaciones fiscales además de tener los escenarios perfectos y la tecnología necesaria. Llegamos a hablar de algunos países de Latinoamérica pero la industria no está tan desarrollada.

Ya son cinco años en Hollywood, un buen momento para hacer balance. ¿Cómo ve el futuro de nuestra comunidad en esta industria?

Es un buen momento porque afortunadamente a raíz de que llegó Donald Trump a la presidencia, Hollywood se ha volcado a proteger nuestra comunidad. Esta industria está en contra de él y de sus creencias racistas y eso ha ayudado un poco a abrazar a los latinos. Una película como Dora and the Lost City llega en un momento muy necesario donde el discurso de odio contra los latinos se ha vuelto tan duro en estos últimos meses que el hecho de que aparezca una película con un mensaje tan positivo es reconfortante. Dora and the Lost City cuenta con la primera superheroína latina en Hollywood, alguien cuyos superpoderes son naturales, son su inteligencia, su cerebro, su ingenio. Cualquier niño puede ser Dora. Y que además les está diciendo a los niños tan “buleados” estos días en las escuelas por hablar español que está bien hablar su idioma, que está bien ser latino, que está de moda ser latino. Va a ser un bálsamo muy bueno para los niños latinos en este país. Aquí Dora se conserva fiel a quien es y los niños pueden ver que acaba siendo una triunfadora precisamente por eso, por ser diferente. El mensaje es muy lindo.

¿Qué lugar ocupó la serie de Dora en su familia?

Tengo hijos de todas las edades y debo reconocer que al principio no la conocía tanto pero a raíz de que nació mi hija más pequeñita conocí más a Dora y con la película me volví fan. La serie es mucho más sencilla. Hay dejarle claro a los adultos que nuestra película es mucho más tridimensional. Dora creció lo mismo que su audiencia. La película empieza con una niña de la que hasta nos burlamos pero luego ya crece como adolescente y conecta con un público más amplio.

Antes mencionó Speedy González. ¿Qué nos puede adelantar de este proyecto?

Yo crecí con Speedy González y siempre me dio risa cuando me preguntaban si no era ofensivo para los mexicanos por los estereotipos. Para nada. Es un ratón mexicano que se pasa la vida engañando al gato gringo para traerle queso a su gente. Así que al contrario, en México le mirábamos como un héroe porque engañaba al gato gringo. Por eso estamos empezando a desarrollar un libreto con la idea de hacer una película de animación. Aunque ahora con tanta moda de hacer las franquicias de animación en imagen real habrá que valorarlo.