Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria premia Japón, China, Argentina y Chechenia

by Paz Mata March 14, 2016

Three Stories of Love, Kaili Blues y La familia chechena

En el festival de Las Palmas de Gran Canaria es posible encontrar juntos a Michel Camilo y Jerzy Skolimowski,  al cine documental dándole la mano al cine de ficción y al cine de autor y el cine de género gozando de los mismos derechos.  Por eso no es de extrañar que el pasado 12 de Marzo se clausurara la que ha sido una de las ediciones más concurrida de público y repleta de buen cine.

Este año, entre los títulos incluidos en la Sección Oficial, pudimos ver Aloys, de Tobias Nölle, Three Stories of Love, del japonés Ryosuke Hashiguchi, y la producción china Kaili Blues del director Bi Gan. La comedia picaresca franco georgiana Chant d’hiver, del veterano director Otar Iosseliani, inaguró los pases de la Sección Oficial,  mientras que el director tinerfeño Omar A. Razzak cerró el certamen, en la noche del 12 de marzo, con su obra La tempestad calmada, que hizo su estreno mundial en el festival, siendo la única película española a concurso.

Los aficionados al cortometraje tuvieron la oportunidad de disfrutar de catorce filmes a concurso, entre ellos Jay parmi les hommes, del belga Zeno Graton, Paulina del peruano Ricardo León, Notre Dame des Hormones del francés Bertrand Mandico, Freud und Friends del portugués Gabriel Abrantes, The Boats de la chilena Dominga Sotomayor, o Tout le monde aime le bord de la mer,  de la española Keina Espiñeira.

El universo femenino estuvo representado por la cineasta belga Chantal Akerman, fallecida en noviembre de 2015, a la que el festival ha querido rendir tributo proyectando tres largometrajes: Je, Tu, Il, Elle (1974), Jeanne Dielman, 23, Quai Du Commerce… (1975) y, No Home Movie (2015). Un trabajo que representa el espíritu feminista y sin consignas de su autora.

Dentro de la sección Banda Aparte, el Certamen de cine programó catorce trabajos realizados por el artista japonés Kogonada, exponente del género que se hace llamar apropiación, reciclaje, metraje encontrado, que consiste en convertir obras maestras del cine en piezas de firma propia. La obra de Kogonada recoge revisiones del trabajo de clásicos y contemporáneos del cine que constituyen en sí mismas ensayos y críticas cinematográficas. Entre estos trabajos se pudieron ver obras en torno a Robert Bresson y el neorrealismo así como sobre la popular serie de televisión norteamericana Breaking Bad, y los cineastas Wes Anderson y Tarantino.

El jurado del festival, presidido por la directora de cine neoyorquina Jane Weiner, otorgó la Lady Harimaguada de Oro a la producción china Kaili Blues por tratarse de una “formidable exploración de los límites formales sin perder la conexión con el paisaje y la vida cotidiana en la China actual”. El segundo premio, la Lady Harimaguada de Plata, recayó en la japonesa Three Stories of Love, de Ryosuke Hashiguchi, por su mirada refrescante y desinhibida sobre la vida contemporánea japonesa. La actriz emergente Verónica Gerez, protagonista del largometraje Cómo funcionan casi todas las cosas, de Fernando Salem, recibió el Premio a la Mejor Actriz “por su cautivadora y silenciosa presencia,” en opinión del jurado.  El premio al Mejor Actor recayó en David Caracol, del que el jurado destacó su “compleja interpretación de un papel secundario,” en el film portugués Posto Avançado do Progresso, de Hugo Vieira da Silva. El jurado decidió asimismo otorgar una Mención Especial al largometraje argentino La familia chechena, de Martín Solá, una reflexión sobre los prejuicios que existen sobre la cultura sufí en la castigada Chechenia. Por último, el Jurado popular, integrado por un heterogéneo grupo de 30 cinéfilos, otorgó el Premio del Público, a la película de Tobias Nölle, Aloys, la historia de un detective y la relación que establece con una misteriosa mujer tras haberle desaparecido su material de trabajo.

En la categoría de cortometrajes, el trabajo del estadounidense Marc Johnson, Yúyú, obtuvo el Premio al Mejor Cortometraje, “por la fuerza de sus imágenes y por la poética construcción de la tensión narrativa,” mientras que la polaca, Figura, de la directora Katarzyna Gonde, recibió una Mención Especial “por su reflexión sobre la imagen y sus capacidades comunicativas.”