Guillermo del Toro, nominado a Mejor director

by Gilda Baum-Lappe December 22, 2017
Director Guillermo del Toro

getty images

The Shape of Water, la cinta fantástica de Guillermo Del Toro que cuenta una historia de amor entre una chica de limpieza en una instalación de investigación del gobierno y una criatura anfibia guardada en un tanque de agua, recibió 7 nominaciones al Globo de Oro: Mejor película dramática, Mejor guion, Mejor dirección, así como Mejor música original, Mejor actriz (Sally Hawkins), Mejor actor de reparto, Richard Jenkins y Mejor actriz de reparto, Octavia Spencer.

Según Sally Hawkins, “Del Toro es uno de los mejores cineastas de nuestro tiempo y estoy más que emocionada de que su visión, su ingenio y su obra sean reconocidos". Guillermo conoció a la actriz hace unos años precisamente en una fiesta de los Globos de Oro y le dijo: “estoy escribiendo una película, con un papel que es para ti”.

Guillermo del Toro Gómez. mexicano, aclamado por la crítica, renombrado por sus películas bélicas, de ficción y de fantasía es muy conocido por la película Hellboy, basada en una historia de cómic, y por el filme de su propia fantasía, El laberinto del fauno.

Del Toro es parte de la ola de directores mexicanos que tomaron por sorpresa a la industria cinematográfica estadounidense en la década del '90. Nació en Guadalajara en octubre de 1964 y se crió como católico estricto. A una edad muy temprana, Del Toro decidió hacer un pacto con los “monstruos y las hormigas” que vivían en su habitación, comprometiéndose a dedicarles su vida a cambio de que no le hicieran ningún daño.. Manteniéndose fiel a su palabra, el principal objetivo de Guillermo del Toro ha sido siempre el cine de terror y fantasía.

En la década del '80 Guillermo del Toro ejerció su pasión por el diseño de maquillaje. El director ‘principiante’ decidió estudiar con Dick Smith, renombrado maquillador. Durante 8 años Del Toro trabajó en la industria de efectos especiales y con el tiempo fundó su propia compañía: Necropsia. En 1984, Guillermo tuvo su primera experiencia en la realización cinematográfica con la producción de Doña Herlinda y su hijo. Pasó a dirigir programas de televisión mexicanos, incluyendo una famosa serie de terror, y enseñó en talleres de cine. En 1986, Del Toro consolidó su amor por el cine cuando él, junto a otros nombres destacados del cine mexicano, fue el cofundador del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

La ópera prima de Guillermo del Toro, Cronos, se estrenó en México en febrero de 1992. La película ganó numerosos premios incluyendo el de la Semana de la crítica en Cannes, “en ese festival cambió mi vida”, dijo.  

Del Toro fue invitado a dirigir una película en Hollywood, Mimic en 1997.

En 1998 Guillermo se mudó a Los Ángeles al sentir que la inseguridad en México llegaba demasiado cerca cuando secuestraron a su padre. Tras pagar el rescate que liberó a su padre, el cineasta se trasladó a la capital del cine.

En 2001, el cineasta volvió a sus raíces independientes con una película ambientada en la guerra civil española llamada El espinazo del diablo. La película, sobre un fantasma que merodea por un orfanato, fue bien recibida y poco después dirigió Blade II (2002), protagonizada por Wesley Snipes y Ron Perlman, un colaborador frecuente en las producciones de Guillermo.

En 2004, la película Hellboy, una adaptación de un cómic sobre un engendro del infierno liberado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial le trajo a Guillermo del Toro el reconocimiento como un verdadero director de cine internacional. El mexicano dirigió la secuela: Hellboy II: The Golden Army (2008).

El laberinto del fauno (2006), la película de mayor éxito de Guillermo del Toro, fue filmada en España y trata sobre una joven que escapa de la dura realidad de la vida mediante la creación de su propio cuento de hadas. Guillermo escribió y dirigió esta película aclamada por la crítica donde retoma el tema de la guerra civil española, un tópico recurrente en su trabajo. El laberinto del fauno recibió, durante el Festival de Cine de Cannes, una ovación de pie de 22 minutos, fue nominada a seis Oscares (de los que se llevó tres a casa) y un premio BAFTA a la Mejor Película en lengua no inglesa, entre otros muchos reconocimientos.

Del Toro Gómez, además de director, guionista, productor y novelista, es un ávido coleccionista de objetos de terror, personajes surrealistas e hiperrealistas, así como un gran número de libros y objetos con Darwin como inspiración. Su recopilación fue mostrada en el LACMA en 2016.

Sus trabajos incluyen frecuentemente monstruos o seres fantásticos. Siempre ha afirmado estar enamorado de los monstruos: «mi fascinación hacia ellos es casi antropológica... los estudio, les hago autopsias y amputaciones: quiero saber cómo funcionan, qué tienen por dentro y cómo se comportan. También “tengo fetichismo por los insectos, la relojería, la maquinaria y los engranajes, lugares oscuros, cosas sin nacer...”, señala.

The Shape of Water fue proyectada en la sección de competición principal de la 74ª edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, siendo galardonada con el León de Oro a la Mejor película.