Hosoda: “Mirai es el filme más personal e innovador de mi carrera”

by Rocio Ayuso November 21, 2018
Animation director Mamoru Hosoda

ander gillenea/getty images

Mamoru Hosoda (Japón, 1967) ha trabajado con los maestros de la animación japonesa. Comenzó su carrera en los estudios Toei Animation, creadores de Mazinger Z, Dragon Ball o Sailor Moon, y donde trabajaron Hayao Miyazaki e Isao Takahata. Hosoda también probó a trabajar con Studio Ghibli como director de Howl's Moving Castle proyecto que abandonó al principio de la producción. Su éxito como director le llegó con su propio estudio, Studio Chizu, productores de The Girl Who Leapt Through Time. Su nueva producción, Mirai, le acerca de nuevo a sus temas habituales con la historia de Kun, un niño de 4 años que aprende a convivir con la llegada de su nueva hermanita.

¿Puede explicarnos el origen de Mirai?

Fue hace tres años, cuando mi hijo tuvo que acostumbrarse a la llegada de su nueva hermana. Mi hijo se enrabietó culpándonos por retirarle nuestro amor. Cuando lo vi me di cuenta que ni los niños ni los adultos pueden vivir sin amor. También me dijo que había visto a su hermana ya crecida en sus sueños. Y pensé que yo también quería verla. Este tipo de situaciones cotidianas fueron mi principal fuente de inspiración. Mirai es el film más personal e innovador de mi carrera. Inspirado por experiencias de mi vida personal. Es algo que me gustaría continuar utilizando la animación como medio.

Mirai invierte los roles de los padres en la familia del niño. ¿Es un reflejo de la sociedad japonesa actual?

La película es reflejo de las familias que me rodean. Desde fuera es fácil ver la sociedad japonesa como tradicionalista pero las familias están cambiando. No es tan raro ver cómo los padres cuidan de sus hijos. Incluso dentro de la industria de la animación conozco a muchos directores que cuidan de sus hijos mientras dibujan los storyboards de sus películas en casa.

A scene from "MIrai"

Una escena de Mirai.

fathom events

 

The Girl Who Leapt Through Time fue su primer éxito internacional como director. ¿Ha cambiado el éxito su forma realizar películas?

The Girl Who Leapt Through Time la vieron muchos espectadores alrededor del mundo, una experiencia nueva para mi. La vieron muchas más personas de las que podía imaginar. Y desde entonces busco temas, ideas y alegrías que poder compartir con la gente al otro lado del planeta.

¿Cómo ha cambiado su manera de dirigir desde los días en los que trabajaba en televisión haciendo shows como Shamurai Champloo?

Para mi dirigir un episodio de televisión es como si estuviera dirigiendo cine, así que no ha cambiado tanto.

¿Cuanto influyen en su carrera, a la hora de contar una historia, sus comienzos como animador?

El director está siempre en el centro de cada película. Por eso quise quise dirigir. Pero mi experiencia como animador siempre me ha sido útil. Soy de los que pienso que los animadores son los mejores directores. Como animador me especialicé en secuencias de acción. Por eso en Summer Wars y Boy and the Beast incluí secuencias de acción para el lucimiento de los animadores.

Mirai tiene tal riqueza visual que me pregunto si escribió primero el guión o construyó la historia gráficamente.

Primero me centré en el guión y luego me puse a trabajar en el storyboard. En Mirai me hice cargo tanto de la trama, como del guión y del storyboard. Me pasé nueve meses trabajando en el desarrollo visual. Con el guión, todo depende del proyecto. Pero si Wolf Children estuvo inspirado en la muerte de mi madre, ahora cada vez más me inspira lo que ocurre en mi vida personal. De ahí que escriba mis propios guiones.

Lo mismo que con Mirai, Wolf Children y The Boy and the Beast también tratan de relaciones familiares, niños y, en todas ellas, hay también un componente animalista. ¿Puede explicar la recurrencia de estos temas en su filmografía?

Alguien dijo que los directores lo ponen todo en su primera película. Y desde mi primer proyecto como director, Digimon Adventure, he mostrado el cambio de los niños y los jóvenes al crecer. Es lo que durante años hicieron otros estudios como Disney y Toei mostrando tanto niños como animales. Quizá ellos no lo hacen últimamente pero a mi me gustaría seguir haciéndolo en mis películas.