Ivana Baquero: “Me gusta mucho Los Angeles pero con billete de vuelta”

by Rocio Ayuso June 11, 2019
Actress Ivana Baquero

Samuel de Roman/Getty Images for Netflix

Han pasado 12 años desde que el mundo conoció a Ivana Baquero. La protagonista de El laberinto del fauno disfrutó del triunfo de esta producción de Guillermo del Toro candidata al Globo de Oro asistiendo a la ceremonia del Oscar, de los Globos, departiendo de igual a igual con Penélope Cruz y ofreciendo una de las interpretaciones más honestas del año como Ofelia, la niña que luchó entre hadas y faunos la presencia del fascismo en España. Entonces tenía 12 años y desde entonces nada fue igual. Ahora tuvimos la oportunidad de hablar de nuevo con esta joven nacida en Barcelona hace 24 años, bilingüe desde los tres y actriz desde que tiene uso de razón con motivo de su último trabajo en la serie de Netflix Alta mar. Ahí interpreta a Eva, una joven española con sueños de ser escritora y que junto con su hermana se embarca en un crucero rumbo a Brasil en el que se escribe un crimen.

¿Dónde está su hogar? ¿O deberíamos decir su maleta?

Tengo un piso en Los Angeles desde hace dos años, cuando rodé aquí “Las crónicas de Shannara”, pero soy de Barcelona, ahora estoy rodando Alta mar en Madrid y mi chico es de Nueva Zelanda así que tienes razón en lo de la maleta porque soy un poco trotamundos.

En esto se parece a Eva, su personaje en Alta mar.

La serie también es muy internacional, estrenada en 190 países, algo que me impresionó muchísimo. Y Eva es una aventurera, trasgresora, moderna para la época, la única que utiliza pantalones en la serie. Alguien que tiene un sentido de la justicia muy elevado y a la vez muy independiente, muy segura de si misma. Nos parecemos en el sentido de la justicia. Aunque somos de épocas muy distintas hay tantos puntos en común que me ilusionan porque así puedo sacar cosas de mi misma en Eva.

Es como si Ofelia se hubiera hecho mayor.

Tienen un punto muy parecido. Ofelia, con sus libros, siempre leyendo. Y Eva como escritora. Las dos son chicas con una intensa vida interior, con muchísima fantasía y que de alguna forma intentan evadirse de la realidad.

¿Se siente atraída por papeles de mujeres decididas o son ellas quienes la buscan?

Me gusta muchos los papeles de mujeres fuertes. Pero intento que mis personajes sean equilibrados, no solo mujeres independientes sino que también vulnerables, que tengan problemas como todo el mundo, que tomen decisiones erróneas. Me interesan los personajes complejos y sonará a cliché pero es que es eso es una mujer. No se si será casualidad o me han encontrado pero los últimos papeles que he interpretado han sido así.

¿Se ha parado a pensar que un solo episodio de Alta mar cuenta con más audiencia que la que tuvo Vittorio Gassman en toda su carrera?

Cuando oyes algo así, intimida. Uno no acaba de darse cuenta de la magnitud de lo que hacemos. Nunca imaginas todos esos millones de personas mirándote en pantalla. Durante el rodaje interpreto una pequeña obra, una película independiente, con mi compañero en un set de rodaje. El alcance de un serie como Alta mar te hace reflexionar sobre la globalización.

¿Es difícil para un español abrirse camino en este mercado global?

La clave es llegar a Hollywood desde España. Es cierto que se nos han abierto muchas más puertas y que con las plataformas hay muchísimo más trabajo pero también hay mucha más competencia no solo con los estadounidenses si no con una amalgama de nacionalidades. Nunca es fácil. Pero creo que es más factible acceder al mercado internacional habiendo consolidado una carrera en tu país primero. Me gusta mucho Los Angeles pero con billete de vuelta. Aún así siempre recomiendo a mis compañeros al menos la experiencia de vivir unos meses aquí, en Hollywood, hacer un curso interpretativo, vivir un poco la experiencia aunque solo sea para quitarte el gusanillo.

¿Cómo hizo Penélope Cruz?

Ella cuenta con toda mi admiración y nos ha abierto muchas puertas a los españoles. La he visto muy esporádicamente pero tuve la oportunidad de disfrutar con ella la época de El laberinto del fauno porque para Penélope fue el momento Volver y coincidimos en los Oscar, en los Globos de Oro... hicimos un recorrido muy en paralelo. Lástima que en edad más adulta no he tenido la oportunidad de sentarme a charlar con ella.

¿Y con Guillermo del Toro? ¿Sigue en contacto?

Mantengo el contacto aunque también es esporádico porque siempre está super, super ocupado, lleno de proyectos. Pero cuando estoy en Los Angeles nos intentamos ver. Solo tengo buenos recuerdos de El laberinto del fauno. Nunca me pesa que me recuerden como la niña de “El fauno” porque fue la película que me abrió las puertas, me dio el Goya y me impulsó en un camino del que no pude renegar. Gracias a El laberinto del fauno me tomé mi carrera en serio. Marcó claramente un antes y un después y fue el master de interpretación en mi vida.

¿Qué podemos esperar para la segunda temporada de Alta mar?

Solo puedo confirmar que nos han renovado, que habrá una segunda singladura y que ya estamos rodando la segunda temporada. Se cierran misterios y se abren nuevos pero no puedo contar nada más.