Jaime Camil: "Me siento feliz como un actor que canta"

by Gilda Baum-Lappe March 26, 2019
Actor and singer Jamie Camil

lionel deluy

Tras una carrera exitosa en México, su país de origen, Jaime Camil empacó familia y decidió dar el gran paso, ese que se da con inseguridad o temor, pero que, evitarlo, solo estanca y no permite crecer: probar suerte en Hollywood. Su personalidad, experiencia, carisma, encanto y actitud positiva de un triunfador le abrieron la puerta grande.

Aunque Camil tiene la frescura de un novato que comienza a dar sus primeros pasos, puede presumir de más de dos décadas de carrera artística. Su historia comenzó en la televisión mexicana en 1995, con sus propios talk shows; primero, El show de Jaime Camil, y un año más tarde, Qué nochecita con Jaime Camil.  Cuatro años después lanzó su primer disco y, finalmente, en el año 2000 actuó en su primera telenovela.

Aunque muchos lo quisieron encasillar precisamente como un galán de telenovelas, Jaime fue demostrando con el tiempo que, además de talentoso, era un actor con ambición y, sobre todo, con la vista firme en un objetivo: el difícil y exigente (sobre todo para los latinos) mundo de Hollywood.

Tras aparecer en varias películas mexicanas independientes, Jaime recibió la oportunidad de oro que tanto estaba buscando: Jane the Virgin, la versión estadounidense del exitoso programa de televisión venezolano Juana la virgen, donde interpreta a Rogelio de la Vega, un papel que lo está dando a conocer en todos los rincones del mundo.

Gracias a este personaje, Jaime mostro nuevas facetas en su carrera, un dominio de la comedia, haciendo un papel donde usa inglés y español indistintamente. Jane the Virgin le cambió la vida a Jaime, pero lejos de volverse la celebridad inalcanzable, tiene los pies en la tierra, pues sabe que apenas está comenzando a cumplir el sueño que tuvo durante años y que lo mejor podría estar por venir.

Trabajar en Hollywood es como una línea divisoria para cualquier actor. ¿Qué ha significado en tu carrera el papel de Rogelio de la Vega?

Es un personaje creado por nuestra escritora y su equipo. El personaje es lo que se conoce como el comic relief de la serie y a la gente le gusta mucho, independientemente del de Jane, que interpreta Gina Rodríguez. He tenido la suerte de que Rogelio tenga mucha notoriedad también; es una gran bendición y no tengo más que estar agradecido con la vida, el universo y los creadores de la serie, porque Rogelio, como dices, podría ser la línea divisoria en mi carrera en Estados Unidos. La verdad, está brillantemente escrito. Es un trabajo donde los directores y los escritores que hemos tenido siempre están presentes en el set, escuchan el punto de vista del actor y siempre hay apertura, así que este proceso abierto y creativo se agradece tremendamente. Sí tengo aportaciones, pero el personaje se basa en una columna vertebral muy fuerte, que es el guion; sería muy difícil echarlo a perder.

 

La última temporada de la serie creada por Jennie Snyder Urman consta de 17 episodios en los que el público descubrirá por fin cómo se resuelve un triángulo amoroso prolongado a través de casi 5 años. Jennie Snyder Urman y Paul Sciarrotta dirigieron el episodio escrito por Gina Lamar. ¿Cuál será el desenlace amoroso de Jane y el destino que le deparan a Rogelio, Petra, Ivonne y al resto de los personajes que rodean la vida de Jane? ¡Tendremos que ver para saber!

Durante las vacaciones anuales entre temporadas de Jane the Virgin Jaime tuvo oportunidad de trabajar en teatro, cine, en el Hollywood Bowl cantando en Mamma Mia, y actuando en Overboard y How to be a Latin Lover, entre otras.

 

Has cantado, actuado, conducido programas y doblado películas animadas como Coco. ¿En qué faceta te sientes más cómodo?

Me gusta mucho la comedia musical, porque puedes combinar la actuación con el canto. Empecé queriendo ser cantante y ahora estoy más maduro y me siento feliz como un actor que canta. Eso ayudó a que hiciera la película en la que mi personaje tenía que cantar y no me tuvieron que doblar en las melodías, como se hace regularmente. En Jane the Virgin también hay capítulos en los que mi personaje canta y lo hice yo, no tuvieron que contratar a ningún artista y eso ayuda.

 

Para ti, ¿qué es ser un buen actor?

Para mí es una persona que respeta a los compañeros, su profesión, que llega a tiempo a los llamados, que estudia su papel y su guion. Puedes tener facilidades para esta carrera, como las que puede tener también un arquitecto o un contador con las suyas, pero la ética de trabajo tiene que existir en todas las profesiones, así que cuando respetas la tuya y a ti mismo, y te entregas con dedicación a ella, irremediablemente se va a reflejar en algún tipo de éxito; en mi caso, eso siempre ha tenido un buen resultado. Recuerdo al director Benjamín Caan, con quien he trabajado en México, quien definía a un buen actor como el que llegaba a su marca y decía sus líneas, y eso era todo. Cuando llegaron los proyectos tuve 3 a la vez y, creo, que en Jane The Virgin mostramos a los latinos como realmente son: gente de clase media que se asemeja mucho al resto de personas que viven en la Unión Americana.

 

 

Ahora que Jane the Virgin llega al final Jaime ha unido talentos con la propia escritora y productora de esa serie, con Jennie Snyder-Urman para una nueva serie, Riches to Rags que estelariza Camil donde interpreta a un hijo de millonario a quien su padre ha cortado de la fortuna y tiene que ver como viven y como vivir sin ser el uno por ciento de la población.

Para el deleite de sus 10 millones de seguidores en las redes sociales Jaime también prepara el estreno de My Boyfriend's Meds (Los medicamentos de mi novio) al lado de Sandra Echeverría.  Una comedia donde la trama nos lleva a un viaje de una pareja enamorada pero las sorpresas que se llevan cuando el ‘galán’ olvidó sus medicamentos en casa y surgen síntomas, síndromes que dejaran ver ese camino nuevo para el romance.

Jaime Camil tiene energía, motivación y deseos de seguir dándonos muchas horas de risas y encanto a través de su carrera.