Jay Hernández, el nuevo Magnum, visita Comic-Con

by Gabriel Lerman July 20, 2018
Actor Jay Hernandez

dia diasupil/getty images

Tal vez sea un reflejo del cambio que se está produciendo en la industria televisiva norteamericana o quizás sea el producto de su propia evolución personal, desde que se tuvo su primer papel protagónico en 2001 como un estudiante latino que se enamora de una adolescente anglosajona (Kirsten Dunst) en la tierna Crazy/Beautiful. Lo cierto es que Jay Hernández es la opción perfecta para darle nueva vida a Thomas Magnum, el icónico investigador privado que encarnó Tom Selleck durante 8 temporadas en la década del '80 y que es el personaje principal en la nueva P.I.Magnum que CBS estrenará el 24 de septiembre en Estados Unidos. Este hijo de un mecánico y una secretaria nacido en Montebello, California, 40 años atrás, y que es cuarta generación de mexicoamericanos llegó a San Diego para presentar el show en Comi-Con e hizo una pausa para dialogar con los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood sobre esta gran oportunidad: "sinceramente yo no lo veo como un Magnum latino", aclaró, porque es parte de la experiencia norteamericana. Este es un país diverso en el que hay muchos tipos de gente. Mi hermano acaba de jubilarse de la armada, para la que trabajó 22 años. Yo estoy interpretando a alguien que integró la fuerza de operaciones especiales de la Marina y él lo hizo en la vida real. Se pasó muchos años lejos de su familia. En cualquier caso, poder interpretarle es un honor, y además creo que no hay una sola versión de lo que es un norteamericano, sobre todo en estos tiempos polémicos. Me parece muy bueno que haya una representación que vaya en contra de mucha de la retórica que se escucha en estos dias", señaló.

Hernández, que fue descubierto por un agente en un elevador cuando acompañaba a sus padres cuando era adolescente, tiene una larga carrera que incluye protagónicos en la franquicia de Hostel y el papel de Diablo en la exitosa Suicide Squad, explicó que muchas veces se perdió grandes oportunidades por ser un actor latino: "si te fijas en la mayoría de los papeles que he hecho, ninguno fue escrito para un latino. Si hubiera tratado de conseguir papeles hispanos, hubiera hecho de pandillero una y otra vez. Me pasé años en mi carrera diciéndole que no a esa clase de personajes. He luchado mucho para ser el protagonista en un mundo en el que las personas de color no tenían esas oportunidades. Creo que ahora las cosas han cambiado y el hecho de que yo sea Magnum P.I. dice mucho sobre el rumbo que está tomando la industria, aunque para mi sea simplemente una representación más honesta de quienes somos como país".