Juana Viale: "Ojalá Edha sea una ventana"

by Gabriel Lerman April 20, 2018
Actress Juana Viale

Marcelo Endelli/Getty Images

Es la cara de Edha, la primera serie producida integramente en Argentina por Netflix, en la que de la mano de Daniel Burman, director de películas como El abrazo partido, El nido vacío y Derecho de familia, encarna a una famosa diseñadora de modas. Pero para los residentes de ese país, Juana Viale es también objeto de fascinación, no sólo por una larga carrera que incluye trabajos como Las viudas de los jueves, Mala y Mariel espera en cine y Estocolmo (también disponible en Netflix), Malparida y Mujeres asesinas en televisión, sino por pertenecer a una remarcable familia artística que incluye a su abuela Mirtha Legrand, su abuelo francés Daniel Tinayre, y sus tíos abuelos José Martínez Suárez (director de Los muchachos de antes no usaban arsénico) y Silvia Legrand, quien trabajó con Mirtha en innumerables éxitos del cine argentino de la época de oro.

¿Estaban conscientes mientras grababan Edha que esta serie iba a ser vista no sólo en Argentina sino en todo el mundo?

No. Voy a hablar de una manera más personal pero creo que es un poco un pensamiento colectivo con mis compañeros de trabajo porque en la diaria uno se mete en el mundo que está creando, en el mundo Edha, o en el caso de Teo y Sofía en el otro mundo... Yo creo que en la diaria te olvidás un poco de todo eso porque tu realidad se convierte en lo que estás haciendo, que es independiente de a dónde va a salir. Uno se involucra en una historia que es como tu realidad y no va más allá de eso.

¿Cuándo te llegó la propuesta que era lo que te interesaba, el tema en sí o trabajar con Daniel Burman?

Fue como un combo. A mí cuando me convoca Daniel yo no sabía ni siquiera que era para Netflix y luego me cuenta la estructura básica de la historia, no se mete en detalles pero para mí que Daniel Burman me haya llamado para protagonizar la serie era un honor, un orgullo. Daniel es un director al que respeto muchísimo. Tiene una filmografía que es muy interesante, de un cine que a mí me encanta. Cuando me convocó, más allá de la historia, fue como "lo que sea, me encanta trabajar contigo", y después empezó a tomar relevancia esta historia, con cada vez más detalles, con este mundo oscuro, esas preguntas que Edha, el personaje, tenía y que todavía no podía resolver y bueno, me fue atrapando de lleno.

¿Qué opinas del retrato que hace Edha, la serie, de la Argentina? Lo que se percibe es esta gran contradicción entre los que tienen y los que no. ¿Te parece que es fidedigno a como es tu país hoy en día?

Sí, yo creo que no sólo en la Argentina, vivimos en un mundo donde en muchos sectores existe la marginalidad y la ilegalidad. Hoy en día en nuestro país estamos tratando el tema de la legalización del aborto, estamos hablando de que hay cargamentos de marihuana de más de 800 kilos que fueron incautados por la policía y han desaparecido. Yo creo que existe la marginalidad. ¿Se muestra? Si. Yo creo que hasta a veces fuimos bastante benevolentes.

¿Te parece que hay una intención de denunciar este trasfondo de los talleres clandestinos en el mundo de la moda o es simplemente un elemento dramático para justificar la trama?

Yo creo que no hay ninguna intención de meterse a destapar, porque es una olla que ya está destapada hace tiempo. Hubieron muchos casos en las tapas de los diarios durante mucho tiempo del tema de los talleres clandestinos y también no ha sido solamente en Argentina, se ha sabido que grandes marcas internacionales de indumentaria tienen talleres no sólo en su país sino en otros países y si no son clandestinos, rozan la ilegalidad por el precio de la mano de obra o las condiciones bastante críticas en las que se emplea a la gente que va a trabajar. Yo creo que la gracia de poder sentarse a escribir una ficción es que te da la apertura de poder reflejar una realidad, e intensificarla. No hay un parámetro en cuanto a lo creativo mientras sea verosímil si queremos contar una historia verosímil. No creo que Edha vaya con la bandera de la denuncia

¿Cómo fue tu preparación para encarnar a Edha?

Tuve una preparación de técnica porque más allá de lo que uno pueda conocer en cuanto a moda, existen detalles de cómo se diseña, de las distintas telas, de cuántas prendas se diseñan para una colección y por qué. Tuve clase de origami, de dibujo. Hay muchas cosas técnicas que por ahí pasan desapercibidas y parece que es una mujer que se maneja con tanta comodidad en ese medio por lo mismo, por la técnica que tuve para el aprendizaje pero después en cuanto a la parte psicológica tuve una charla con Daniel de cómo preparábamos la curva del personaje, cómo íbamos a mostrar a esa mujer fría, inexpresiva, altruista, desconfiada, cómo íbamos a empezar a desnudarla psicológicamente para poder ir viendo la progresión del personaje. Ayer justamente fui a una charla a escuchar a Yasmina Reza y a Oscar Martínez y hablaban de la composición de sus obras y Yasmina decía una cosa muy genial: “yo quiero a mis personajes y en cada personaje mío le pongo un poco de mi neurosis y mis obsesiones”. Es así. A uno como actor le llega un marco del personaje, cpero luego eso como actriz lo pasás a una tridimensionalidad al encarnarlo.

A scene from the Netflix series "Edha"

Juana como Edha en una escena de la serie Netflix.

netflix

 

Eres una actriz muy famosa en Argentina pero no tan conocida en el exterior, lo cual es fabuloso cuando te vas de viaje y no te reconocen pero esta serie puede cambiar eso. ¿Te interesa tener experiencias cinematográficas o televisivas en otro país?   

Sí, me encantaría. Ojalá Edha sea una ventana para que otras personas del medio lo vean y me convoquen. Yo creo que el métier del actor es ser un poco un itinerante. No tenemos nuestra oficina de 9 de la mañana a 6 de la tarde en el mismo lugar nunca. Yo he trabajado en Argentina, en Chile y Uruguay haciendo teatro, he viajado mucho pero nunca me han convocado para ir a trabajar en el exterior para una serie o para una película, lo cual si me encantaría. Soy una trotamundos.

¿De qué manera te estimula trabajar con actores como John Cusack y Geraldine Chaplin, que vienen de otro medio?  

Mirá, yo me he criado en una familia de artistas, desde mi abuela, mi abuelo, mi tío abuelo, donde todos han sido actores, directores de cine, maestros de directores, mi tío abuelo es el director del Festival de Cine de Mar Del Plata, en la casa de mi familia nosotros nos juntamos y se respira cine, charlamos mucho de las puestas, de los directores, de quién hizo tal película, es como una constante y creo que siempre estuvo latente en mi el hecho de poder viajar, trabajar y descubrir otra lengua, otra cultura, otras historias y encima estar haciendo lo que a uno le gusta.

¿Sientes que en Argentina no te entienden? Me imagino que tuviste que luchar contra los prejuicios para demostrar tu talento, a pesar de que tu abuela es una gran actriz y tuvo una gran carrera antes de su trayectoria televisiva.

Lo único que te corregiría es que en vez de decir "tuviste", porque es una continuidad. Es tengo y tendré que luchar contra grandes prejuicios, porque creo que el mal entendimiento de las otras personas deviene mucho también de lo que consumen y hay una prensa, unos programas y una televisión que es muy chata, donde mismo la gente piensa que mi abuela está hace 10 años haciendo televisión y mi abuela tiene una trayectoria que comienza a sus 14 años haciendo su primera película, mi abuelo ha sido un director de cine reconocidísimo y que solamente las personas que entienden de eso son las personas que se acercan a mí y me dicen “Yo he trabajado con tu abuelo o en la universidad estuvimos hablando de tu abuelo”, mi tío José también tiene una trayectoria... El mundo del aquí y el ahora cierra las cabezas como una nuez pero yo no puedo hacer nada al respecto.

Es curioso que en otros países no se olviden de Mirtha Legrand como actriz, algo que no necesariamente ocurre en Argentina...

Eso es maravilloso. Nosotros tendemos a juntarnos en familia bastante a tomar el té, a charlar y contar anécdotas, siempre la mesa la preside mi abuela, con mi tía abuela y siempre está mi tío Josecito y las anécdotas que tienen del cine argentino no tienen nombre, son los tés más maravillosos de los que he participado. Mi abuela cuenta anécdotas de los vestuarios, de cuando antes en la época de oro del cine argentino se invertía un dinero que ya no es posible en nuestra realidad, los vestuarios eran de alta costura y la verdad es que si, qué suerte que tengo yo de tener la posibilidad de tener una abuela que me cuente las anécdotas y no vivir de los prejuicios de la gente

Has hecho algunas villanas memorables, ¿cuál es la clave para ser un buen villano?

La impunidad. La villana puede hacer lo que quiera, cuando quiera y no tiene ningún tipo de remordimiento. Encarnarla es muy entretenido. Hay villanos en la vida real pero creo que la impunidad es una herramienta muy interesante para tenerla en cuenta cada vez que hago de la mala.