La 15 edición de Animayo celebra el papel de la mujer en la animación

by Rocio Ayuso May 21, 2020
Cinemayo 2020

La 15 edición de Animayo está teniendo lugar contra viento y pandemia. Lo único que ha variado es que esta muestra animada canaria tuvo que modificar su formato convirtiéndose en la primera realizada en una plataforma 100 % virtual, un hito en la historia de los festivales de animación y efectos visuales. Todos sus invitados, concursantes y ponentes acudieron a este foro sin dejar sus hogares, participando en el café animado mediante sus avatares y compartiendo así sus historias y sus trabajos. Una plataforma donde la HFPA fue invitada y desde la que tuvimos la oportunidad de conversar con cuatro mujeres destacadas de la animación española. Ellas son Lorena Ares, directora de animación de Aventuras de un hombre en pijama; Argentina Oliva, supervisora de producción de Mondo TV; Marina Soto, del departamento de contratación en DreamWorks, y Mercedes Rey, directora de relaciones institucionales de la universidad U-tad. Todas ellas dispuestas a charlar sobre la presencia de la mujer en la animación, como industria y como arte.

The women of Cinemayo 2020

Marina Soto, Argentina Oliva, Lorena Ares, y Mercedes Rey.

 

¿Sigue siendo necesaria esta conversación?

Lorena Ares: Yo no he tenido problema como mujer ni en temas de brecha salarial ni para obtener trabajo, pero lo bueno de estas conversaciones es que nos dan más visibilidad. Los grandes nombres de la animación son todos hombres, Walt Disney, (Hayao) Miyazaki, los ‘Nine Old Men’ y, más recientes, Brad Bird, (Genddy) Tartakovsky, Wes Anderson… Parece que las mujeres no han hecho más que aparecer, Jennifer Lee con Frozen, Brenda Chapman con Brave, Nora Twomey con The Breadwinner, Jennifer Yuh Nelson con Kung Fu Panda 2 y 3… Pero claramente no estamos a la misma altura así que estos paneles nos dan visibilidad. El año pasado descubrí en uno de estos foros a Alice Guy-Blaché, pionera que introdujo la narrativa en el cine, y a Lotte Reiniger, la primera persona que hizo películas de animación con siluetas, nombres que casi desconocemos.

Argentina Oliva: Estoy totalmente de acuerdo con Lorena. Además, hoy sabemos lo importante que es la visualización de mujeres en puestos directivos para que otras mujeres opten por llegar a esos trabajos. La igualdad es una lucha de la que estamos viendo sus frutos, pero hacen falta muchas más.

Marina Soto: A todas nos gustaría que llegue un día que esto no sea noticia y no tengamos que discutir de las mujeres en la industria de la animación, pero por ahora es totalmente necesario. Es verdad que ha mejorado muchísimo y de hecho la gran mayoría de los becarios en DreamWorks son mujeres. Pero no se trata solo de mujeres en la industria de la animación sino de que lleguen a posiciones creativas y de poder.

Mercedes Rey: En la U-tad tenemos más alumnas que alumnos en el área de animación y diseño digital, aunque eso no se da ni en vídeo juegos ni en ingeniería de programas. Pero si en las áreas artísticas donde se ha notado un cambio muy importante.

¿También se ha notado a la hora de dar el salto al mercado laboral?

Mercedes Rey: La verdad es que sí, que están teniendo la misma acogida. Esta es una industria donde buscan talento y lo que mejor se adapta al puesto. Aunque las mujeres ofrecen perfiles más artísticos.

Marina Soto: En eso es curioso porque es verdad que los departamentos de arte y story cuentan con muchísimas mujeres pero si hablamos de departamentos más técnicos como rigging o efectos, ahí queda muchísimo todavía hasta llegar a la paridad o al menos a un porcentaje comparable.

Donde sí existe una fuerte presencia de las mujeres en animación es en la producción.

Argentina Oliva: Tanto en España como a nivel internacional, en el ámbito de la producción la mujer ha copado muy bien el espacio. En 2018 en España casi el 70 por cien de las mujeres en esta industria estaban trabajando en dirección de producción. Es un problema de gestión de proyectos. La presencia de la mujer estaba ya muy establecida en el ámbito de la gestión de proyectos y dar el salto al ámbito de la animación no costó demasiado. Es más difícil hacerlo en nuevas áreas como animación, en todas las áreas creativas, de guion, dirección y demás, donde estamos muy lejos de alcanzar la paridad.

Lorena Ares, vas a dirigir próximamente Hanna y los monstruos. ¿Por qué no hay más mujeres en la dirección?

Yo siempre he querido animar y punto. De repente me propusieron dirigir animación y me puse y ahora me han propuesto dirigir una película. Creo que si vas trabajando, estas cosas van surgiendo. Yo no he encontrado cortapisas en la industria de la animación. Siempre me he sentido apoyada pero también me gusta salir de la zona de confort.

¿Quizás sea esa otra de las cortapisas, una autocensura que impida dar el salto ante la falta de ejemplos?

Argentina Oliva: Efectivamente es muy importante visualizar esos ejemplos para que una mujer pueda llegar a esos puestos. Pixar suspende en perspectiva de género, un estudio formado por hombres que no dan opción a que se produzca una identificación femenina.

Tras el fiasco de Brave, pensada como la primera película animada de estudio dirigida por una mujer pero que acabó siendo realizada por un hombre, Pixar pasó a incluir casi siempre a una mujer como productora.

Argentina Oliva: Es un gesto que nos acerca a la victoria que será la igualdad real en todas las áreas de la animación. Pixar hizo un lavadito de cara al incorporar mujeres, pero falta esa película dirigida por una mujer. Ahora en cada producción hay una mujer y eso es muy importante pero más lo será cuando estemos incluidas en todas las áreas creativas.

Marina Soto: DreamWorks ha sido y sigue siendo una de las empresas donde hay más mujeres en puestos de liderazgo creativo. Eso me asombró desde que llegué, hace 10 años, hasta ahora, con Abominable donde el 80 por ciento de los puestos de liderazgo estaba ocupados por mujeres incluida la co directora (Jill Culton). Uno de los momentos en los que sentí más orgullosa porque eso es raro.

¿Qué es lo que os llevó al campo de la animación?

Mercedes Rey: Mi marido y yo llevamos trabajando juntos toda la vida y siempre que nos hemos lanzado a un proyecto lo hemos hecho juntos. Ignacio (Pérez Dolset) es la persona de las ideas y yo genero la parte de negocio y de construcción de los equipos. Mi marido me ha ido arrastrando a esta industria.

Marina Soto: Yo siempre supe que quería dedicarme a algo creativo. No sabía que la animación era un trabajo. Y esta es ahora una de mis misiones, contar a otras mujeres que esto es un trabajo y te puedes ganar la vida muy bien. Yo comencé en la productora BRB para ganarme la vida, pero me quedé enamorada. Acabé mi carrera por mis padres, pero nunca ejercí porque nunca miré atrás. Preferí dedicarme a la animación donde encontré a mi familia y al 90 por ciento de mis amigos.

Argentina Oliva: Con mi pareja de entonces creé mi primer estudio haciendo identificativos para televisión, donde cogí mucha experiencia. De ahí pasé a ser productora ejecutiva con una empresa de producción canaria y de ahí a Mondo TV.

Lorena Ares: Llevo ya 19 años trabajando en animación y todo se lo debo a La sirenita. Aluciné. A mi me gustaban los musicales y La sirenita lo tenía todo. Si me gusta dibujar y me gusta actuar, esto es lo que quiero hacer, me dije. Y luego descubrí que había un español, Raúl García, trabajando en Disney y fue mi inspiración. ¡Si hay un español igual yo también puedo conseguirlo! En este trabajo también conocí a m pareja, Carlos Fernández de Vigo. Ahora las nuevas generaciones lo tienen mucho más fácil porque hay muchas más posibilidades y escuelas en las que aprender, pero a mi de la animación no me sacan ni con pistola.