La animación española toma la delantera en “Love, Death + Robots”

by Rocio Ayuso March 15, 2019
A scene from The Dump, from the Love, Deatha nd Robots series, 2019

Una escena de The Dump, de Javier Recio.

netflix

Tim Miller, director de Deadpool, describe su última producción como “una carta de amor a los frikis”. Habla de Love, Death +Robots la antología animada que junto con David Fincher ha producido para Netflix. Un total de 18 cortometrajes (no los llames episodios si no quieres enfadar a Fincher) unidos por un solo deseo: ofrecer animación de calidad a un público adulto. Un proyecto internacional tira hacia España. Cinco de estas historias cuentan con un español como director. Alberto Mielgo está detrás de The Witness, Victor Maldonado y Alfredo Torres dirigen When the Yogurt Took Over, Three Robots y Alternate Stories, y Javier Recio dirije The Dump. Tuvimos la oportunidad de hablar con Recio, candidato al Oscar con el cortometraje La dama y la muerte (2009), y con Ramón Giráldez y Carlos Tschuschke, socios del estudio Able & Baker encargados de la producción, sobre esta innovadora apuesta animada.

 

¿Cómo llegáis a formar parte de este innovador proyecto animado?

Javier Recio: Otro animador español, Carlos Baena, nos habló de ello cuando estaba en el aire rodeado de todo el secreto del mundo. Necesitaban un director y un estudio y nosotros teníamos ganas de participar en algo distinto, en animación para adultos. Cuando nos pasaron el guión vimos lo complicado que podía ser a todos los niveles pero que lo podíamos hacer y preparamos un pitch que superó la prueba. Yo entonces vivía en Nueva York pero en dos semanas estaba en Madrid para empezar el trabajo.

Carlos Tschuschke: Entre pre producción y postpro nos llevó algo más de 10 meses, al principio y al final con un equipo muy reducido de quizá cuatro personas y durante los seis meses de producción éramos unos 25 a 30.

¿Cuál fue la relación con Tim Miller y David Fincher?

No sé si otros equipos tendrían una relación más directa. Nosotros con Fincher no tuvimos mucha.

Ramón Giráldez: Con Tim Miller sí. Estaba muy ocupado con Terminator: Dark Fate pero recibíamos sus notas sobre el story o manteníamos vídeoconferencias.

JR: Una vez que el pitch fue aprobado, que vendimos la estética y todo eso, tuvimos bastante libertad. Hubo mucho margen y mucha confianza aunque naturalmente había también muchos controles.

De todos los cortometrajes The Dump es el que tiene un estilo menos realista.

JR: Nosotros no sabíamos lo que hacía el resto. Lo vimos a posteriori que el estilo dominante era más realista. Quizá habríamos hecho algo diferente de haberlo sabido. Pero hicimos lo que nos gustaba, lo que iba con el guión y que sabíamos que técnicamente iba a ser difícil pero que podríamos hacerlo.

RG: Le dimos también un look que nos identificara como estudio. No queríamos hacer un corto “como el de” o “que se parece a”. No quisimos influenciarnos.

CT: El guión nos vino dado así que si queríamos darle un toque personal tenía que ser en lo visual. Si nos hubieran impuesto un guión y un look entonces habría sido más un trabajo de servicio pero no fue eso.

Es sorprendente la gran presencia española en este proyecto.

JR: Sí que es curioso porque es un producto internacional con 18 cortos en total y 5 de esos cortos son de equipos españoles en su dirección y cuatro de producción.

¿Coloca esto la animación española en otro nivel?

RG: No se trata de ponerla en otro nivel. Ayuda a que se vea. Son muchos los profesionales españoles que han encontrado en los grandes estudios una oportunidad de demostrar de lo que son capaces. El nivel está ahí. Y me gustaría añadir que el auge animado no es solo a nivel español sino hispano. He tenido la suerte de trabajar en Argentina con CondoritoMetegol y he podido comprobar que existe también un gran talento en países como Argentina, Colombia o Brasil.

 ¿Veis Love, Death & Robots como una revolución en el mundo de la animación?

JR: Netflix está cambiando las reglas del juego. Este proyecto nunca se habría producido para salas comerciales. Iniciativas como esta, como Spider-Man: Into the Spider-Verse son ejemplos de que no solo ahora hay más animación sino que es más diversa.

 ¿El Heavy Metal del nuevo milenio?

JR: No sé si compararlo a Heavy Metal porque esa película fue un fracaso. No llegó a cuajar. Pero ahora sí que funcionará porque hay más adultos que ven animación, que nos hemos criado viendo Family Guy, Los Simpsons o Akira y no identificamos que la animación sea un medio solo para niños. Siempre seguirá existiendo una animación para la familia pero proyectos como Love, Death & Robots abrirán una brecha que nos permitirá ver en paralelo cine de animación para adultos.

RG: Love, Death + Robots romperá el eterno tabú que considera la animación como un género en lugar de verlo como una técnica donde caben todo tipo de historias. Y ese es el Santo Grial de la animación.