La animación iberoamericana deja su huella en el Festival de Annecy

by Rocio Ayuso June 15, 2019
Conclusion of the Annecy Festiva, 2019

rocio ayuso/hfpa

La participación de iberoamericana en el Festival internacional de cine de animación de Annecy fue este año muy importante. Y más aún la huella que han dejado sus producciones y sus profesionales en la que es considerada la mayor cita anual del mundo de la animación. En el campo del largometraje los principales galardones fueron para la película francesa I Lost My Body que ganó el preciado Cristal del jurado y el premio del público. Pero fue la coproducción española Buñuel en el laberinto de las tortugas de Salvador Simo la que se llevó la mención de honor para una historia real basada en el rodaje de Las Urdes: Tierra sin pan, documental que Luís Buñuel acometió en 1933 en una de las zonas más pobres de España.

El filme rodado con técnicas tradicionales de animación y que se estrenará el próximo 16 de agosto en Estados Unidos también consiguió el premio a la mejor banda sonora para Arturo Cardelús.

Otro de los principales galardones de este certamen animado que presta una especial atención a los cortometrajes fue para el corto portugués Tío Tomás-A contabilidade dos dias. Dirigido Regina Pessoa el cortometraje exquisitamente dibujado obtuvo el premio del jurado además del de mejor banda sonora de corto con esta oda al tío de la realizadora, que la enseñó a dibujar. Y la coproducción argentino-francesa Drive, dirigida por Pedro Casavecchia, obtuvo el premio a la narrativa.

Pero no todo se quedó en los premios. Otra de las novedades que aportó la fuerte presencia iberoamericana en el Festival fue el anuncio de colaboración entre Annecy y las jornadas mexicanas de la animación Pixelati con el lanzamiento de Short Way. Se trata de una iniciativa pensada para fomentar la producción de cortometrajes animados por parte de creadores latinos.

La convocatoria oficial tendrá lugar durante la celebración de Pixelati en Cuernavaca, México, el próximo septiembre. Como dijo Geraldine Baché, jefa de proyectos del mercado de la animación en Annecy, durante la presentación, “aunar fuerzas con Pixelati en aventuras más creativas que comerciales tiene todo el sentido del mundo” subrayando así el deseo de fomentar la mejor tarjeta de visita de un animador, que es su cortometraje.

El festival de Annecy también fue el perfecto marco para la presentación del Libro blanco Quirino de la animación latinoamericana, una radiografía del sector de la animación en los 23 países que comprender la región iberoamericana. Se trata de una iniciativa de los Premios Quirino de la animación Iberoamericana que ya preparan su tercera convocatoria. No todo es bueno y el estudio incluye un capítulo dedicado a la situación de las mujeres directoras en la animación iberoamericana donde los datos son a alarmantes ya que menos de una veintena de los cerca de 300 filmes de los que se tiene registro de estreno en esta región han sido dirigidos por mujeres.

El plato fuerte de la animación iberoamericana en Annecy llegó a esta localidad a la sombra de los Alpes de la mano de un español, Sergio Pablos, al frente de una de las producciones animadas más esperadas del año. Se trata de Klaus,  historia de origen de uno de los personajes más internacionales que existen, Santa Klaus, que Pablos ha producido en su estudio en España para Netflix.

El filme grabado en inglés y que contará con estreno estadounidense con intenciones de cualificar para los diferentes galardones mostró en Annecy un esperado “work in progress” en una de las sesiones más atendidas del festival. “La idea no es recuperar la animación tradicional si no mostrar su evolución”, indicó Pablos a los asistentes sobre un filme rodado con técnicas de animación 2D, algo inusual en un filme de este alcance. “Yo también me pasé al CGI con la llegada de la animación por ordenador”, recordó el que trabajó en los estudios Disney durante su segunda edad de oro antes de ser co creador de Despicable Me. Pero como añadió el realizador madrileño hay que ver siempre cuál es el mejor medio par la historia.

Otro largometraje con director iberoamericano también presente en Annecy y curiosamente también parte de la programación de Netflix fue Pachamama. En este caso se trata de una producción francesa bajo la dirección del argentino Juan Antín donde su temática no puede ser más latina, centrada en la llegada de los conquistadores a un pueblo inca. “Vine a Annecy por primera vez en 2004, con mi primera película y desde entonces vengo todo lo que puedo. Me encanta este festival. Es la cita mundial de la animación donde puedes ver todo lo que se hace en el mundo y que además se celebra en una ciudad con tan buena onda que vas coincidiendo por la calle con todos tus ídolos”, describió el realizador a la HFPA.