“La casa de papel es ficción anglosajona con personajes españoles”

by Rocio Ayuso July 23, 2019
Money Heist Director and showrunner Alex Pina

Alex Pina, productor, guionista y director de "La casa de papel"

Sylvain Lefevre/getty images

Alex Pina (Pamplona,1967) fue durante años periodista y luego se pasó al campo de la televisión donde es productor, escritor, creador, guionista y director de series como “Vis a Vis”, “Los hombres de Paco”, “El barco” o “Los Serrano” de gran popularidad en España. Pero ha sido el éxito internacional de “La casa de papel” con el que ha roto la banca. El  arranque de la tercera temporada de este atraco perfecto a la casa de la moneda de Madrid es el momento ideal para hablar con la Hollywood Foreign Press Association del antes y el después que ha marcado el éxito de esta producción, la serie de habla no inglesa más vista en la historia de Netflix.

La casa de papel cuenta en esta temporada con los presupuestos más altos por episodio de la televisión en España. ¿Aumenta esto la presión?

Siempre hay dos caras en la moneda. Con más presupuesto tienes una mayor facilidad para hacer cosas que antes también hacías pero con menos y con más presión para que quedaran bien. Cuando haces una serie complicada, de factura alta, trabajar con bajos presupuestos hace que todo sea un ejercicio para que quede bien. Pero la otra cara es que con otros presupuestos hemos subido muchísimo el listón a la hora de escribir. Hasta ahora teníamos un techo de presupuestos españoles que ahora hemos podido elevar y con el que hemos hecho los guiones muy complejos. Nos hemos puesto el listón muchísimo más alto. Vale, la presión subió pero porque hemos hecho cosas muchísimo más complicadas que no sabíamos si quiera si podríamos rodar. Siempre nos complicamos la vida. No somos gente fácil.

¿Cómo les ha afectado la acogida internacional de la serie?

A medida que creció el recibimiento de la prensa internacional y el número de fans en todo el mundo nos entró el vértigo porque la situación se volvió un poco la locura. Los tatuajes de los personajes de “La casa de papel” en el carnaval de Río, las pancartas en los campos de fútbol de Francia, fans en Arabia Saudí, en Turquía, en Israel y, por supuesto, en toda Latinoamérica. En ese sentido si que te hacen sudar porque te sientes más responsable y te vuelves todavía más autocrítico. Hemos tenido muchas versiones de guión, hemos trabajado todo muchísimo porque cuando has idealizado una serie se produce con más facilidad el efecto decepción y hemos luchado mucho contra ello. Esta es una temporada muy buena porque hemos estado muy alerta.

¿Cuánto tiene que ver el salto geográfico de la trama en esta temporada con el fenómeno internacional en el que se ha convertido la serie?

Las decisiones que tomamos son narrativas y tienen que ver con los personajes de los que partimos, un grupo de millonarios esparcidos y escondidos por el mundo. Quisimos mostrar una situación muy nueva a las anteriores temporadas de “La casa de papel” que eran claustrofóbicas, siempre en interiores y en un ambiente de alta tensión. Quisimos partir de un sitio visualmente diferente. No tiene que ver con el éxito sino con la propia  narrativa de lo que estamos contando.

¿Hay una punzada mayor de orgullo por ser un éxito español y en español?

Sí, claro. Pero además hay algo que es inherente a la propia serie. Es cierto que pertenece a un género como el atraco perfecto pero latinizado o pasado por el tamiz español con unas emociones mucho más poderosas con una comedia en muchos casos surrealista con totalmente española que arrastramos desde los grandes maestros como José Luís García Berlanga que rozan el género negro es una mezcla de muchas cosas. “La casa de papel” es una ficción de arquitectura anglosajona con personajes y situaciones totalmente españolas. Y eso es lo que le ha dado la diferencia, entretenimiento puro con mensaje de calado debajo y que además emociona o conmueve por los personajes hispanos, españoles y latinos.